Reseña manga: ‘El ratón de biblioteca’ I, II y III

Os traemos nuestra reseña del manga El Ratón de Biblioteca y sus tres primeros tomos. ¿Podrá Myne cumplir su sueño?

0

El ratón de biblioteca se ha convertido en una de mis sorpresas favoritas del año. He tardado un tiempo en darle la oportunidad que se merece, mas cuán grata ha sido mi alegría al descubrirme ante una obra excepcional. Basada en la novela de Miya Kazuki, se estrenó por todo lo grande en España con su adaptación al anime. Licenciada por Crunchyroll, conquistó al público por su original premisa. Es más, os lo contamos en su momento, pero me estoy desviando.

Hoy quiero hablaros del manga. Denominada originalmente como Honzuki no Gekokujō (本好きの下剋上), ha sido adaptada por Suzuka. Licenciada en España por Kitsune Manga, ha llegado a nuestras librerías en formato rústico con sobrecubierta de 13 x 18 cm. Con traducción de Joan Eloi Roca, los tres primeros tomos han distribuido su historia en 160, 176 y 192 páginas, respectivamente, en blanco y negro.

El ratón de biblioteca I, II y III

Reseña manga ratón biblioteca portadas españolas
Reseña manga: El ratón de biblioteca I, II y III

Aun a riesgo de quedarme corto, no quiero detenerme demasiado en su edición. Así pues, seré breve: es encantadora. Kitsune Manga no podía haber elegido mejor el formato, pues es precioso. Por un lado, las portadas, a cada cual más bonita que la anterior. El lomo y la numeración es sencilla, pero atractiva, ya que emplea números romanos para ordenar los volúmenes. Es una edición discreta y sencilla, pero de gran calidad. El papel está unido —como viene siendo costumbre— por pegamento, aunque es bastante recio. O lo que es lo mismo, que no se han escatimado recursos en ofrecer un buen producto.

Sinopsis

Urano Motosu es una joven que ama los libros. Trabaja como bibliotecaria en la universidad y su mayor deseo es pasar el día leyendo. Por desgracia —sucede en la primera página— fallece a causa de un terremoto. Aplastada por sus amados libros, esboza una última oración antes de morir: «Oh, señor… Si vuelvo a nacer, por favor, dame una vida donde pueda leer todos los libros que quiera».

No será tan fácil. Urano reencarna en otro mundo en el cuerpo de una niña llamada Myne. Más pronto que tarde descubre que los libros son un bien escaso: son caros y difíciles de producir. Así pues, Urano-Myne se lanzará a la aventura para cumplir, de nuevo, su sueño: vivir rodeada de libros. No será fácil, ya su familia será pobre, no tendrá recursos y tendrá un cuerpo enfermizo. Armada con los recuerdos y conocimientos de su vida anterior, lo dará todo para conseguirlo.

Como este artículo tiene por objeto presentaros el manga, no hablaré de eventos concretos. Así pues, haré una reseña de de carácter más general. Empecemos: El ratón de biblioteca me ha sorprendido muy gratamente gracias a su argumento.

Una historia mágica

Reseña manga ratón biblioteca I, II y III

El ratón de biblioteca es (no) un isekai. De buenas a primeras, Urano Motosu es transportada a un universo de fantasía. Allí se convierte en Myne, una jovencita de no más de seis años. Recicla el inicio de cualquier manga isekai, pero enseguida se redescubre gracias a su originalidad. Lejos de lo que cabría esperar, Miya Kazuki se aleja de los preceptos, arquetipos y tópicos del género para engendrar una historia total y absolutamente única. La muerte de Urano es un mero recurso inicial para crear un contraste que nos permita empatizar con la protagonista.

De esta forma, Myne se convierte en los ojos del lector: descubrimos el mundo junto a ella, pero de forma paciente. A través de una narrativa excepcional, Suzuka demuestra una excelente comprensión de la novela original. Al menos así lo demuestra, ya que no he tenido oportunidad de leerla, pero parece sintetizarlo todo muy bien. En cualquier caso, demuestra una maestría absoluta en el dominio del ritmo y el tempo: todo ocurre a su debido momento. El ratón de biblioteca es tranquilo o acelera cuando toca. Ni antes ni después, sino justo en su momento.

Al mismo tiempo, Myne reconstruye su identidad en un ejercicio de mímesis ambiental. No solo ha dejado atrás su realidad, sino que ahora debe reaprender a ser una niña. Sus limitaciones físicas son evidentes, pero la autora lo transcribe de forma maravillosa. Por si fuera poco, se convierte en un receptáculo cuasi perfecto para comprender el mundo. Para que os hagáis una idea, se nos arroja la información en la dosis justa y adecuada en todo momento para que podamos comprender esta nueva realidad. La contextualización es bonita y elocuente. Es una historia muy tierna en donde, aunque no “pase nada”, siempre quieres saber más.

El cálido abrazo de un manga sorprendente

Reseña manga ratón biblioteca I, II y III
Reseña manga ratón biblioteca I, II y III

En El ratón de biblioteca nos encontramos una de esas historias con la capacidad de robarnos el corazón. Es cálida y sincera como pocas, pero tiene el don de mantenernos en vilo con pequeños hilos sin descifrar. Hay misterios y curiosidades que, sin ser demasiado grandes o extraños, te atrapan. En gran medida se debe a la solidez del argumento. No por nada, es una trama muy bien llevada en donde cada detalle, cada diálogo y cada dibujo parecen tener una razón de ser. No sobra ni falta nada. Tal vez me esté dejando llevar; me ha parecido casi perfecta dentro de su misma concepción.

Otro gran responsable del especial énfasis que estoy haciendo en su sobresaliente puesta en escena es su elenco. Myne es un personaje muy interesante, pues es muy diferente a lo que estoy acostumbrado. Su pasión por los libros establece ciertas carencias que no comprendemos —supera muy rápido el dejar a su familia y su mundo atrás, por ejemplo—, aunque  también nos captura. No exenta de pequeñas fallas en su diseño, tiene el carisma necesario como para reclamar nuestra atención.

¿Y sabéis qué? No necesita hacer nada extraño. No es un personaje raro y extravagante. Ni ella ni los demás. Son personas normales y corrientes con sus miedos, temores y deseos. Son muy humanos, y es en esa humanidad donde reside su potencial. Los entendemos, pero al mismo tiempo no lo hacemos. Si queréis que os lo resuma, es como coger a un grupo de personas del mundo real para incrustarlas en una novela. Todo desde el marco de una sociedad medieval y con carencias cívicas, sociales y tecnológicas muy evidentes. Lejos de estereotipos y/o arquetipos corrompidos por su sempiterna presencia en el género isekai, el reparto se luce.

Un arte que te arrebatará el corazón

Reseña manga ratón biblioteca I, II y III

Amo el arte de El ratón de biblioteca. El mayor mal de un escritor es quedarse sin palabras, pero es que no sé como definiros lo que he sentido al leer la licencia de Kitsune Manga. El ratón de biblioteca me ha robado el corazón un estilo sencillo y muy tierno. Me ha recordado a mi infancia y a las películas de Navidad que veía con mis padres. Me ha recordado a mis amigos y me ha hecho sentir como un niño pequeño. Así de potente es el dibujo de Suzuka, quien se ha coronado como una de mis artistas favoritas.

Ahora bien, no esperéis la espectacularidad de los más grandes mangakas, pues no es esa la idea que he querido trasmitir. El ratón de biblioteca emplea un estilo muy humilde en donde lo más extraño es el color de pelo de sus personajes. No hay escenas a doble plantel que nos arrancan un suspiro de fascinación ni diseños extravagantes. No. Hay sobriedad y precisión. Y ternura, mucha ternura. Suzuka respira cariño en todos y cada uno de los trazos que realiza, y se nota.

Su punto fuerte, sin duda, son las expresiones faciales. Myne es un verdadero poema; te hace sonreír casi sin darte cuenta. Si tuviese que hablar de las contras, enfatizaría la falta de escenarios y fondos secundarios más trabajados, ya que a veces la escena se desluce y desdibuja. Solo cuando quiere mostrarnos algo, destaca la ciudad. De otra forma, se queda en segundo plano, lo cual hace que nos perdamos —a veces— un efecto de inmersión más potente.

Conclusiones

Reseña manga ratón biblioteca I, II y III
Reseña manga ratón biblioteca I, II y III

Dadle una oportunidad. Esa es mi conclusión: dadle una oportunidad. El ratón de biblioteca es un manga fascinante con una gran edición tras de sí. No exenta de pequeños errores, la construcción general de la historia y los personajes es digna de muchos elogios. De igual forma, su arte conquista a pesar de ser muy humilde. Sin alardes técnicos exagerados, sabe como cohesionar guion y arte de forma llamativa y efectiva. No os voy a mentir: me ha encantado. El ratón de biblioteca me ha encantado. Quiero. No, necesito más. No puedo esperar; es una joya.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here