Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands

¡Os traemos nuestro análisis de Tiny Tina's Wonderlands, el shooter-looter más loco y adictivo del mercado! Rol, disparos y rock and roll

0

Borderlands sigue siendo, con permiso de Destiny 2, el shooter-looter más destacado del mercado. Al menos si hablamos de experiencias cooperativas reducidas y/o de una campaña especialmente enfocada al single player. De otra suerte, tal vez podríamos hablar de la última expansión de Bungie, pero no viene al caso. A fin de cuentas, son experiencias con un concepto similar, pero con un enfoque diametralmente opuesto. Es por esto mismo que ambos se definen como los mayores exponentes del género.

En ese mismo sentido, actualmente no hay juego que pueda competir directamente contra una de las franquicias estrella de 2K y Gearbox. Más aún si tenemos en cuenta que el lanzamiento de Borderlands 3 no impactó tanto como habría cabido esperar. Por suerte, eso es cosa del pasado, aunque hay un detalle que no ha gustado demasiado a los jugadores y que consideramos, de una u otra manera, muy importante: la duración.

En nuestro análisis de Tiny Tina’s Wonderlands hemos descubierto que es uno de los títulos más cortos de la franquicia respecto a su duración. Personalmente, no lo comparto, pues sus casi 20 horas de campaña principal me han parecido más que suficientes. Todavía más si tenemos en cuenta las muy múltiples misiones secundarias habidas y por haber. En ese caso, podemos extender la experiencia casi hasta las 40 horas.

Hay quienes dicen que esto es insuficiente, aunque no soy de ese grupo. La calidad de un videojuego no se mide por la extensión de su campaña principal, sino por el nivel de la misma, y Tiny Tina’s Wonderlands cumple muy bien con las expectativas. Todavía más si tenemos en cuenta el contenido post-game. ¿Es un factor fundamental para vosotros? Como viene siendo costumbre, depende de cada uno, pero ahí lo dejo.

Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands

Análisis de Tiny Tina's Wonderlands
Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands | La variedad de enemigos es muy interesante y habrá monstruos de todo tipo

Dejando esto a un lado, sabiendo que el contenido no es el punto fuerte de Tiny Tina’s Wonderlands, nos encontramos con un videojuego que sabe hacer muchísimas cosas bien. Curiosamente, podríamos decir que es el Borderlands menos Borderlands de la saga, ya que deja a un lado ese carácter distópico postapocalíptico para sumirse en un relato de fantasía macarra al más puro estilo Tina Chiquitina asalta la mazmorra del dragón.

A modo de presentación, lo nuevo de Gearbox nos presenta un creador de personajes en donde podremos personalizar al Principiante, el protagonista de esta historia. Podremos cambiarle el nombre, elegir si su cuerpo es «ese» o «este» (no masculino o femenino), su nombre, su pronombre y/o sus características físicas. Se desarrolla de manera simple, pero con el paso de las horas podemos profundizar en la personalización del mismo al desbloquear nuevos peinados, complementos visuales, colores y estilos de armadura, etc.

O lo que es lo mismo, la estética de nuestro personaje dispone de más opciones conforme vamos jugando, siendo una de las tantas recompensas que nos ofrece la aventura a través del loot. Es un aspecto que, siendo sincero, me ha parecido muy positivo hasta el punto de ser un atractivo secundario y adicional muy interesante.

Un nuevo mundo de fantasía esperpéntica malditamente precioso

Análisis de Tiny Tina's Wonderlands
Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands | Desde campos encantados hasta bosques siniestros pasando por cuevas y fosas mortales; hay escenarios de todo tipo

Además, es todavía más interesante si tenemos en cuenta que el contraste inicial del Principiante para con el mundo que le rodea es bastante importante. Al principio es muy llamativo, ya que su equipo y su aspecto visual no se corresponde del todo con el mundo de fantasía que le rodea. No obstante, conforme vamos desbloqueando nuevos complementos, se va adaptando a su entorno, creando una comunión (o no, depende de nosotros) casi total con el escenario.

Y esa es otra muy importante: el escenario, la escenografía y el diseño gráfico. Tiny Tina’s Wonderlands es, sin lugar a dudas, el Borderlands más bonito de todos. Sin perder ni un ápice de ese estilo tan particular que tiene, ha sabido renovarse y adaptarse al carácter del rol y la fantasía épica. Sigue siendo puro rock and roll, pero con una gama de colores mucho más alegre, unas texturas mucho más definidas y un juego de luces y sombras de mayor calidad.

2K y Gearbox han sabido dar el salto a la nueva generación, creando un título audiovisualmente maravilloso y preciosista… Desde la perspectiva de Tina. La escenografía es pura magia, pero los enemigos y las armas son macarras a más no poder. Los personajes secundarios, los monstruos y el diseño de no pocos escenarios hincha el pecho al tirar de la esperpéntica y la desfiguración propia de la saga.

Tiny Tina’s Wonderlands, una experiencia macarra y divertida sin igual

Análisis de Tiny Tina's Wonderlands
Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands | Visual del mapa mientras derrotamos a un enemigo aleatorio de un puñetazo

Esto lo descubrimos al explorar los muy diversos parajes que nos ofrece el estudio. Como curiosidad, en esta ocasión el mundo está interconectado de manera muy distinta. A los clásicos escenarios de gran tamaño se ha sumado un tablero de jugador que hace las veces de mapa. En este, además de controlar a una versión en miniatura muy cabeza de nuestro personaje, iremos viajando de un lugar a otro.

Lo interesante de este sistema de viaje es que podremos ver el exterior de cada zona mientras disfrutamos del decorado y la distribución del mapa. No es especialmente grande, pero tiene un potencial tremendo si, al igual que en otras ocasiones, disfrutamos de una buena remesa de DLC. Si bien es cierto que se siente algo parco, es divertido e interactivo.

Por ejemplo, podremos crear atajos dándole puñetazos a chapas de botella, enfrentarnos a enemigos (o no) en encuentros pseudo-aleatorios, visitar mazmorras opcionales, completar objetivos secundarios mediante la escultura o la violencia, etc. Es uno de los elementos más roleros que nos ofrece Tiny Tina’s Wonderlands y una de sus principales novedades respecto a la franquicia.

Un sistema de clases renovado y con cambios

Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands | Árbol de habilidades. Solo hay uno, pero luego podremos multiclasear

Esto quiere decir que no podemos viajar caminando de una punta del mapa a otro de forma directa, pero conservaremos el sistema de viaje clásico, aunque con ciertos ajustes. En cierto modo, este es el cambio más reseñable del videojuego, pues el resto de elementos, salvando las distancias, se mantienen… Hasta cierto punto. Por ejemplo, tal y como ya sucedía en los anteriores títulos de la franquicia, podremos elegir entre varias clases. Estas son:

  • Brr-serker: tenaces matones glaciales que complementan su potencia de fuego con brutales ataques cuerpo a cuerpo a diestro y siniestro.
  • Garrapiñazo: leales guerreros que cubren de truenos y llamas a sus enemigos con un martillo espectral junto a sus acompañantes escupefuegos, los guivernos.
  • Sepulcronato: acólitos tocados por la muerte que sacrifican salud para lanzar devastadores ataques de magia oscura y convertirse en el fantasmal Cosechador de Huesos, siempre acompañados por su semiliche, una demencial mascota.
  • Tirahechizos: magos armados capaces de lanzar salvas de hechizos y balas y transformar a sus enemigos en ganado inofensivo con solo chasquear los dedos.
  • Forestal esporífero: maestros de la naturaleza que, junto a sus setas tóxicas de compañía, invocan tornados y lanzan andanadas de flechas arcanas sobre las filas enemigas.
  • Puñalomante: arteros asesinos orientados al golpe crítico que invocan remolinos de hojas mágicas en el campo de batalla y se desvanecen en las sombras a voluntad.
Análisis de Tiny Tina's Wonderlands
Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands | Las diferentes armas siguen teniendo sus propios tipos de disparo, daños elementales y estadísticas

Cada uno funciona de manera independiente, ofreciendo una buena variedad de estilos de combate. Tal y como ya sucedía en Borderlands, dispondremos de un árbol de habilidades con el que podremos modificar nuestros puntos fuertes y/o habilidades.

Por desgracia, aquí hemos encontrado un sistema algo parco comparado con experiencias previas, ya que solo disponemos de una rama principal en lugar de tres. Es un recorte que intentan compensar con otras mejoras, pero que no se siente tan satisfactoria como antes. Lo bueno es que esto lo suple con gran acierto cuando alcanzamos un nivel alto gracias al sistema de multiclase. Es una variante muy interesante que ofrece muchísimas posibilidades.

El gunplay es su elemento más atractivo… ¡Como debe ser!

Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands | Otro ejemplo del nuevo acabado visual del juego

Esto está inherentemente ligado al gunplay, una de sus mejores apartados. Porque si hay algo que hacen bien en 2K y Gearbox son los juegos de tiros. Aquí, como siempre, encontraremos armas de toda clase, aunque, una vez más, hemos sentido que la variedad es inferior a la de otros juegos de la saga principal. Nos ha dado la sensación de que, pese a que conservan la locura y frescura de siempre, ofrecen un número más reducido de opciones.

Por el lado contrario, podemos equiparnos más objetos, disfrutando de anillos, colgantes… ¡Y hechizos! Al daño oscuro (nos devuelve salud) debemos sumar otra novedad, y esos son los conjuros. Sustituyen a las granadas y tienen toda clase de formas, desde bolazos de fuego hasta esquirlas de hielo, pasando por minicataclismos de tierra. Es una novedad interesante y divertida.

También nos ha gustado el sistema de leveo y estadísticas, ya que podremos seleccionar que atributos queremos mejorar y que parámetros preferimos potenciar, ya sea mediante el aguante, la velocidad a la que se recuperan nuestros hechizos o nuestro porcentaje de críticos. Sobre este tema, tengo sentimientos encontrados con los trasfondos.

Tiny Tina’s Wonderlands nos ofrece un pequeño sistema de trasfondos que terminarán nuestro origen sin efectos narrativos, pero que sí alterarán nuestros atributos. Me ha gustado la idea y tiene un tono rolero genial, pero habría estado bien disponer de algunas opciones más. Hemos sentido que eran demasiado pocas.

Los trasgos, el protagonista inesperado de la locura de Tina

Análisis de Tiny Tina's Wonderlands
Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands | Algunas de las historias más disparatadas tendrán romance, traición o descubrimiento… Y los trasgos serán muy protagonistas en muchas de ellas

No quiero despedirme sin hablar de la narrativa y el estilo de la historia. Como siempre, 2K y Gearbox han engendrado una historia muy rocambolesca en donde todo puede pasar, desde enemigos que salen volando por los aires hasta ganchitos que se convierten en obstáculos dentro del mapa, pasando por una parodia desfigurada de Los Pitufos. El estudio no se corta un pelo ni con el lenguaje ni con el tono, repartiendo estopa a diestro y siniestro sin otro límite más que el límite de la imaginación de Tina.

En ese sentido, el videojuego es ágil y dinámico a la par que divertido. Nos mantiene enganchados gracias a su desenfadado sentido de la narrativa y gracias a la velocidad del gameplay y la historia. Sorprende y golpea con salidas de todo tipo. Véase, por ejemplo, rebobinar acciones porque la opción B es más mola, influencers que graban su legado en piedra o conversaciones que rompen la cuarta pared de manera disimulada.

Conclusiones

Tiny Tina’s Wonderlands es la definición de «caos». Locura pura y dura al servicio de la dungeon master más disparatada de la historia. Si bien es cierto que la campaña principal no dura tanto, no creo que esté falto de contenido, aunque aspectos en los que nos habría gustado una capa adicional de profundidad. Más opciones siempre son bien.

Valoramos muy positivamente su diseño de escenarios, el apartado gráfico, el gunplay, la narrativa y el guion, así como el carisma de sus personajes y su armamento. Incluye novedades divertidas y aspectos muy roleros que casan a la perfección con su estética de fantasía esperpéntica.

Divertido y adictivo, ofrece lo mejor de la saga, perdiendo algunos aspectos en el proceso, pero renovando o aportando otros tantos. Por suerte, sabemos que su postgame va a dar mucho que hablar durante los próximos meses, siendo el contenido definitivo que puede terminar de redondear la experiencia. Le falta ese poquito, pero sabemos que va a llegar, y es por eso que no podemos hacer otra cosa más que la de recomendároslo encarecidamente si os gustan los shooter-looter.

Valoración juego - indispensable

Análisis de Tiny Tina’s Wonderlands. Clave de juego para PS5 cedida por 2K España.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here