‘Saint Seiya: Saintia Shō’: primeras impresiones

Análisis de los primeros 4 episodios de 'Saint Seiya: Saintia Shō'

0
Compartir

Saint Seiya: Saintia Shō episodios 1-4

No cabe duda de que el universo de Saint Seiya está más vivo que nunca. Desde el lanzamiento del manga original allá por los años 80 y la emisión de su primera serie anime, la franquicia ha recibido numerosas secuelas y adaptaciones de todo tipo. En la actualidad, se espera un remake de animación por ordenador de la serie clásica que llegará a Netflix en 2019. Asimismo, llegamos a la cita de hoy: el spin-off titulado Saint Seiya: Saintia Shō.

Datos sobre Saint Seiya: Saintia Shō

Saint Seiya: Saintia Shō (聖闘士星矢・セインティア翔) surgió como manga spin-off de la famosa serie Saint Seiya (聖闘士星矢). El manga, con historia de Masami Kurumada y arte de Chimaki Kuori, comenzó a publicarse en la revista Champion Red el 19 de agosto de 2013; aún sigue en publicación. La obra es editada en España por Ivrea.

Años después, el manga ha inspirado una adaptación animada, que será el objeto de análisis de esta entrada. El anime se estrenó el pasado 10 de diciembre y actualmente cuenta con 4 episodios emitidos. Se trata de una ONA (anime emitido para Internet) con animación de Gonzo y con la producción de Toei Animation, quien ha producido casi todo producto animado de esta célebre franquicia. La serie, por cierto, está disponible en simulcast a través de Crunchyroll.

Sinopsis

Saintia Shō cuenta la historia de una muchacha llamada Shōko, quien de pequeña fue rescatada por un Santo de Oro de unos seres maligno cuando esta encontró una manzana dorada. En la actualidad, la joven anda en busca de su hermana Kyōko. Esta lleva más de cinco años desaparecida y no sabe nada de ella. Solo sabe que, un día, la fundación Graude se llevó a su hermana. En medio de su búsqueda es atacada por un ser maligna hasta que es restacada por la propia Kyōko. En ese contexto conoce la existencia de las Saintias, santos femeninos que protegen a Atenea, reencarnada en la figura de Saori…

Como siempre, no está de más recordar que esto es una entrada totalmente subjetiva. Hablaré de mis impresiones, las mías y no las de los demás. Es por esto que estoy abierto a comentarios y sugerencias tanto si estáis o no a favor de lo que escriba. Sin más dilación, vamos allá.

Historia

Quiero dejar claro que no soy en lo absoluto un fan de Los Caballeros del Zodiaco. O sea, he visto la serie clásica, y me gusta, pero mi contacto con la franquicia es más bien nulo. Es por este motivo que, cuando decidí darle una oportunidad a Saintia Shō, lo afronté con cierta reticencia. Sin embargo, creo que este spin-off, a pesar de contar con referencias y detalles que los más expertos notarán, cuenta con una historia sencilla y fácil de seguir.

Shōko es una joven enérgica que busca a su hermana Kyōko, desaparecida desde hace años. Finalmente, la protagonista vuelve a reencontrarse con su hermana, quien se ha convertido en una Saintia, caballera protectora de Atenea. Para su desgracia, Kyōko, ante la amenaza de Eris, se sacrifica para salvar a Shōko y esta, que adquiere la armadura de su hermana, decide hacerse más fuerte para salvar a su hermana.

primeras impresiones saint seiya saintia shō kyōko shōko

Los episodios comprendidos entre el 1 y el 4 parecen conformar una especie de primer arco argumental, donde conocemos a Shōko, Saori y Kyōko, así como la amenaza de la diosa Eris y algún que otro Caballero de Oro. Después del rapto de Kyōko, Shōko va decidida a entrenar y, aconsejada por Mii, caballera del Delfín, va en busca de Mayura. Su entrenamiento se verá interrumpido por los secuaces de Eris, que atacarán a Saori y a sus guardianes y cuyo objetivo será resucitar a la diosa Eris utilizando a Kyōko como receptáculo. Al final, movida por sus impulsos, Shōko acabará en la guarida del enemigo, donde presenciaremos una batalla que culminará con la destrucción de Eris y la muerte de Kyōko… ¿Qué pasará después?

Personajes

En líneas generales, el plantel de personajes protagonistas y secundarios con el que cuenta Saintia Shō es bastante aceptable. Shōko, la protagonista, es un poco plana; su motivación, encontrar a su hermana, se vuelve un tanto repetitiva. No obstante, funciona como motor de la trama, y, a través de su aventura, conocemos a personajes secundarios bastante interesantes como Mii, la servicial «mayordomo» de Saori, o Mayura, la misteriosa entrenadora que, de largo, tiene los diálogos y frases más inspiradoras de toda la serie.

Saori es, por otro lado, la otra gran protagonista de la serie y, personalmente, he disfrutado con su construcción. Vemos una Atenea muy dudosa, que es consciente de su posición y de su responsabilidad. Es un personaje con miedos, muchas dudas y que vemos tambalearse más de una vez. «Eres la diosa de la guerra, tú has provocado las muertes de tus seres queridos» es un ejemplo de argumento que los villanos utilizan para hacer dudar a Saori, para hacer que sucumba ante la presión de la amenaza de Eris. Por suerte, al final consigue sobreponerse y afrontar los problemas, aportando la calma y serenidad que se demandaba de una diosa como la que ella alberga.

Animación y diseño

Siendo sincero, la primera impresión de esta serie me sorprendió gratamente. Cuando vi el primer episodio quedé satisfecho, quizás porque mis expectativas no eran muy altas. La animación me resultó más que decente: los movimientos, las transiciones, los efectos visuales… me parecía un conjunto notable y bastante digno. No obstante, no está exento de errores y momentos de dudosa calidad. El episodio 3, por ejemplo, cuenta con mariposas digitales que, en lo personal, desentonaban con el resto de elementos. Asimismo, creo que algunos fotogramas muestran una perspectiva —sobre todo en lo que a ojos se refiere— un poco irregular. Más allá de algunas imperfecciones, el trabajo de Gonzo como estudio es muy solvente y nos ofrece un espectáculo, como mínimo, correcto.

En cuanto al diseño, se ha optado por beber directamente del diseño de personajes más clásico. Mientras que en el manga el arte es muy diferente, la serie adopta el estilo ochentero de la serie animada: ojos enorme y rasgados, narices prominentes y puntiagudas… Curiosamente, el arte del manga de Chimaki Kuori aparece a mitad de los episodios de la serie. Un dato, quizás, intrascendente, pero que me parecía interesante señalar.

En definitiva…

primeras impresiones saint seiya saintia shō atenea conclusión

Saint Seiya: Saintia Shō es una serie más o menos decente. Un spin-off que, por desgracia, no deja de cargar con una etiqueta de «producto menor» que la dota de una sensación intrascendente en comparación el resto de emisiones de su temporada. Sin embargo, incluso para tratarse de una ONA, su animación es correcta, sus personajes adecuados y su historia, aunque simple, se puede seguir incluso sin tener ningún tipo de contacto con las franquicia de Saint Seiya. Personalmente, tengo ganas de ver cómo avanza y descubrir qué pasará en los próximos arcos de la serie. ¿Se habrá ido Kyōko para siempre? ¿La amenaza de Eris ha desaparecido por completo?

Tráiler

[Total:8    Promedio:4.5/5]

Deja un comentario