Análisis de ‘The Medium’

Un juego de terror psicológico que destaca por la narrativa y el apartado artístico.

0

El género de terror en los videojuegos nunca pasa de moda. Todos temblamos en su día con juegos como Resident Evil, Alone in the Dark o Project Zero. En la actualidad seguimos haciéndolo con otros como Visage, Amnesia o Little Nightmares. En medio de este panorama ha llegado un juego del que se decía que era el nuevo Silent Hill por su parecido visual y por la participación de Akira Yamaoka como compositor. ¿Pero es realmente su sucesor espiritual? ¡No te pierdas el análisis de The Medium para PC!

Análisis de The Medium para PC

Cuando Bloober Team nos dejó ver los primeros fragmentos de The Medium poco se tardó en señalar su tremendo parecido con Silent Hill. La existencia de dos realidades, esta vez simultáneas, recordaba a ese pueblo cenizo que se transformaba con el sonido de la alarma en un lugar de pesadilla. Como buena seguidora de la saga de Konami este juego llamó mi atención y de forma consciente decidí no ver demasiado su contenido para disfrutar de una experiencia impactante la primera vez que lo jugara. Ahora ya he tenido oportunidad y el resultado no me ha dejado indiferente.

La primera impresión que te llevas cuando juegas a The Medium es que te encuentras en una atmósfera asfixiante en todo momento. Estamos ante un juego de terror psicológico donde el peso principal recae en la narrativa y eso se plasma también en el entorno que nos rodea.

Análisis de The Medium
Análisis de The Medium

El juego comienza con Marianne, la protagonista de esta historia, narrándonos la pérdida de un familiar en un tanatorio. Y esto es importante, porque a lo largo de la aventura esa especie de médium será quién nos narre los acontecimientos en pasado, mientras a su vez los estamos recreando. La narración de los hechos, que mayoritariamente suceden en un complejo residencial, van a ser la fuente principal de información, aunque también encontremos otros datos en postales, cartas o incluso en la exploración de recuerdos.

El ritmo del juego es lento y es fomentado en parte por este recibí constante de información narrada que inevitablemente frena la acción. Esto contrasta con la atmósfera que percibimos y que nos transmite que algo malo puede ocurrir en cualquier momento. Sin embargo, ese momento se hace esperar. Este juego no abusa precisamente del jumpscare. Conforme avanzamos vemos que responde más bien a un título de misterio con eje principal en la exploración más que a una experiencia fatídica.

Las habilidades paranormales de Marianne

Investigar el entorno es el pilar fundamental para avanzar y aquí es dónde The Medium plantea algo novedoso y llamativo: la exploración de dos entornos simultáneamente. Gracias a los poderes sobrenaturales de la protagonista tendremos esa dimensión alternativa y degenerada de la realidad destacando la buena implementación de los puzles entre ambas zonas. Porque sí, el juego está repleto de obstáculos que hay que sortear haciendo unas cosas en una realidad y otras cosas en otra. De esta forma, una influye en la otra.

Análisis de The Medium

Además de esta omnipresencia, Marianne tiene más habilidades especiales, sobre todo en su versión alternativa, ya que ahí es dónde se encuentran la mayoría de peligros. Para defenderse cuenta con una especie de energía que le permite generar un escudo protector o atacar de forma comedida. Aún así, existe una sensación de estar indefenso constantemente y en parte es así teniendo en cuenta que encontramos varias partes de sigilo. Estas partes son las que he percibido más flojas. El juego te obliga sí o sí a ser sigiloso y esconderte, pero no acaba de desarrollar esta mecánica con zonas que realmente permitan llevarla a cabo. Recuerdo tener que quedarme quieta en un pasillo sin absolutamente un lugar donde meterme, mientras Fauces pasaba por mi lado.

Un apartado artístico similar a Silent Hill

Y hablando de Fauces, ese incansable e insistente perseguidor, tanto él como el resto de elementos del juego tienen diseños fácilmente salidos del propio Silent Hill. En el apartado artístico es donde vemos la referencia e inspiración más clara a esta icónica saga. No sólo nos encontramos con una realidad alternativa oxidada y oscura, también la niebla está presenta en un claro homenaje en cierto momento; y si hablamos del diseño de los personajes en cualquier momento es factible que aparezca una enfermera psicópata en alguna esquina.

Por otra parte, estas referencias estéticas van más allá, ya que incluso el diseño de niveles o el estilo del mapa recuerdan a esos tramos fatídicos en el hospital en lo que es para mí un trabajo de elaboración magnífico. La creatividad desborda en este juego con escenarios imposibles y detallados dignos de un lugar de pesadilla en muchas ocasiones. Destaca el contraste de la paleta de colores entre una realidad y otra. El mundo real es gris, frío y apagado, mientras que la otra dimensión, la de pesadilla, cuenta con tonos marrones y rojizos mucho más viscerales evocando un infierno similar al que se observa en la película Constantine.

Análisis de The Medium
Análisis de The Medium

El sonido no se queda a parte. Contando con la participación del propio Akira Yamaoka, compositor de Silent Hill, poco más se puede añadir. La música de The Medium no tiene nada que envidiarle a otro juego con temas que engrandecen la acción, llegando incluso a encontrar alguna pieza similar al famoso tema de Laura en Silent Hill 2.

Cuando hablamos de sonidos de ambientación a poco que conozcas la obra del compositor es fácilmente destacable su estilo. Los sonidos son poco usuales, chirriantes y fríos tensando al jugador con sólo oírlos.

Algunos problemas de optimización

Gráficamente el juego cumple y sigue la buena línea del estudio mejorando trabajos anteriores como Blair Witch o Layers of Fear 2. La cámara fija emula a esos primeros juegos de terror como Resident Evil que tan acertadamente resucitaron juegos como Until Dawn y ahora The Medium.

Mucho se ha comentado acerca de la existencia de dos entornos simultáneos y los recursos que debe de consumir, pero lo cierto es que el juego se reserva esos momentos para las zonas más tranquilas de exploración y casi siempre lugares cerrados. Lo que si que se percibe son algunos problemas de optimización, así como algunos problemas gráficos si decides jugar el juego a pleno rendimiento.

Por poneros un ejemplo, mi ordenador es bastante moderno y si ponía el juego a 60fps comenzaba a tener parpadeos en la imagen.

¿Está a la altura de la expectativas?

Puntualizaciones a parte, la sombra de Silent Hill ha sido fuerte para The Medium y la mayoría del público esperaba encontrarse con una extensión de la saga. Sin embargo, este título toma caminos muy distintos en cuanto al planteamiento de la trama con muchos menos momentos de angustia y más de exploración. Yo, personalmente, recomiendo ir con la mente abierta cuando juguéis, entendiendo que se trata de un juego distinto, aunque visualmente se parezca.

Como juego de misterio e intriga es soberbio y tiene tintes de novela gráfica.  La mayoría de sus apartados están cuidados gracias a un trabajo detallado perceptible. Por otra parte, la jugabilidad rompe esquemas con esa pantalla dividida y los puzles están bien planteados. En general, The Medium es una experiencia recomendable si se sabe valorar entendiendo sus referencias a Silent Hill como un homenaje y no como un esquema a seguir. Espero que os haya gustado el análisis de The Medium. ¡Nos vemos pronto!

Análisis de The Medium. Clave de juego para PC cedida por Premmier Commons.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here