Análisis de Young Souls

Young Souls, un beat 'em up con toques de RPG y dungeon crawler muy, muy interesante. Un título independiente muy recomendable con muchísimo potencial.

0

Como viene siendo habitual desde hace años, el mundo de los videojuegos independientes tiene sorpresas maravillosas. Hoy tengo la suerte de presentaros una de ellas a través del análisis de Young Souls, un adictivo lanzamiento del género «yo contra el barrio» que combina muy hábilmente las cualidades inherentes de los beat ‘em up con las bondades de los dungeon crawler y los RPG en tiempo real.

Siendo claros, he disfrutado enormemente de cada minuto, de cada dash y de cada muerte —aunque pueda resultar contradictorio— durante mi experiencia. Porque, cuando un estudio hace bien las cosas y le pone cariño, aparecen juegos como este. Nosotros lo hemos podido disfrutar gracias a Cosmocover, mas no querríamos continuar con nuestra reseña sin destacar a la desarrolladora, 1P2P, y a las distribuidoras, The Arcade Crew y DotEmu.

P.D. Gracias a Meridiem Games lo podremos disfrutar dentro de poco en formato físico.

Análisis de Young Souls

Dicho esto, puedo empezar con mi review de Young Souls. Lo primero que os quiero decir es que, pese a este alarde de sincera admiración, debo ser parco con la verdad: no es un videojuego hecho para todo el mundo. Tal y como muchos de vosotros ya sabréis, el beat ‘em up es un género muy particular. Ya sea por el desarrollo de niveles o su exacerbada curva de dificultad (el modo fácil no le hace justicia) son títulos muy concretos.

Sabiendo esto, es posible que no te atraiga demasiado su premisa. Es más, te recomendaría que le echases un vistazo al vídeo que te he dejado con anterioridad para que te asegures de que este juego te interesa. En caso contrario, intentaré convencerte, pero eso ya es cosa tuya. Dicho esto, quiero empezar hablando de la jugabilidad.

Como todo buen beat ‘em up, Young Souls nos presenta un mundo con desplazamientos laterales y verticales con diseños que mezclan los ejes X e Y, pero que no profundizan en el 3D. ¿Qué quiero decir con esto? Que los movimientos de nuestros personajes están muy limitados por el escenario y que apenas encontraremos terceras opciones a la hora de avanzar por el mapeado.

Un beat ‘em up que arriesga con mecánicas de otros géneros

Análisis de Young Souls
Análisis de Young Souls | El juego se atreve con mecánicas de RPG y dungeon crawler. Spoiler: le sale bien

Curiosamente, 1P2P rompe ligeramente con esta mecánica a través de una serie de propuestas muy interesantes. Habitualmente, tal y como ya pudimos comprobar en Asterix & Obelix: Slap Them All o Streets of Rage 4, todos y cada uno de los escenarios están conectados los unos con los otros —irremediablemente— a través de la linealidad de su historia. O lo que es lo mismo, que solo podemos ir hacia delante.

Young Souls se aleja de este tópico a través de un mapeado que interconecta casi todos sus escenarios de manera no lineal mediante su excelente sistema de viaje rápido. A diferencia de lo que cabría esperar, nos encontramos con una suerte de dungeon crawler con dejes de roguelike y generación no procedural en donde podemos ir y volver a cualquier parte a nuestro antojo. Esto, sin más, me ha encantado.

Por desgracia, no es oro todo lo que reluce, ya que hay una serie de defectos reseñables. El más notable de todos ellos es que, en cierto modo, se alarga artificialmente la duración del juego al obligarnos a visitar de nuevo ciertas zonas si queremos completar todas las quest secundarios y/o desbloquear nuevas piezas de equipo. Es un sentimiento un tanto extraño, aunque el resultado final es netamente positivo.

Una historia interesante, pero algo flojita

Análisis de Young Souls | Su sistema de viaje rápidos es dinámico y efectivo. Esto acelera mucho el gameplay

Y, en efecto, tal y como habéis leído, hay piezas de equipo y sistema de viaje rápido. En Young Souls interpretamos los papeles de Jenn y Tristan, una pareja de hermanos gemelos que, por azares del destino, terminan investigando un mundo paralelo repleto de goblins (gobbons) mientras intentar salvar a su padre adoptivo, El Profesor. Al hacerlo, descubren que este lleva años haciendo las veces de diplomático entre la raza humana y los goblins.

Por desgracia, la cosa se tuerce, y acaba secuestrado por el rey de los gobbons. En el proceso, y casi por accidente, conocemos a uno de los tantos goblins pacifistas que iremos encontrándonos en nuestra aventura. Este nos regala un dispositivo de teletransporte que nos permite viajar entre las salas de la mazmorra (se divide en muchos niveles y subniveles) mientras nos va revelando detalles de la historia.

Esta última, por cierto, no es nada del otro mundo, aunque tiene el interés suficiente como para mantenernos enganchados a nuestras plataformas de juego durante un par de horas. No obstante, diría que el argumento es el aspecto más flojo de un título que, por ritmo y narrativa, termina siendo mucho mejor de lo que esperaba. Aun con todo, no puedo olvidarme de los pequeños errores de traducción (nada del otro mundo, todo sea dicho) que me he ido encontrando. Son detalles que, pese a que no enturbian el resultado final, afectan ligeramente a su valoración.

Un sistema de combate relativamente complejo, que no complicado

Análisis de Young Souls
Análisis de Young Souls | Durante la historia podremos ir eligiendo algunas respuestas en diálogos determinados

Volviendo al tema que nos acontece, la jugabilidad. Young Souls se resume en dos jóvenes gemelos que se parten la cara contra hordas y hordas de enemigo mediante desplazamientos laterales y verticales, ataques con armas de acero, una pequeña variedad de técnicas especiales, dashes, algunos movimientos de larga distancia, bloqueos, parrys, agarres y cambios de personaje.

Espera ¿cómo dices? Sí, todo eso. Aunque es un beat ‘em up, Young Souls, no escatima a la hora de presentarnos mecánicas de combate. De buenas a primeras solo dispondremos de un ataque básico, pero poco a poco iremos adquiriendo armas y piezas de equipo adicionales con diferentes características. Además, dispondremos de un escudo para bloquear ataques enemigos. Si lo bordamos, haremos un parry y estunearemos brevemente al rival.

También tendremos energía para hacer esquivas. Se irá consumiendo a medida que abusemos de ella, pero se irá recuperando sola. De hecho, podremos ampliar el nuevo de dashes si potenciamos la estadística necesaria. Porque, en efecto, también hay estadísticas. Las más importantes son la salud, el maná y la resistencia, aunque también hay algunos tipos de daño, armadura, etc. En general es un juego bastante completo dentro de unos límites lógicos.

Mazmorreo puro y duro

Análisis de Young Souls | El diseño prescinde de los bordes negros para conseguir un sentido estético único

Lo bueno es que, aunque puede parecer muy complejo, en realidad es muy sencillo. Cada día podremos lanzarnos de lleno a la mazmorra, descubriendo nuevas zonas, adquiriendo dinero y liberando aliados (herreros, químicos, etc.) que nos irán ayudando a mejorar nuestras capacidades de combate. Al hacerlo, aumentaremos de nivel. No obstante, esto último solo podremos hacerlo si descansamos en casa.

Porque, en efecto, más allá de la mazmorra, viviremos en una casa y en una ciudad. Podremos ir de un lado a otro (no hay demasiadas ubicaciones) utilizando nuestra moto. Al final termina siendo un poco tedioso, pero lo cierto es que se agradece mucho el esfuerzo de animación y desarrollo. Volviendo al tema, cuando vayamos a casa, podremos subir de nivel y mejorar nuestras características. Al menos dos de ellas. La resistencia solo podremos subirla yendo al gimnasio y, para ello, tendremos que conseguir tickets. Estos son bastante infrecuentes, así que será mejor que elijáis bien en que invertís vuestros puntos de esfuerzo.

Un apartado audiovisual muy potente y con algunas carencias

Análisis de Young Souls
Análisis de Young Souls | Podremos visitar diversos puntos en una pequeña ciudad

¿Algo más? ¡Ah, sí! El diseño gráfico es maravilloso. El acabado gráfico es simple, pero la ausencia de contornos negros hace que todo tenga vida propia. La paleta de colores es muy agradable y la banda sonora, si bien es cierto que no destaca en exceso, acompaña a la perfección a nuestros gemelos. En resumidas cuentas, es una maravilla que solo encuentro límites dentro del concepto de «indie».

¿Qué quiere decir esto? Que aunque nos gusta como ha quedado, es un juego con carencias obvias. Por ejemplo, las animaciones. Son muy bonitas, pero se nota que se ha escogido este estilo porque es conomicamente mucho más viable. Como resultado, la inversión en el desarrollo de otros apartados es más completa y profunda, pero… Bueno, no podemos tenerlo todo.

No quiero que me malentendáis. Young Souls no es feo ni se mueve mal. Simple y llanamente digo que, en caso de haber dispuesto de una financiación mayor, tendríamos un juego muchísimo más potente. Es más, me encantaría ver de qué son capaces con algo más de capital.

Análisis de Young Souls | Conclusiones

Análisis de Young Souls
Análisis de Young Souls | Nuestra habitación nos permitirá subir de nivel

Para ir terminando, quiero ofreceros una conclusión final bastante breve: Young Souls es un grandísimo videojuego del género beat ‘em up que apuesta por algo muy diferente al incluir un sistema de equipamiento, un diseño de mazmorras al más puro estilo dungeon crawler, una narrativa y un guion mucho más complejos de lo habitual y una profundidad de combate bastante importante.

¿Qué que me ha parecido? Pues un juego realmente notable que se merece una oportunidad muy fuerte, ya seáis fanes o no del género.

Análisis de Young Souls. Clave de juego para PlayStation 4 cedida por Cosmocover y The Arcade Crew.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here