Reseña cómic: ‘El niño que’, una novela gráfica de Juan Berrio

Un relato costumbrista y con un carácter muy íntimo que nos habla sobre el poder de la imaginación (y sus diferentes formas) en manos de un niño

0

Una historia diferente. Una narrativa atemporal y un guion inusual. Y así podría seguir, pues en realidad —a día de hoy sigo sin saber cómo hacerlo— no sé muy bien cómo definir a Juan Berrio y El niño que. De buenas a primeras, sí que puedo deciros que es uno de los lanzamientos editoriales más recientes de Nuevo Nueve, una vieja conocida de la redacción. También podría hablaros de Juan Berrio, autor de obras tales como ZampalabrasSiete sitios sin tiEl paseo de Antón. Sea como fuere, el referido es un autor con experiencia dentro de la creativa hispana.

El niño que

Reseña El niño que
Reseña El niño que

Pero, ¿qué es El niño que? Pues, de buenas a primeras, aludiríamos al concepto gráfico a la hora de categorizar su diseño. En cierto modo, podríamos considerar que se trata de un relato costumbrista que aborda las inquietudes de un niño diferente, aunque… ¿Quién no es diferente? Esa es la primera idea que he querido recuperar como propia al sumergirme en su hermoso maquetado y su atenuada paleta de colores. Mi segundo pensamiento es que hace las veces de tratado sobre la imaginación y sobre el poder de la imaginación. El niño que es, en cierto modo, un relato que cuenta una historia muy normal, mas que arrasa con su cautivadora puesta en escena.

Luis, nuestro protagonista, entiende el mundo y la diversión a su manera. De hecho, ¿no era eso lo bonito de ser un niño? Tal vez, y solo tal vez, la incertidumbre de mis palabras queda referida al choque entre la fría lógica y el calor del corazón. Y es que Luis no consigue entender lo fantástico de la forma que «debería». Los cuentos y tebeos de superhéroes no son su relato de introspección mágica personal. Al contrario. Es la realidad, en su mundana naturalidad, lo que despierta su imaginación: ¿Esa nube no parece un rostro? ¿Esa roca no tiene forma de virgen? ¿Este libro no esconde un mensaje si lo lees de cierta forma?

Pequeñas aventuras de fantasía, imaginación e ingenio

Reseña El niño que

Así pues, analizar su argumento es, como poco, una tontería, pues el peso radica en su sentido de la narrativa. Juan Berrio cuenta mucho diciendo poco; los diálogos son escuetos e, inclusive, escasos por momentos. Hay escenas en las que, simplemente, nadie dice nada y, sin embargo, se trasmite muchísimo. Por contra, hay viñetas cargadas de palabras y pensamientos que no tienen mayor objetivo que el de guiar nuestro sentido en una u otra dirección. Debo confesar que, pese a la confusión que esto me ha suscitado, he disfrutado con su lectura y relectura. El niño que es una lectura ligera y sencilla, humilde, pero muy interactiva.

Sus 125 páginas a color tienen son, como ya he dicho con anterioridad, apagadas, pero respiran vida. Tienen una sempiterna sensación de candor muy agradable. Tal vez, y solo tal vez, esto se debe a que, en palabras del propio autor, se trata de una especie de relato autobiográfico en la que narra algunas de las circunstancias de su infancia; se siente cercano y personal. Es real, es natural. Es un relato que cualquiera de nosotros podría haber protagonizado en su infancia pese a que, a lo mejor, no lo recordamos.

Sea como fuere, el libreto nos transporta a otra época tanto por su narrativa como por su estilo. Berrio, en lo que me ha parecido un relato intimista, divide su historia en siete capítulos. En cada uno de ellos, tal y como recoge RTVE en una entrevista realizada al autor, emplea dos tonos de acuarela dominantes en cada uno de estos. Siento si juego a la especulación y abuso de «tal vez», pero es que tal vez sea esa la razón por la cual se siente tan cercano. Lo dicho: no termino de saber cómo concretar mis impresiones, pero me ha gustado. Si tuviese que arrojar alguna conclusión, esta sería, simple y llanamente, que he conectado. Además, no solo he disfrutado de su lectura, sino que siento que —de alguna manera— he empatizado con su protagonista. ¿Serán reminiscencias de mi infancia?

Reseña El niño que
Reseña El niño que

El niño que es una buena novela gráfica con un muy buen trabajo editorial tras de sí. Muy recomendado.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here