Reseña de ‘Batman: Días fríos’ | Edición deluxe limitada b/n

'Batman: Días fríos' es una antología para el recuerdo que hará las delicias de los amantes del caballero oscuro gracias a su gran sentido de la introspección personal.

0

Bien habituados a las bondades del tebeo norteamericano a todo color, puede resultar extraño enfocar una lectura tan potente como Días Fríos bajo el paraguas del blanco y negro. Resulta —cuando menos— extraño, mas os puedo adelantar que merece mucho la pena. En mi caso ha sido una transición sencilla, pues ya estoy acostumbrado al b/n gracias al manga. De todas formas, no es una comparación justa, ya que la variante expuesta en Días fríos es mucho más intensa. Aunque resulte extraño, los blancos son muy blancos y los negros son muy negros.

En cualquier caso, no podemos seguir con aquesta nuestra reseña sin destacar la edición de ECC Ediciones. Una vez más, y para sorpresa de nadie, la editorial ha hecho un trabajo excelente de impresión y maquetación. Lanzada al mercado en formato cartoné a un precio de 25€, se presenta como una oferta muy tentadora gracias a la calidad de sus materiales y su valor como antología. Como dato, reúne en su haber Batman Annual núm. 2 USA, Batman núms. 51-53 y 67 USA y Batman/Elmer Fudd Special núm. 1 USA (one-shot).

A grandes rasgos, hablamos de tres historietas con formato autoconclusivo y una tercera dividida en tres partes. Mayormente podríamos decir que el exoesqueleto de la antología —en líneas generales— versa sobre Bruce Wayne; se construye como una introspección del alter ego de Batman y su vida personal.

Sinopsis

La historia de amor definitiva de Batman y Catwoman es solo uno de los relatos ilustrados por Lee Weeks que incluye este volumen. Entre los demás, íntegramente escritos por Tom King, están el peculiar enfrentamiento con Mr. Frío en tres actos que da título al tomo y el hilarante encuentro del Caballero Oscuro con Elmer Fudd… y quizá con alguien que también parece surgido de los Looney Tunes de la Warner. El tándem creativo de King y Weeks, nominado al Eisner por su labor, brilla en esta edición de lujo que permite apreciar aún más los trazos de un dibujante clásico que ya ha recibido galardones tan prestigiosos como el Haxtur o el Inkwell. Además, dos de las historias incluidas en este volumen cuentan con la colaboración de los dibujantes Michael Lark y Jorge Fornés.

Reseña de Batman: Días fríos

Reseña de Batman: Días fríos | Edición deluxe limitada en blanco y negro
Reseña de Batman: Días fríos | Edición deluxe limitada en blanco y negro

Batman: Días fríos destaca por su sorprendente apartado artístico. Resulta curioso, todo sea dicho, pues su emisión original no estaba planteada en blanco y negro. Si uno busca un poco será capaz de encontrar los tebeos en grapa y a color las cuatro historietas que componen la antología. Así pues, el diseño original no estaba preparado para el cambio, aunque queda muy bien. Acreditado bajo el fino trazo de Jorge Fornés, Lee Weeks y Michael Lark, Batman: Días fríos edición deluxe en blanco y negro es una verdadera maravilla.

La bipolaridad cromática es muy bonita, ya que la ausencia de tonos intermedios agudiza su lectura. Recuerda, en cierto modo, a una suerte de thriller de los ochenta con jazz de fondo. Asimismo, se recrea cierta sensación de déjà vu. Es como regresar al cine mudo; se elimina el sentimiento de contemporaneidad en favor de una lectura con valor pretérito. En resumidas cuentas, le sienta de maravilla el omitir terceras opciones en su paleta de colores.

Se debe, en gran medida, a la elección de historietas. La autoría de las cuatro recae en Tom King, uno de los autores más prolíficos de DC Cómics. Todas y cada una de ellas repasa cierto período del hombre murciélago, pero centrándose en la figura de su alter ego: Bruce Wayne. Así pues, lejos de una acción desmedida sumergida en una vorágine de violencia incontrolable, dolor y rabiaDías fríos nos da un baño de realidad para presentarnos al hombre que hay detrás del antifaz.

Bruce Wayne

Reseña de Batman: Días fríos | Edición deluxe limitada en blanco y negro

El epicentro de la antología es Días fríos, una serie compuesta por tres actos en la que Bruce Wayne se enfrentará a Batman en los juzgados. Acusado de un triple homicidio, Mr. Frío se enfrenta a una nueva condena. Es el principal sospechoso, mas la única prueba fehaciente de sus crímenes es la palabra del caballero de la noche. Bruce, consternado, es consciente de que puede no tener razón, así que será él mismo quien ponga fin a la imagen deificada que se ha construido sobre Batman.

Será uno de los ejercicios más interesantes del tebeo, mas no el único. Batman: Días fríos incluye una introducción: Un día de estos. Será un nuevo ejercicio de introspección, aunque en esta ocasión versará sobre el amor, el romanticismo y la tensión sexual. Batman y Catwoman, entidades contrapuestas, se sumergirán en el juego del gato y el ratón mientras redescubren su pasión. Será el primero quien haga las veces de protagonistas… Y será a él a quién conozcamos de verdad. Por primera vez en mucho tiempo será Bruce, y no Batman, quien tome las riendas.

Sucede de forma parecida con Hasta lo más bajo Una presa para mí. La primera sirve como interludio y, aunque funciona de forma independiente, conecta el resto de historias —con permiso de la primera, la única ajena a las demás—. En Hasta lo más bajo, Batman perseguirá a un criminal, mientras que en Una presa para mí se enfrentará a su pasado y al sentimiento de rechazo. Será una narración lúgubre, pero al mismo tiempo muy cómica gracias a la proyección de personajes claramente inspirados en los Looney Toones.

Conclusiones

Reseña Batman: Días fríos
Reseña de Batman: Días fríos | Edición deluxe limitada en blanco y negro

No quiero alargarme mucho más, así que iré al grano. Batman: Días fríos es una excelente antología que destaca por su peculiar sentido artístico. Único a su modo, funciona increíblemente bien. La narración es potente e interesante; está cargada de grandes diálogos, momentos llamativos y una suerte de trama de redención personal protagonizada por Bruce. Deja a un lado la tensión del antifaz y versa sobre quién es de verdad. Es extraño, pero por primera vez en mucho tiempo Batman se convierte, de nuevo, en el alter ego de alguien, y no al revés.

No exenta de errores —requiere conocimientos previos bastante concretos de ciertas historias si queremos disfrutar al 100% de su composición— es una excelente opción para los más fervientes admiradores del caballero de la noche. Editada maravillosamente, corre el riesgo de convertirse en una de mis antologías preferidas. Sobre todo teniendo en cuenta el precio; la ausencia de color, entiendo, abarata los costes de producción, lo cual termina permitiendo que su lanzamiento sea bastante más competitivo de lo normal.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here