“Soul”, review sin spoilers

0

El último proyecto de Pixar ha llegado a los salones de todo el mundo; prescindiendo de las salas y apostando por su estreno directo en Disney+. En esta casa ya hemos visto Soul (Pete Docter, 2020) y a continuación os dejamos nuestras impresiones.

Un regalo para los sentidos

¿Por qué hemos venido al mundo? Quizá esa sea una de las preguntas más recurrentes planteadas por la humanidad a lo largo del tiempo. Y es que constantemente nos preguntamos cuál es nuestro propósito, qué es aquello que rige nuestras acciones. Algo casi tan importante como la propia vida.

Que Pixar lleva años (más bien décadas) diseccionando las emociones no es algo que pille por sorpresa a nadie. El brillante estudio californiano sabe cómo emocionar a partir de sus historias; relatos para niños con un poso cada vez más adulto y maduro, algo que llegó a su zenit con la estupenda Inside Out (Pete Docter, 2015).

Y es que aquella propuesta prescindió de los coches, los juguetes o cualquier otro tipo de pretexto para abordar una historia de emociones en su más pura esencia. Un paralelismo interesante que enlaza hoy con lo que ofrece Soul (Pete Docter, 2020), un análisis, otra vez de lo intangible, acerca de nuestro papel en la vida, nuestro propósito o una incontable ristra de preguntas existencialistas que el estudio resuelve de manera magistral.

De hecho, lo primero que se puede decir de Soul es que es un regalo para los sentidos. Desde la eterna perfección técnica de la animación marca de la casa, hasta la banda sonora a ritmo de Jazz. Todo es absolutamente brillante y le otorga a lo nuevo de Pixar un virtuosismo que sobresale incluso por encima de la excelencia lograda con cada trabajo.

Soul

Soul, la mejor película de Pixar en años

Aunque puede parecer una sentencia mayor dada la trayectoria del estudio, a título personal, creo que Soul es la mejor película que nos ha regalado Pixar en mucho tiempo. Y es que Soul es, literalmente, el alma del estudio. Una película que te haría sentir como en Navidad cualquier otro día (aunque curiosamente la cinta llegara precisamente en esa fecha), engrandeciendo su mensaje y acompañándolo de la maestría habitual en todo aquello que propone.

Desde esa realidad en la que un pianista lucha por conseguir la oportunidad de su vida (mientras da clases en un instituto) hasta ese mundo de las almas, todo brilla y aporta un significado emocional completo a una trama que cuenta con un guion impoluto. En sus ajustados 90 minutos, encontraremos multitud de momentos cómicos y dramáticos que crean un equilibrio perfecto y confieren a la cinta un ritmo envidiable.

De hecho, es como si Soul fuera una versión refinada de aquella Inside Out -aún con sus evidentes diferencias-. Un film donde todo fluye como un tiro y cuyo nivel de abstracción, a priori elevado, se concreta de manera brillante en una propuesta que toda la familia puede disfrutar.

Cabe destacar que gran parte de su esencia radica en los personajes. La dupla protagonista ha sido perfectamente escrita y su relación evoluciona de manera constante a lo largo de la cinta, regalándonos momentos absolutamente memorables. La verdad es que Pixar se supera con cada nuevo trabajo.

Veredicto

Soul es una auténtica maravilla. Centrada en la propia existencia, Pixar nos regala una película excelente que no teme abordar temas complicados con la habitual pericia del estudio. Un entretenimiento que se apoya en la perfección técnica marca de la casa para hilvanar un relato que se siente como un alma libre.

Quizá te interese | “Wonder Woman 1984”, review sin spoilers

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here