Celebramos el décimo aniversario del estudio MAPPA

El estudio que nació de la pasión por crear anime y que ha acabado convirtiéndose en un gigante de la industria

0

Hoy venimos a celebrar el décimo aniversario del estudio MAPPA con un pequeño viaje por su historia para ver cómo han evolucionado. Repasaremos sus mejores trabajos y comentaremos qué es que lo hace especial.

Aunque es un estudio bastante mozalbete, con solo 10 años a sus espaldas, está claro que no ha desaprovechado el tiempo. En la actualidad se habla mucho de ellos por sus adaptaciones de Jujutsu Kaisen y la temporada final de Ataque a los Titanes. Sin embargo, estos son solo la punta del iceberg de un recorrido rico y fructífero a cada paso.

Los orígenes de MAPPA

MAPPA en realidad son las siglas de Maruyama Animation Produce Project Association. El nombre viene dado por su fundador, Masao Maruyama, un veteranísimo que lleva cerca de 60 años en la industria. Maruyama comenzó como animador allá por los años 60 en el estudio Mushi Production, del legendario Osamu Tezuka. Cuando esta compañía se fue a pique, se embarcó junto con varios compañeros en la aventura de formar un nuevo estudio. Estamos hablando del nacimiento de Madhouse. En su nueva casa y trabajando como productor, Maruyama extendió su influencia a lo largo y ancho de la industria hasta convertirse en toda una eminencia.

Con los años, Madhouse creció, se endeudó y no pudo evitar sufrir cambios bastante significativos. Estos cambios hicieron que Maruyama dejase de sentirse a gusto con la deriva de la compañía. Por eso, en 2011 decidió marcharse y crear un nuevo estudio en el que buscar mayor libertad creativa. Aquí es donde comienza la historia de MAPPA.

La ambición de Maruyama

Tenemos la mala costumbre de olvidarnos de la importancia que tienen los productores a la hora de crear anime. Pero la carrera de Masao Maruyama y su relevancia en la identidad de MAPPA es algo que no se puede ignorar. Él ha sido durante décadas uno de los pilares de la industria. Ha allanado el camino a un sinfín de directores y animadores. Es, de hecho, uno de los principales responsables del ascenso en las carreras de directores como Satoshi Kon o Mamoru Hosoda, y por su mesa de trabajo han pasado proyectos del calibre de Death Note, Monster, Black Lagoon o Trigun, por mencionar solo unos pocos. Tal ha sido su peso en la industria que, sin él, probablemente el panorama no sería el que conocemos a día de hoy.

Sin embargo, quizás lo que resulte más inspirador de esta persona es su afán por crear obras interesantes y originales que vayan más allá del mero entretenimiento. Esta mentalidad fue la que dio vida a MAPPA. Desde su comienzo, el estudio dejó claro que no tenía intención de perder mucho tiempo en refritos genéricos. Había nacido como un lugar en el que dar cabida a creadores dispuestos a hacer animes de calidad y que valiesen la pena.

Los primeros años

Conociendo la personalidad y el calibre de su fundador, no debería extrañarnos que MAPPA iniciara su incursión en la industria con un proyecto ambicioso que suponía toda una declaración de intenciones. Así, en 2012 y con la ayuda de Tezuka Productions, vio la luz su primera serie de anime: la adaptación del manga Sakamichi no Apollon. Se trataba de una historia sobre música, amistad y romance de estudiantes de instituto. Un planteamiento que suena bastante típico hasta que nos percatamos del detalle de que la serie está ambientada en el Japón de los años 60.

historia estudio MAPPA Sakamichi ni Apollon
La historia del estudio MAPPA | Sakamichi no Apollon

Aunque lo realmente impactante es que para el proyecto consiguieron reclutar a la pareja de lujo formada por el director Shinichiro Watanabe y la compositora Yoko Kanno, dos de los principales responsables de la alabada Cowboy Bebop. Sakamichi no Apollon quizás no tuvo unas ventas astronómicas, pero es uno de los títulos mejor valorados de su género.

MAPPA tenía intención de continuar con la misma mentalidad de trabajo durante años, pero antes de avanzar había que atar algunos cabos sueltos. Cuando se creó el estudio, este absorbió personal de Madhouse y también heredó alguno de sus proyectos. Uno de ellos fue Hajime no Ippo: Rising (2013), la tercera temporada de este spokon de boxeo que es un referente absoluto en el género.

Tras Hajime, MAPPA volvió a las andadas con otro proyecto muy sugerente: Zankyō no Terror. De nuevo, con la implicación de la dupla Shinichiro Watanabe y Yoko Kanno. Esta vez se trataba de una historia original, un thriller policial con una pareja de adolescentes terroristas como protagonistas. El anime tenía un acabado exquisito y sigue siendo a día de hoy uno de los mejores títulos del estudio, aunque no triunfó tanto como algunos esperaban.

historia estudio MAPPA Zankyō no Terror
La historia del estudio MAPPA | Zankyō no Terror

Un MAPPA dispuesto a probar de todo

Durante su primer lustro de vida, MAPPA parecía decidido a demostrar que no importaba el estilo o el género, sino el potencial de la obra. Como prueba, en 2014 vio la luz el primer anime de Garo, que tuvo la valentía de adaptar una popular serie tokutatsu de imagen real. La serie también sirvió como campo de pruebas en el que formar al equipo de animación 3D del estudio, algo en lo que MAPPA lograría destacarse con los años.

Otro título inesperado fue Shingeki no Bahamut: Genesis (2014), que adaptaba un videojuego de cartas coleccionables de la compañía Cygames. Este tipo de series suelen tener como objetivo fundamental la promoción del producto original y eso no parecía cuadrar mucho con el espíritu de MAPPA. Sin embargo, se tomaron tanta libertad que prácticamente podría considerarse una historia original. Grandes diseños, una animación espectacular y mucho mucho carisma catapultaron a la fama una obra que a priori parecía que no tenía demasiado de donde rascar.

Su siguiente trabajo, el anime original Punch Line (2015), nos engañó con su apariencia de comedia ecchi sobre bragas. En realidad nos encontrábamos con una sorprendente y sólida historia de ciencia ficción y superpoderes. Su animación llena de vitalidad y su estética colorida consiguieron atraer unas cuantas miradas. La trama fue lo que los convenció de que era un anime que valía la pena.

Ese mismo año también vio la luz la adaptación de Ushio to Tora, un manga shōnen de los años 90 medio olvidado por el paso del tiempo. Aunque contaba con la potente dirección de Satoshi Nishimura (Trigun, Hajime no Ippo) y otros responsables de Hunter x Hunter (2011), adaptar un manga antiguo no estaba exento de riesgos. Sin embargo, a MAPPA nunca le ha temblado el pulso ante la oportunidad de recuperar una gran obra del pasado.

2016, el año de los cambios

Llegó 2016 y MAPPA hubo de enfrentarse a varios acontecimientos críticos. Tras cinco años de vida, el estudio había cogido carrerilla y crecía por momentos. Eso significaba que contaban con más recursos con los que trabajar, pero también conllevaba relajar un poco su política de empresa y empezar a aceptar encargos más ordinarios. Como resultado, Masao Maruyama decidió hacerse a un lado, dejando su puesto de director ejecutivo a Manabu Otsuka, alguien con una visión bastante diferente. Maruyama continúa a día de hoy con su cruzada en pos de la creatividad en su nuevo estudio M2, pero esa es otra historia.

historia estudio MAPPA En este rincón del mundo
La historia del estudio MAPPA | En este rincón del mundo

No todo fueron malas noticias en 2016, pues ese también fue un año de éxitos. Uno de ellos fue En este rincón del mundo. Esta película nos mostraba una visión costumbrista de la vida de una chica durante los años de la guerra. El filme está basado en un manga de Fumiyo Kōno y fue dirigido por Sunao Katabuchi, un veterano de reconocida trayectoria que ya había demostrado su maravilloso toque para el género con películas como Mai Mai Miracle. El largometraje enamoró a la crítica y acabó recibiendo un buen puñado de galardones.

El otro éxito del año fue Yuri!!! on Ice. Se trataba de una idea original concebida por la directora Sayo Yamamoto con ayuda de la mangaka Mitsurō Kubo. La historia gira en torno al patinaje artístico y la relación entre un patinador y su entrenador. El anime contó con los diseños de personajes de alguien de la categoría de Tadashi Hiramatsu (Kare Kano, Parasyte -the maxim-) y nos maravilló con un apartado coreográfico completamente excepcional. Además, gracias a sus personajes la serie causó furor dentro y fuera de Japón, proclamándose como un rotundo éxito comercial.

historia estudio MAPPA Yuri!!! on Ice
La historia del estudio MAPPA | Yuri!!! on Ice

Los nuevos caminos de MAPPA

Con la influencia de su fundador atenuada y la nueva dirección de Otsuka, los cambios que se estaban produciendo en MAPPA se acentuaron. No es que el estudio abandonase su política de ofrecer oportunidades a directores con iniciativa e ideas creativas. Lo que pasa es que los recursos empezaron a trasladarse hacia trabajos con un objetivo más puramente comercial, aunque sin dejar la calidad a un lado. Esto, por supuesto, tiene consecuencias.

Adaptaciones contemporáneas

Donde más se notó la nueva deriva del estudio fue en el aumento de adaptaciones de mangas contemporáneos, algo a lo que apenas habían prestado atención al principio. La lista creció rápido y en ella encontramos títulos como Inuyashiki, Shōkoku no AltairTo the Abandoned Sacred Beasts, animes que se fueron sucediendo entre 2017 y 2019.

historia estudio MAPPA Kakegurui
La historia del estudio MAPPA | Kakegurui

Por su interesante estilo y la popularidad que alcanzó, cabe destacar el caso de Kakegurui. La serie cuenta ya con dos temporadas y nos traslada a un instituto regido por la demencia del mundo de las apuestas. Yūichirō Hayashi, uno de los directores más explotados requeridos por el estudio en la actualidad, se encargó de sacar a relucir toda la tensión e intensidad de las escenas de la serie.

Ya entrados en el año 2020, estrenaron la adaptación de Dorohedoro. Solo pensar en animar una obra como esta tiene que dar dolores de cabeza al equipo de producción. Hablamos de un manga longevo, repleto de violencia grotesca, con diseños excéntricos y una ambientación extraordinariamente compleja. Pero MAPPA no es de los se echan atrás ante retos. Pese a la dificultad de la tarea, visto el reconocimiento que ha tenido la serie, podemos decir que consiguieron hacerle honor a la obra.

historia estudio MAPPA Dorohedoro
La historia del estudio MAPPA | Dorohedoro

Tanto Kakegurui como Dorohedoro fueron estrenadas en la plataforma Netflix con su sello de «Original», y no han sido las únicas. El interés de MAPPA por expandirse buscando financiación en grandes compañías internacionales parece ir en aumento. Recientemente han vuelto a trabajar con Netflix en la serie Yasuke, y también ha colaborado con Crunchyroll y la plataforma Webtoon para la adaptación animada del webtoon coreano The God of High School.

Como sabéis, MAPPA también se ha encargado de las adaptaciones de dos franquicias de alto standing como son Jujutsu Kaisen y Ataque a los Titanes (temporada final), pero de eso hablamos más tarde.

Rescatando clásicos

Ya lo hemos comentado, MAPPA parece tener cierta debilidad por las obras antiguas. Así que cuando Aniplex les propuso animar la adaptación del manga Banana Fish, aceptaron. Tras este nombre peculiar encontramos un manga shōjo que fue publicado entre los años 80 y 90. Es uno de esos ejemplos perfectos de por qué los géneros demográficos pueden ser completamente inútiles a la hora de describir series. La trama nos traslada a los barrios más truculentos de las calles de Nueva York. Lugares regidos por bandas callejeras, mafias, drogas y asesinatos. En medio de todo ello, dos jóvenes muy diferentes entablarán una profunda relación.

historia estudio MAPPA Banana Fish
La historia del estudio MAPPA | Banana Fish

La serie estuvo dirigida por Hiroko Utsumi, que se está ganando el título de experta en el atractivo masculino. Pese a los necesarios cambios sobre la obra original —que era demasiado larga para una serie de 24 episodios— la pasión con la que crearon el anime dio sus frutos y tuvo un fantástico recibimiento.

La adaptación de Banana Fish pilló a muchos por sorpresa, pero más lo hizo, si cabe, el nuevo anime de Dororo. Traer al presente un manga de Osamu Tezuka de los años 60 no es algo que se vea todos los días, y definitivamente no es ni parecido a adaptar un manga actual. Quizás por eso recurrieron a un equipo dirigido por veteranos, con Kazuhiro Furuhashi (Gundam Unicorn, Samurai X) a la cabeza. El crédito en esta ocasión fue compartido entre MAPPA y Tezuka Productions, quienes, pese a los altibajos, consiguieron crear un anime cargado de sentimiento.

historia estudio MAPPA Dororo
La historia del estudio MAPPA | Dororo

Proyectos originales

Como decía unos párrafos más atrás, pese a tomar una hoja de ruta algo diferente a la que se planteó en su origen, MAPPA no ha dejado de ser un portal abierto a aquellos directores con ideas creativas. La prueba es que sigue produciendo un elevado número de animes con historia original. Algunos como Idol Jihen o Listeners han pasado un poco sin pena ni gloria, pero otros han tenido un mejor recibimiento.

Una de las que supo hacerse notar fue Zombieland Saga. Esta serie de idols zombis, en cierto modo parodia del género, no es solo una de las ideas más originales de MAPPA, también es uno de sus títulos más populares de los últimos años.

historia estudio MAPPA Zombieland Saga
La historia del estudio MAPPA | Zombieland Saga

Aunque no logró tanta fama, Sarazanmai (2019) también llamó la atención de los aficionados. Principalmente por ser el más reciente anime del brillante director Kunihiko Ikuhara (Utena, Mawaru Penguingrum), que no escatimó excentricidades y carga simbólica en este nuevo trabajo. Más reciente tenemos Taisō Samurai, emitida a finales de 2020. La serie nos hablaba de un gimnasta en busca de una segunda oportunidad profesional, e hizo mella en quienes la vieron por la calidad de sus personajes. Lamentablemente, quedó un poco tapada por otros títulos de su temporada.

El ajetreado presente del estudio MAPPA

El año 2020 ha sido uno de taquicardia para MAPPA, pero también uno muy fructífero, con hasta nueve títulos estrenados a lo largo del año. Algo bastante impresionante teniendo en cuenta las dificultades por las que pasó la industria. Ya hemos mencionado varios de estos animes, pero se hacía necesario hacer un aparte para comentar sus dos bombazos más recientes.

Hablamos, en primer lugar, de la adaptación del manga de Jujutsu Kaisen, uno de los títulos más punteros de la Shōnen Jump. Se encargó de dirigirla Seong-Hu Park, que acababa de mostrar un extraordinario trabajo en las coreografías de peleas en The God of High School, y se ve que tenía ganas de superarse a sí mismo. El resultado final ha superado las expectativas, y muchos la ponen como una de las mejores animaciones de los últimos años.

historia estudio MAPPA Jujutsu Kaisen
La historia del estudio MAPPA | Jujutsu Kaisen

Pero eso no es todo. MAPPA también se embarcó en la peliaguda misión de terminar el anime de Ataque a los Titanes. Wit Studio había decidido dejar la franquicia y la serie se había quedado colgada justo en su recta final. Podríamos pensar que un título tan popular es un caramelito que cualquier estudio querría. Pero lo cierto es que animar una serie como esta supone una carga de trabajo tan inmensa que pocos se veían capaces de la tarea. Además, lanzarse ante una obra con semejante ejército de seguidores supone el riesgo de no cumplir con las expectativas.

A MAPPA no pareció importarle nada de esto y, pese a tener que trabajar con un calendario muy ceñido y a estar todavía finalizando otros proyectos, se metieron de lleno en el meollo. Al final han cumplido de forma bastante notable, si bien no pudieron alcanzar la excelencia de otros de sus trabajos. Por supuesto, hay un sector de los aficionados que no está contento con los cambios —diseños de personajes, CGI en los titanes—, pero igualmente la popularidad de la temporada acabó por las nubes.

historia estudio MAPPA Ataque a los Titanes temporada final
La historia del estudio MAPPA | Ataque a los Titanes: temporada final

¿Qué es MAPPA a día de hoy?

El recorrido de MAPPA está lleno de animes magníficos y siempre me ha parecido un estudio muy fiable. Esto es lo que quería destacar ante todo en este artículo. Sin embargo, muy a mi pesar, tengo que hacerles una crítica: La magnitud de trabajo a la que se ha enfrentado la compañía últimamente es demencial. No solo por la cantidad de proyectos, sino también por el nivel de dificultad. Cuando un estudio se exige demasiado, lo habitual es que su calidad decaiga. Con MAPPA no ha pasado, han seguido sacando adelante trabajos muy buenos, y eso es admirable. Pero lo han conseguido por el sobreesfuerzo de sus trabajadores y por la capacidad del equipo de producción para atraer personal externo de buen nivel.

MAPPA se ha labrado una reputación dentro de la industria, a la que hay que sumar la popularidad lograda con sus últimos animes. Se está convirtiendo en ese estudio al que acudir cuando hay un trabajo muy exigente que nadie más quiere hacer. Tanta confianza depositada en ellos es fabulosa, pero en algún momento tienen que empezar a decir que no. A día de hoy todavía tienen pendiente finalizar la última temporada de Titanes y ya se ha embarcado en la adaptación de Chainsaw Man, otro manga complicado y con un enorme fandom detrás. Eso por no hablar de otros proyectos pendientes, como las películas de Yuri!!! on Ice y Jujutsu Kaisen, o su nueva serie original sobre waterpolo.

Ver un estudio producir tanto anime bueno es maravilloso, pero hay que saber medirse. MAPPA siempre ha sido un estudio valiente, pero últimamente comienza a cruzar la línea de lo temerario. Y si queréis mi opinión, pienso que el espíritu original de MAPPA no se ha desvanecido, solo se ha diluido un poco entre tanta carga de trabajo.

Curiosidades

  • Una de las principales motivaciones para la creación del estudio fue la de poder terminar la película Yume-Miru Kikai, la obra inacabada del fallecido director Satoshi Kon.
  • La serie de episodios cortos humorísticos sobre chicas tenistas titulada Teekyū debe su nombre a un juego de palabras que implica algo de «clase baja» o «bajo presupuesto». Es un chiste interno que hace referencia a la propia animación de la serie. Maruyama admite que hicieron el anime para echarse unas risas.
  • Antes de crear Yuri!!! on Ice, Sayo Yamamoto dirigió un cortometraje sobre patinaje artístico titulado Endless Night. En él se veían reflejadas varias de las ideas que sentarían las bases de la popular serie.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here