Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox

¡Os traemos nuestro análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox ahora que por fin ha llegado a consolas sobremesa!

0

Tiempo atrás os hablamos del lanzamiento de Monster Hunter Rise y su expansión Monster Hunter Rise: Sunbreak. Inclusive, os contamos que nos pareció con motivo de su lanzamiento en PC. Pues bien, hoy regresamos a la aldea de Kamura para proteger a sus habitantes del asedio de los monstruos y El Frenesí. ¿Por qué? Pues porque se ha producido, por fin, su puesta en escena en PlayStation y Xbox, plataformas que todavía no habían disfrutado de la —ahora sí— popularísima saga.

Y es que para quienes no sepan, Monster Hunter no ha sido siempre esa franquicia para todos los públicos. Si bien es cierto que siempre gozó de una buena remesa de jugadores y una comunidad muy fiel, antaño era una saga de nicho. Esto cambió con el lanzamiento de Monster Hunter World, su título más aperturista a la fecha. En Rise regresamos a la vieja escuela, pero con un enfoque algo más generalista.

Esto lo hemos podido comprobar nada más enchufar nuestra PS5. Al hacerlo, Rise nos ha recibido con los brazos abiertos, recordándonos a títulos tan míticos como GenerationsUltimateTri. No obstante, el salto generacional en casi cualquiera de estos casos es más que evidente. O lo que es lo mismo, técnicamente hablando, Rise es uno de los mejores Monster Hunter jamás creados.

Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox

Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox
Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox

El juego, que también se encuentra disponible en Xbox Game Pass, nos ha traído buenos recuerdos de los viejos tiempos. No obstante, no queremos andarnos por las ramas, pues ya os hemos hablado de ello en otras ocasiones. Es más, si queréis tener un análisis mucho más complejo y dedicado, os recomendamos que le echéis un vistazo a los enlaces del primer párrafo.

A fin de cuentas, en todos y cada uno de ellos os ofrecemos diferentes apuntes y consideraciones. Hoy hemos preferido ir al grano y contaros que tal le ha sentado el cambio de plataforma. A fin de cuentas hablamos de un juego que se lanzó originalmente en 2021 para Nintendo Switch y que, desde ese momento, ha visto como el número de plataformas en las que estaba disponible se ha ido ampliando.

En el caso de PlayStation 4 y Xbox ganamos, sin duda alguna, en calidad gráfica con respecto a la híbrida de la gran N. A cambio, eso sí, sacrificamos dos puntos muy importantes: portabilidad y esencia. Porque, efectivamente, Monster Hunter siempre ha sido una franquicia que se ha caracterizado por su presencia en consolas portátiles. Más allá de Wii, nuestros mejores recuerdos proceden de la familia DS, así que este ‘sacrificio’ es notable.

Un salto tecnológico

Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox
Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox

A cambio, tanto Xbox como PlayStation demuestran una mayor entereza técnica. Además de disponer de una mayor resolución, hemos sentido una mayor estabilidad en el juego en líneas generales. Asimismo, los efectos visuales han ganado varios enteros, ofreciendo un apartado gráfico más potente que nunca. Los efectos de luces y sombras, las expresiones faciales o las mismas texturas se sienten más enteras.

Ahora bien, no debemos minusvalorar la versión de Nintendo Switch a tenor de las presentes consideraciones. Más bien todo lo contrario: el juego original es un título más que digno con un acabado excepcional. Así pues, hablamos de un factor diferencial justificado por las diferencias de hardware que hay entre unas plataformas u otras. Todas ellas, en cualquier caso, son muy notables.

Eso sí, en PlayStation y Xbox nos ha gustado mucho la posibilidad de configurar las opciones gráficas, pudiendo alternar entre unas y otras para potenciar el apartado gráfico o el rendimiento en función de nuestros gustos. Podemos modificar, pues, la calidad de la imagen, las sombras y las texturas, el nivel de resolución, etc. En general, la personalización es sobresaliente.

Conclusiones

Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox
Análisis de Monster Hunter Rise para PlayStation y Xbox

Lo único malo que le podemos encontrar es que no hay crossplay, por lo que cada comunidad tendrá que apañárselas a su manera. Tampoco tiene crosssave, por lo que no podremos recuperar guardados de otras consolas. Sin duda alguna, son dos puntos netamente negativos que, en cualquier caso, no parecen ser responsabilidad de Capcom. Sea como fuere, esto es pura especulación.

Por el otro lado, tanto la versión de PlayStation como la de Xbox vienen con todas las misiones desbloqueadas. Del mismo modo, incorpora prácticamente todos los eventos especiales y monstruos que han ido apareciendo en la híbrida de Nintendo desde su lanzamiento en 2021, así que la cantidad de contenido inicial es apabullante… en el buen sentido. No contamos Sunbreak, eso sí. Esta expansión llegará más tarde.

Teniendo todo esto en cuenta, nos cuesta no recomendaros Monster Hunter Rise para PlayStation (o Xbox). Sobre todo si nunca lo habéis jugado. En ese caso es un auténtico juegazo que encantará a los amantes de la franquicia. Ahora, si nos disculpáis, debemos retomar la caca.

  • El salto técnico respecto a Switch, que no PC, es notable.
  • Los controles están muy bien adaptados a los mandos de Play y Xbox.
  • Viene con muchísimo contenido base.
  • Sigue siendo un auténtico juegazo.
  • No tien crossplay ni crosssave.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments