Análisis de ‘Two Point Hospital’

'Theme Hospital' regresa en forma de sucesor espiritual con 'Two Point Hospital', un juego de simulación empresarial

0

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! Regresamos, una vez más, con un nuevo análisis. En esta ocasión hablaremos de Two Point Hospital, heredero espiritual de toda una leyenda como Theme Hospital. En octubre del 95, un todopoderoso Milhouse creó una de las expresiones idiomáticas más extendidas en la historia de nuestra lengua: ha vuelto, en forma de chapa. No obstante, el destino decidió jugar con aqueste mi maltrecho corazón. No hay chapas. Ni tazos. Solo un baúl de recuerdos abierto de par en par. Y es que, tan solo dos años después, cuando los gráficos no eran tan importantes, un pequeño estudio llamado Bullfrog Productions tuvo el descaro de crear un videojuego de simulación de hospital con más cara que espalda. Así nació Theme Hospital.

En julio de 2016 se fundó Two Point Studios, una compañía británica de videojuegos. Ben Hymers, Mark Webley y Gary Carr unieron fuerzas para hacer realidad un sueño de muchos jugadores old school. De los creadores de Theme Hospital Fable surgía un estudio de desarrollo cargado de nostalgia. No por nada, suponía la colaboración entre antiguos miembros de Bullfrog Productions, Lionhead Studios o Mucky Foot Productions; viejo roquero nunca muere. Dos años más tarde, publicaron, de la mano de SEGA, su primer videojuego: Two Point Hospital, el también llamado sucesor espiritual del ya mencionado Theme Hospital.

Linus, MacOS y Microsoft Windows recibieron con los brazos abiertos lo nuevo de Two Point Studios, pero no serían los únicos. Dos años más tarde, en febrero de 2020, y con la colaboración de Koch Media, el videojuego amplió fronteras. Tras cosechar un éxito tremendo, acompañado de críticas muy positivas por parte de público y medios especializados, aterrizó en nuestras consolas. Así pues, PlayStation 4, Nintendo Switch y Xbox One hicieron lo propio y abrieron su propio pabellón médico a través de Red Kite Games. Hoy vengo a contaros mis impresiones al respecto de esta nueva versión para consolas. Más concretamente, de su adaptación para la plataforma de Sony. Dicho esto, comenzamos.

Two Point Hospital

Análisis de Two Point Hospital
Análisis de Two Point Hospital

Cuando hablamos de Two Point Hospital hablamos simulación. La propuesta del estudio pasa por un juego, válgase la redundancia, de simulación empresarial en donde haremos las veces de jeque del sector médico. Acompañados de un guion inexistente y de una empresa que hace las veces de aval, nos sumergiremos en una aventura de construcción y gestión de recursos cargada de humor absurdo. La acción nos sitúa en una especie de mapa. Este estará compuesto de diversos terrenos, a cada cual más caro y complicado que el anterior. Serán estos quienes marquen nuestro progreso, pues el objetivo de la partida es desbloquear nuevos terrenos.

La idea es sencilla. Nuestro primer hospital es muy simple, pues es bastante pequeño. No podemos ampliar la parcela y, además, contamos con muy poca variedad de elementos. Este primer hospital, así como el segundo y el tercero, constituyen una especie de tutorial largo. Con todo, está muy bien planteado. Si bien es cierto que las primeras horas de juego pueden resultar demasiado fáciles, pronto nos damos cuenta de que es lo ideal. Two Point Hospital maneja muchísima información. Así pues, la curva de dificultad es simpática con el jugador. Será a partir del cuarto hospital cuando la cosa comience a complicarse.

Empero, todo depende. Cada hospital presenta una serie de objetivos concretos. En la medida de lo posible, querremos cumplirlos. Podría decirse que se dividen en oleadas. Cada oleada plantea dos, tres, cuatro o cinco tareas, por ejemplo. Una vez cumplidas, obtenemos una estrella. Se puede repetir el proceso varias veces hasta conseguir el número máximo de estas, pero ahí depende de cada uno. Para avanzar, en la mayoría de los casos, solo será necesario conseguir la primera estrella. Obtener el máximo posible es lo verdaderamente complicado. Por eso la curva de dificultad es tan buena. ¿Quieres avanzar sin complicarte? Perfecto. ¿Quieres un reto algo desafiante? Toma, aquí lo tienes. ¿Estás demente y quieres una prueba dura de verdad? Vale, pero luego no me mires. Nosotros elegimos en todo momento.

¿Hay algún médico en la sala?

Análisis de Two Point Hospital

En lo concerniente al gameplayTwo Point Hospital es un juego muy completo. Cada hospital cuenta con un espacio de construcción predeterminado y un presupuesto base. En contraste, podremos pedir prestamos y ampliar la parcela. La economía, cómo no, jugará un papel muy importante. Habrá que generar beneficios, pues de lo contrario podrían cerrar nuestro hospital. En ese caso, tocará empezar de nuevo el nivel, que no el mapa. De igual forma, todo cuesta dinero. Podremos comprar casi de todo. Por un lado, salas. Se dividen en: salas de diagnóstico (consultas, cardiología, análisis de fluidos…), tratamiento (farmacia, desatascazos, clínica para payasos, etc.) e instalaciones (aseos, sala de personal, recepción, formación o investigación).

La organización es bastante clara, aunque hay ciertos casos en los que ciertas salas de tratamiento también son de diagnostico, lo cual puede ser algo confuso. La variedad de salas es, cuando menos, loable. Hay todo tipo de enfermedades, por lo que también existen varios procedimientos de diagnóstico y cura. Y no, no es lupus. El principal problema que hemos detectado en PlayStation 4 es que, aunque la construcción es bastante intuitiva, se nota que el juego está pensado para PC. Es cómodo, pero hasta cierto punto. A veces, y solo a veces, la precisión del mando no es la que nos gustaría. En todo caso, no empaña la jugabilidad de un gran juego.

En lo que se refiere a las enfermedades, las habrá de todo tipo. Pasaremos desde el colón irritable hasta la enfermedad del payaso, la licantropía o el síndrome de la estrella de rock (cuidado, nos invaden imitadores Freddie Mercury con más habilidad para el cosplay que talento musical). Los habrá quienes hayan perdido el color y vivan la vida en blanco y negro o quienes hayan perdido la cabeza y ahora tengan una bombilla en donde debería estar el cuello. Todo está cargado de un increíble e hilarante sentido del humor que le sienta de miedo. No te reirás a carcajada suelta, pero esa sonrisa traviesa será un rasgo común de todas y cada una de tus partidas.

Dr. House, acuda a consulta

Análisis de Two Point Hospital
Análisis de Two Point Hospital

Ante todo, Two Point Hospital busca entretener con su peculiar sentido del humor. Lejos de lo que podría parecer, no es su punto fuerte. El verdadero potencial del videojuego recae en la cantidad de contenido e información de la que disponemos. Construir habitaciones, contratar personal y controlar el dinero es solo una pequeña parte del todo. Para empezar, el personal. Podremos contratar desde doctoras hasta enfermeras pasando por bedeles y auxiliares. Cada cual tendrá su propia función, pero también tendrán especialidades y personalidades diferentes. Habrá ciertas tareas, como la psiquiatría, que solo se puedan desempeñar por doctores formados en psicología.

Habrá enfermeras ariscas, auxiliares con la vejiga floja y bedeles que pueden cazar fantasmas (sí, los pacientes muertos pueden regresar en forma de poltergeist). En función de su calidad profesional y/o su potencial, cobrarán más o menos, pero podrán formarse y pedir aumentos. Estos, además, subirán su rango, por lo que mejorará su eficiencia a la hora de trabajar y desbloqueará ranuras de especialidad. Pedirán cosas, querrán mejoras en el hospital, etc. Lo mismo sucederá con los pacientes: querrán que el hospital tenga un decorado bonito, aseos suficientes, entretenimiento o bebidas y comida suficiente para todos. Así pues, tendremos una gran cantidad de objetos que podemos comprar para mejorar nuestro centro.

Algunos, no obstante, estarán desbloqueados. Podremos investigar para obtener nuestras salas de tratamiento, comprar (con una moneda especial que se obtiene a través de desafíos) nuevos objetos u conseguir «regalos» a través de la propia «historia». Todo acompañado, cómo no, de la gracieta de turno. A eso hay que sumarle los préstamos, la capacidad de subir o bajar los precios, la necesidad de regular la temperatura del hospital, premios anuales en función de nuestros logros y mucho más. Si buscamos una experiencia sencilla, la tenemos. Pero también podemos profundizar en sus mecánicas si así lo deseamos. Está todo muy bien planteado. En general, la organización y la interfaz es buena, pero hay ciertos conceptos que pueden resultar complicados. Por otro lado, la plataforma tampoco acompaña.

Hospital bonito, cliente contento

Análisis de Two Point Hospital

Con referencia al apartado gráfico, el juego cumple. Two Point Hospital apuesta por un estilo desenfadado de visual plana y modelado simpático. Tiende a las formas redondas y resultonas. Asimismo, predominan los tonos claros en busca de una estética más ordenada, pero esto no termina de funcionar del todo. Llegados a cierto punto, nos encontraremos con que el conglomerado de personas, objetos y salas termina siendo un tanto caótico en su distribución. Recrea de manera acertada el ajetreo de un hospital, pero llega a ser demasiado errático. Habrá puntos en los que todo sea demasiado confuso y cueste discernir cada elemento en su concepto individual.

Por su parte, la música cumple. No es nada del otro mundo, pero tampoco está mal. Sí me ha dolido la falta de un doblaje al español, aunque es comprensible. El juego está subtitulado en español, pero doblado al inglés. Aunque los gajes y chistes auditivos son muy sencillos, llegado cierto punto pierden todo su impacto. No podemos seguir los mensajes de megafonía, por ejemplo, al tener que prestar atención a todo lo que sucede. No da tiempo; se pierde información contextual y cierto deje de humor.

Al respecto de su funcionamiento, correcto. No presenta grandes errores y mantiene una tasa de frames estable en todo momento. El cambio de plataformas, al menos en PlayStation 4, no palidece en cuestiones de rendimiento. De igual forma, no se podía esperar otra cosa, pues no es un juego que adolezca de grandes requisitos.

Conclusiones

Análisis de Two Point Hospital
Análisis de Two Point Hospital

Two Point Hospital me parece un juego excepcional. Sabe bien lo que se hace y a qué público se debe. El sistema está bien planteado, el humor está medido a la perfección para ser gracioso, pero no molesta, y sabe guiar al jugador en sus primeras horas de juego. Ofrece diversos niveles de reto en función de nuestras preferencias sin necesidad de cambiar de dificultad, aunque palidece un poco en lo que se refiere a modos de juego. He echado en falta —se me pasó comentarlo con anterioridad— un modo libre, pero en PC se ha incluido. Además, hay eventos de cuando en cuando, así que no creo que sea un gran problema de cara al futuro.

Gráfica y banda sonora son bastante normalitas, pero con personalidad. En mi caso terminé jugando con música de fondo, pues tampoco me perdía demasiado. ¿Lo recomendaría? Si eres de esas personas que disfrutan de los juegos de simulación, Two Point Hospital es un imprescindible. Para quienes quieran incursionarse en el género… No creo que sea la mejor opción, pero tampoco es mala. Considero que cumple en ambos aspectos y que, cuando menos, merece una oportunidad.

Análisis de Two Point Hospital. Copia física para PS4 cedida por Koch Media.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here