Review ‘Death March to the Parallel World Rhapsody’

La serie ha sido emitida en Crunchyroll

0

Death March to the Parallel World Rhapsody

Death March to the Parallel World Rhapsody

Sinopsis

Ichiro Suzuki, conocido como «Satō», es un programador en plena marcha fúnebre. Cuando un día se despierta después de lo que supuestamente iba a ser una siesta normal, se encuentra en otro mundo… Lo que ve ante él parece la pantalla del menú del juego en el que estaba trabajando antes de dormirse, y es un novato de nivel 1. Por suerte tiene acceso a la nueva función de «mostrar todo el mapa» que acababa de implementar para ayudar a los novatos y tres usos de la magia «Lluvia de meteoritos», la cual puede acabar con todos los enemigos de un mapa completo.

Datos relevantes

Death March to the Parallel World Rhapsody (デスマーチからはじまる異世界狂想曲) es una serie de novelas escritas por Hiro Ainana. Comenzó a publicarse en Shōsetsuka ni Narō en marzo de 2014. Posteriormente, comenzó una serie de novelas ligeras en Fujimi Shobo, e ilustradas por Shri; actualmente, se han lanzado al mercado 13 volúmenes. Ahí no quedó la cosa, pues también comenzó a serializarse una adaptación manga primero en la revista Age Premium y, posteriormente, en Monthly Dragon Age. De hecho, ambas revistas son filiales de Fujimi Shobo.

En otro orden de cosas, Shin Ōnuma fue designado como director responsable de la producción de los estudios Silver Link y Connect. Por otra parte, Shimoyama fue el responsable el guion en base a las novelas ligeras originales. Finalmente, respecto al cuerpo técnico, Shōko Takimoto se ocupó del diseño de los personajes en cuanto a la animación. Paralelamente, MONACA compuso la banda sonora en colaboración al estudio DIVE II EntertainmentOpening ending fueron interpretados, respectivamente, por Run Girls, Run!Wake Up, Girls!

Finalmente, el anime llegó a España gracias a Crunchyroll.

Un argumento plano

SAO ha impuesto una tiránica dictadura la cual parece no tener fin. El mundo del anime ha establecido una especie de simbiosis con los MMORPG, y el resultado es… Hace varios años nació una franquicia que hizo de las delicias del público: .hack. Con la producción de Bee Train fuimos muchos los que nos relamimos los labios, mas no fue más que una banal ilusión.

En la actualidad, al parecer, el modelo de negocio ofrece una dicotomía muy clara: exceso o carencia. .hack se destacó por moverse en un terreno sin rivales, y en la actualidad es todo lo contrario. El éxito de Aincrad y sus secuaces inició una carrera de muy diversos estudios. Surgieron títulos tan interesantes como Log Horizon, y otros no tanto… como Death March to the Parallel World Rhapsody. No es que el trabajo Silver Link. y Connect sea malo, es que es aburrido.

Acusando de una premisa tremendamente típica, se nos presenta una historia cuyo mayor atractivo es el viaje. Death March to the Parallel World Rhapsody no es un anime deficiente en el guion, pero apenas presenta innovación alguna. Aunque doce capítulos no den para mayor introspección, está claro que los chicos del estudio no se han querido complicar demasiado en escribir las líneas de la historia.

Desconozco cómo se movilizará la aventura en la novela original, pues no ha llegado a España, pero… El anime presenta una historia un tanto tediosa en la que su mayor atractivo es la belleza de los paisajes y la hermosa paleta de colores empleada. Podría seguir analizando diversos aspectos relacionados con la historia, como que es muy rápida o que peca de poca profundidad, pero sería ser redundante. Si os soy sincero, no esperaba mucho de este anime, y mis previsiones se han visto cruelmente cumplidas.

Personajes

¿Qué podemos decir sobre los personajes de Death March to the Parallel World Rhapsody? Primeramente, no aportan nada nuevo. En segundo lugar, cumplen con casi todos los prototipos del anime harem y, en tercer lugar, sus personalidades son un vacuo espejismo con el cual tratan de rellenar su plano argumento. Nuestro protagonista, por un lado, es un humano que aparece en un mundo virtual y que, por ciertos motivos, termina adquiriendo un poder tan abrumador como absurdo.

Con tanta potencia de fuego, la intensidad es una existencia nula. El miedo a la derrota, esa pequeña mota de miedo que puede asomar al vislumbrar la muerte, no existe. Asimismo, peca de una moral prácticamente intachable: un héroe de blanca armadura sin malicia, de pura bondad, cuyo mayor pecado es saber que, con sus limitaciones, no puede ayudar a todos. Su relación con las mujeres del grupo daría para una tesis, así que lo dejaremos para otra ocasión.

Sus compañeras de viaje, esclavas por su condición en el mundo en el que se desarrolla la aventura, son, igualmente, muy planas. No presentan una personalidad verdaderamente interesante. Sus acciones, es más, responden a la necesidad del guion de presentar un tipo de situación u otra. La única que parece salvarse, hasta cierto punto, es Arisa. Al menos así sería si su mayor propósito en la serie no fuese ofrecer un fanservice cuasi total bajo la máscara de una loli reencarnada; una mujer adulta se esconde tras un rostro infantil. Luego, por ejemplo, está Zena, quien personifica el cliché en persona. Ella, soldado y guerrera, se enamora de nuestro protagonista al ser salvada y por su amabilidad; todos sabemos que el amor es cuestión de minutos.

Animación, estilo y banda sonora cumplen

En cierto modo, el aspecto más positivo de Death March to the Parallel World Rhapsody es su animación. No estamos, empero, ante una producción de gran calado visual. Paisajes bonitos y una adecuada gama de colores hacen de la travesía algo más entretenido de lo que se podría pensar. Sin embargo, la calidad del anime en estática y en movimiento no es especialmente destacable. Aprueba, pero no llega al notable. Sucede, del mismo modo, con la banda sonora. Acostumbrados, en los últimos tiempos, a un acompañamiento musical a tener en cuenta, en esta ocasión la composición queda algo justa. No es que sea mala, es que la historia no acompañada. La falta de una verdadera epicidad (¿que riesgo y misterio hay en quien no puede perder de forma tan obscena?) hacen que la banda sonora pierda fuerza.

Un ejemplo muy claro de un buen hacer tanto en un sentido como en otro es Overlord. Monoga, o Ainz Ooal Gown, viviendo en una situación muy similar, sabe trasmitir una intensidad muy diferente. Aun con la absoluta certeza de que su victoria es una realidad, se nos trasmite una incertidumbre que en Death March to the Parallel World Rhapsody no se sabe expresar.

Conclusiones

Death March to the Parallel World Rhapsody no es una serie para quienes buscan un argumento profundo y una historia completa. Es, aludiendo a un término que empleo con cierta frecuencia, una serie de transición. Su punto fuerte es que es una serie relativamente entretenida. No emociona, aunque tampoco aburre; no mucho. Es un buen complemento para relajarse ante aquellas series de mayor complejidad. Si tuviese que dar una recomendación, no optaría por esta serie. Recordad, eso sí, que las presentes líneas son una opinión subjetiva y que, aunque a mí no me haya gustado, no implica que sea necesariamente mala. Habrá, como siempre (y como es lógico, normal y debe ser), gente que haya disfrutado mucho de esta serie. En mi caso, pese a todo, no ha sido así.

Lo mejor:

  • Los amantes de los mundos MMORPG encontrarán cierto encanto en cómo funciona el mundo, en cómo profundiza en diversos aspectos de los juegos multijugador online y en cómo se fusionan la realidad y lo virtual;
  • paisajes bonitos. Un anime de travesía colorida.

Lo peor:

  • Argumento y personajes muy planos;
  • falta de solidez a la hora de contar la historia;
  • abuso de clichés y tópicos para rellenar minutos de metraje;
  • no aporta nada verdaderamente nuevo al género;
  • ciertas actitudes un tanto cuestionables en ciertos personajes.
[Total:1    Promedio:5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here