Análisis de Two Point Campus

En nuestro análisis de Two Point Campus os hablamos de un juego de gestión y simulación altamente adictivo y divertido.

0

Después de hacer el loco durante una buena temporada en Two Point Hospital, hemos decidido cambiar el rumbo de nuestras vidas. Tras renunciar a la dirección de nuestro imperio farmacéutico, nos toca ponernos la toga y empezar a dar clase. Tanto es así que nos hemos dado el lujo de ofreceros un análisis de Two Point Campus, un divertido gestor universitario creado por Two Point Studios. Y sí, siguen estando tan mal de la cabeza como siempre, aunque ahora podremos estudiar el por qué… O no.

Análisis de Two Point Campus

Análisis de Two Point Campus
Análisis de Two Point Campus | Habrá diferentes tipos de campus y estilos

De buenas a primeras, lo que tenemos que hacer es definir cuáles son los géneros de Two Point Campus. A grandes rasgos, podríamos hablar de un simulador y un juego de gestión de recursos en el que tendremos que construir nuestra propia universidad. Siendo parcos, estas líneas representan gran parte de la jugabilidad, pero solo de manera superficial. A fin de cuentas, el equipo creativo de Two Point Studios se caracteriza por hacer todo de la manera más loca posible.

Es por eso que, antes de adentrarme en las particularidades de la jugabilidad —entre otras cosas— quiero hablaros de uno de los aspectos más importantes del juego: el sentido del humor. El equipo creativo, una vez más, ha buscado las cosquillas de los jugadores a través de una experiencia lo más disparatada y absurda posible, pero solo dentro del contexto situacional.

En realidad, Two Point Studios ha realizado un enorme trabajo. Sería injusto desmerecer todo lo demás —serio y profesional en el ámbito del desarrollo— porque incrusten muchísima comedia. De esto, no obstante, hablaremos más tarde. Por el momento quiero destacar ese mismo sentido del humor, ya que es lo que lo hace único y especial.

Clases de magia, de espías, de normalidad virtual…

Análisis de Two Point Campus
Análisis de Two Point Campus | Las clases de magia son nuestras preferidas, pero hay un montón de cursos diferentes

No por nada, los cursos y asignaturas que enseñaremos permitirán que nuestros alumnos se conviertan en expertos de la normalidad virtual. O en grandes espías al más puro estilo James Bond. O en magos y hechiceras, cocineros de recetas gigantes… Es decir, que la gracia viene de las asignaturas que podemos impartir, los disparatados diseños de las máquinas que utilizaremos para ello, los trajes que utilizarán nuestros alumnos…

En ese sentido, creo que Two Point Hospital era capaz de llevarlo todo más al extremo. Podríamos decir que Two Point Campus es algo menos disparatado, pero a cambio nos ofrece un sistema mucho más profundo que el anterior. Y no es que sean como la noche y el día, pero se nota que el estudio ha evolucionado mucho desde su anterior lanzamiento. La experiencia, como se suele decir, es un grado, y aquí se ha notado.

Lo han logrado, en cualquier caso, gracias al funcionamiento general del juego. En Two Point Campus los retos se miden por cursos escolares y, a diferencia de otros gestores, somos nosotros quienes marcamos un poco más los plazos. Es por esto que se ha podido desarrollar un sistema de juego en el que cada campus se desarrolla de manera mucho más eficiente. La lógica del gameplay es más intensa y, en general, funciona mejor.

Un modo campaña muy bien planteado y un gran sandbox

Análisis de Two Point Campus
Análisis de Two Point Campus | Mediante el modo mapa aprenderemos todo lo necesario antes de lanzarnos al sandbox

Para que os hagáis una idea, tenemos dos modos de juego principales: sandbox y campaña. Mediante el primero simplemente elegimos un terreno, unas condiciones y jugamos hasta que nos cansemos. El segundo, siendo este el que más destaca, nos ofrece un mapa por el cual podemos ir progresando entre campus y campus al cumplir una serie de requisitos. Funciona muy bien como tutorial, nos introduce poco a poco todos los conceptos que necesitamos manejar

Además, nos ofrece un desafío con una curva de dificultad muy bien implementada. Debemos, pues, valorar muy positivamente la capacidad que tiene el estudio para integrar de manera tan orgánica y natural el sistema de progresión. Esto ya lo hicieron muy bien en su anterior juego, pero en esta ocasión lo han hecho todavía mejor. Como ya hemos comentado con anterioridad, la experiencia es un grado, y aquí se ha notado.

Dicho esto, podemos hablar con un poco más de detenimiento de cómo funciona el juego. No obstante, y antes de empezar, ya os avisamos de que nos vamos a dejar algunos detalles. ¿Por qué? Pues, por ejemplo, porque no queremos hablaros de todos los cursos y salas que existen. A fin de cuentas, os estropearíamos la experiencia si os decimos, exactamente, que os vais a encontrar.

Análisis de Two Point Campus
Análisis de Two Point Campus | La construcción sigue el modelo del juego anterior y funciona por cuadrículas

Es por eso que esta última parte del análisis será bastante genérica. Empezaremos, dicho esto, hablando de Two Point Campus como juego de gestión. A grosso modo, el campus se define como un escenario en el que podemos construir diversas salas (aulas, aseos, zonas residenciales, bibliotecas, etc.) mediante las cuales desarrollar nuestro plan educativo. Cada campus tendrá sus propios límites, aunque en general podremos ampliarlos dentro de unos márgenes preestablecidos.

Partimos, por lo tanto, de una base muy concreta: complejos sin edificar en los que podemos diseñar nuestras propias salas a través de una herramienta de edición muy conseguida. Cada sala tiene sus propias particularidades y responde a una serie de necesidades, ya sea ofrecer descanso al personal, prestar material educativo a nuestros alumnos o, simplemente, llenar el estómago. Cada una de estas salas tendrá una serie de niveles, los cuales podremos aumentar mediante los objetos indispensables y objetos adicionales.

¿Y esto qué son? Pues, por ejemplo, si queremos hacer un baño, no podemos finalizar su construcción sin agregar un aseso y una puerta, como mínimo. Luego podemos sumar lavabos, papeleras, plantas, más baños, etc. Al hacerlo, iremos aumentando su nivel, lo cual provocará que los estudiantes y profesionales que contratemos sean más o menos felices. En el caso de las aulas, por ejemplo, pueden aumentar el rendimiento académico.

Los alumnos y profesores tienen características propias

Esto es muy importante, porque tanto los profesores como los alumnos tienen una serie de características que definen tanto su capacidad como profesionales de la enseñanza como su rendimiento académico. Es más, los estudiantes podrán subir de nivel conforme asisten a nuestra universidad, ofreciendo así un sistema de progresión un poquito más personal. Se siente más cercano, pues somos capaces de ver —llega un punto en el que tenemos estudiantes que esto se pierde, pero es normal— como nuestros alumnos evolucionan.

En su conjunto podemos decir que Two Point Campus ha sabido desarrollar un gameplay con una profundidad loable. De hecho, es muy fácil jugar, pero llevarlo al máximo te ocupará muchas horas. El juego está diseñado para poder ir al grano e ir directos al asunto, ignorando muchas variables, pero también incluye decenas de tareas de microgestión que pueden potenciar enormemente la calidad de nuestro campus y la profundidad de la experiencia.

Ambas opciones son viables, así que nos quedamos muy contentos en ese sentido. Sea como fuere, esto no serviría de nada si no dispusiese de un gran abanico de salas y objetos, siendo esto uno de los puntos fuertes del juego. La mayoría estarán bloqueadas de inicio, teniendo que obtenerlas mediante el desarrollo de la campaña o utilizando kudos. Además del dinero normal con el que compramos cosas, podremos obtener una llamada Kudo cumpliendo objetivos. Con esta podremos desbloquear nuevos objetos dentro de una lista.

Análisis de Two Point Campus | Un gran juego para los amantes de la gestión

Análisis de Two Point Campus
Análisis de Two Point Campus | Podremos ir añadiendo titulaciones a medida que el campus progrese

Llegados a este punto, toca despedirnos no sin antes deciros que Two Point Campus nos ha encantado. Sin embargo, es igual de ciertos que ya éramos muy fanes del clásico Theme Hospital y, por consiguiente, de Two Point Campus. En general, los juegos de simulación y gestión siempre nos han llamado la atención, pero eso no nos impide ser objetivos.

En consecuencia, que Two Point Campus nos parezca un gran juego se debe a que el estudio lo ha hecho muy bien y ha sabido progresar desde el lanzamiento de su anterior título. Mediante el sistema de años escolares, las diferentes opciones de construcción, los muy seguros DLC y contenidos adicionales que irán lanzando, el diseño gráfico, etc. nos han conquistado.

Análisis de Two Point Campus
Análisis de Two Point Campus
  • La fórmula del estudio sigue funcionando, pero han evolucionado.
  • Divertido y entretenido.
  • Ofrece un sistema consecuente. Es fácil jugar, pero dominarlo al máximo requiere bastante esfuerzo.
  • Disparatado y con mucho humor absurdo.
  • Buen diseño, banda sonora agradable y traducción adecuada.
Análisis de Two Point Campus
  • Hay secuencias en las que no han saltado los subtítulos en español.
  • Si no tenemos cuidado, puede sobrepasarnos con toda la información que ofrece.
  • Cuesta pillarle el truco a las cámaras.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here