San Sebastián 2019: ‘Light of my life’, review sin spoilers

0
Compartir

De San Sebastián aún nos quedan algunas cintas por analizar. Precisamente hoy es el turno de una de ellas, Light of my lifeel último trabajo dirigido y protagonizado por Casey Affleck que llegará a nuestras pantallas el próximo 11 de octubre.

Light of my life, un acierto en la historia

Hay cosas en la vida por las que merece la pena luchar. Una frase muy de película pero no por ello menos cierta. Y es que, si en un ejercicio de lucidez, acabamos consiguiendo cuantificar la importancia de algo, querer conservarlo es un instinto natural. No importa de qué se trate, sino de la obstinación y el deber a la hora de protegerlo.

Películas centradas en padres e hijos hay muchas, por eso, cuando alguien quiere tirar otra más adelante, es importante el enfoque que quiera darle. Casey Affleck ha sido plenamente consciente de ello, creando un drama que pivota sobre una historia muy inspirada para crear tensión y emotividad a partes iguales.

Light of my life (Casey Affleck, 2019) parte de la narrativa, de aquella que un padre puede establecer con su pequeño. Quizá por ello no es extraño ver como el mundo se desvela ante el espectador del mismo modo que el personaje de Affleck se lo enseña a su hija, cociendo el relato a fuego lento. Una historia de supervivencia que funciona tan bien como la relación paterno filial que presenta.

Light of my life

Atmósfera al servicio de la narrativa

Lo que más llama la atención es lo mucho que se ha cuidado la atmósfera. Una ambientación repleta de bosques frondosos y casas abandonadas donde el apocalipsis ha acabado con todas las mujeres del planeta -exceptuando la joven coprotagonista-.

Precisamente es ese relato postapocalíptico el que que funciona como un tiro. Las vicisitudes de los personajes están perfectamente plasmadas y las líneas que deben articular son francamente buenas, haciendo que ciertos diálogos no se sientan forzados pese a su prolongación en el tiempo.

El viaje de los protagonistas se hace mucho más ligero cuando contamos con una nueva gran interpretación de Casey Afleck y una gran complicidad con Anna Pniowsky, su hija en la ficción. Su relación aporta la calidez propia que se le presupone pero también la energía y el dinamismo provocado por una niña que está descubriendo un nuevo escenario y un padre que debe lidiar con ello mientras la protege del entorno.

Veredicto

Light of my life es una película muy a tener en cuenta. Casey Afleck hilvana una historia distópica que no titubea en protagonizar con, todo sea dicho, gran acierto y solvencia.

Deja un comentario