Análisis de ‘MediEvil’, Sir Dan y Gallowmere están más «vivos» que nunca

Este muerto está muy vivo

0

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! Halloween está cada vez más cerca, ¿y qué mejor manera de celebrarlo qué con un análisis del renacido MediEvil? Sir Daniel Fortesque ha regresado de entre los muertos, nunca mejor dicho, para hacernos viajar al país de los recuerdos. El juego se lanzó originalmente para PlayStation en 1998 para Europa y América del Norte. Posteriormente, en 1998 hizo lo propio en Japón. A posteriori, en el año 2000 salió al mercado su secuela directa: MediEvil 2, considerado por muchos el mejor de todos. A continuación, en 2005, se quiso renovar tan excelso clásico con MediEvil Resurrection, una versión para PSP.

El remake del clásico original se anunció en 2017 en la llamada PlayStation Experience, y desde aquel momento hemos sido muchos los que hemos soñado con revivir, una vez más, las heroicas desventuras de nuestro muerto viviente preferido. La obra magna de SCE, acompañada de la increíble banda sonora de Andrew Barnabas, supuso un antes y un después en el género de la acción y la aventura. O al menos así lo quiere recordar mi harapienta memoria, pues cuando era un niño no pude hacer otra cosa más que maravillarse con una franquicia de la cual, a día de hoy, me confieso enamorado.

Análisis de MediEvil: el regreso del héroe más inverosímil de todos los tiempos

Uno de los primeros aspectos de los cuales uno desea saber más es, con toda probabilidad, el apartado gráfico. MediEvil siempre se ha caracterizado por poseer un diseño gráfico ambientado en la Edad Media con un toque, utilizando la jerga actual, muy spooky. La leyenda de Sir Daniel Fortesque se orquesta sobre un peculiar ménage à trois entre oscurantismo, lobreguez y sentido del ridículo. Hablamos, por consiguiente, de un videojuego que revive un periodo histórico clásico con toques de fantasía y magia exacerbando, entretanto, la presencia de seres tales como demonios, zombis o manos que se mueven solas. En su conjunto, el decorado recuerda a una película de miedo de serie B en donde los espantapájaros y los fantasmas se cogen de la mano para salir de paseo.

Lejos de lo que se pueda pensar, el encuadre de elementos tan dispares encaja a la perfección gracias al sistema de niveles. Lo que quiero manifestar con todo esto es que, inclusive en su lanzamiento, la estética de MediEvil era espectacular. No importaban las carencias gráficas: tenía alma. El remake ha sabido mantener la esencia del juego original renovando, al tiempo, texturas, modelados y personajes. Si trazamos la inevitable comparativa con el juego original… No hay color, pero para bien. No obstante, si debo decir que el acabado podría haber estado mucho mejor, pues dista mucho del preciosismo de juegos tales como SpyroCrash Bandicoot.

Un acabado gráfico ligeramente inferior a lo esperado

Análisis MediEvil
Análisis MediEvil

El juego se ve bien, pero es cierto que esperábamos un poco más. La sensación que se me ha generado como jugador es que se quiso jugar con la oscuridad inherente del título para reducir la calidad gráfica final. Aunque resulta lógico, se siente demasiado como un juego de la pasada generación a tal respecto. Pongo, nuevamente, el ejemplo de Spyro. Son muy distintos, pues el segundo es tremendamente colorido, pero sí que sentimos que estamos ante un juego de 2018 o 2019. Con MediEvil esa sensación se ve ligeramente difuminada.

No puedo más que preguntarme los motivos que han llevado a tomar semejante decisión. Al final terminé dando con la que creí que era la respuesta: encaja mucho mejor con la temática en general. Aunque habría disfrutado como un enano si la calidad fuese mejor, también es cierto que es a través del estilo empleado que se nos transporta a ese pasado del que tantas veces he hablado. Al final el resultado es bastante bueno, pues la atmósfera y el diseño casan a la perfección. Con todo, he extrañado que ciertos personajes fuesen dotados de un punto extra de extravagancia, pues inevitablemente he pensado también en MediEvil 2.

Hablo no solo del diseño gráfico, sino del doblaje. Aunque bueno, ciertos personajes me han parecido faltos de impacto al hablar. Los recordaba todos con una personalidad muy marcada, mas esta no se ha trasmitido a través de unas voces que, pese a estar muy bien logradas y ser de buena calidad, no me han terminado de revelar demasiado de, por ejemplo, los héroes que me ceden sus armas para el combate. Resumiendo, un buen diseño gráfico, una temática excelsa y unas ideas muy originales, pero con un punto de calidad inferior al que habría querido como jugador.

También os lo digo: he jugado desde una PlayStation 4 normal. En la versión PRO, por lo que he podido comprobar, el acabado es notoriamente superior.

La jugabilidad es la misma de siempre, pero mejor

Análisis MediEvil

Uno de los principales puntos negativos de MediEvil allá en su lanzamiento fue su jugabilidad, aunque no fue culpa del estudio. Hablamos de un juego lanzado en 1998, que se dice pronto. La industria ha avanzado, y mucho, desde aquellos años. Y debo decir que el paso del tiempo le ha sentado genial a nuestros no muertos. Os voy a ser sincero: no entiendo las quejas que surgieron con el lanzamiento de las primeras demos. Se aludía a que los comandos de acción o el movimiento de nuestro personaje era… errático. Vale, y yo me pregunto: ¿Qué esperabais? Lo siento mucho, pero la esencia de MediEvil era esa.

Manejamos a un caballero no muerto, a un cobarde que ha revivido de su tumba para dar muerte a un malvado mago que hace muchas cosas de las que hace, según cuentan los rumores, porque quiere revivir a su perrito. La jugabilidad, en lo que a mí opinión se refiere, es simplemente perfecta. Los movimientos no solo de Sir Dan, sino de los monstruos a los que nos enfrentamos, recrean a la perfección el estado de putrefacción al que se enfrentan. Asimismo, sus peculiares andares, su forma de combatir o su sistema de movimiento responden a los estándares que cabría esperar de tan singular personaje.

En ese mismo sentido, se han adecuado las armas y el combate a los tiempos actuales logrando un resultado más que correcto. Me reitero: mantienen la esencia, pero aquí sí que han sabido dar con la tecla exacta para crear un juego de acción y aventuras a la altura de las expectativas. Como nota negativa, la cámara, que a veces escoge ángulos bastante complicados o no responde de la forma que nos gustaría. En líneas generales, un apartado muy notable. Menos los espantapájaros. Dios, cómo odio a los espantapájaros.

La misma historia de siempre, pero con más contenido

Análisis MediEvil
Análisis MediEvil

El argumento, como no podría ser menos, es el mismo que el del juego original. Es más, pese a que he notado ciertos cambios en el diseño de los niveles, he sentido que volvería a tener… ¿Qué sé yo? ¿12 años? Da igual. La idea es esa: me parecía estar jugando al mismo juego que cuando era niño, lo cual me ha encantado. Aquellos que no disfrutasen de la experiencia original tal vez no lo disfruten tanto, pero no se arrepentirán tampoco de conocer a nuestro singular protagonista. La historia es la siguiente: Sir Daniel Fortesque es el héroe de Gallowmere, una leyenda que pasó a los anales de la historia por derrotar al malvado hechicero Zarok.

La cosa, sin embargo, fue algo distinta. Al cargar contra el enemigo nuestro «valiente» guerrero se queda rezagado y cae muerto cuando una flecha atraviesa su ojo. Lo que puede hacer un buen relaciones públicas y una buena estrategia de marketing, ¿cierto? Así lo comprobamos cuando Zarok revive años después junto a su ejército de no muertos y demonios. Para su desgracia, nuestro héroe también revive, pero en una cripta de lo más lujosa. Armas, dinero y pociones de vida, ¿qué más podemos pedir? Pues un libro en el que iremos recopilando información de todos los personajes y monstruos a los que vayamos conociendo y derrotando. Es un añadido interesante, pues da algo de magia a un lore no demasiado extenso.

No podemos decir mucho más del guion, pues la historia es relativamente simple. Sir Dan quiere redimirse y ser un héroe de verdad para acceder a la Galería de Héroes, lugar donde reposan las leyendas de la historia. Allí se celebran fiestas y se hace lo que uno quiere, ¿cómo no querer formar parte de tan selecto grupo? Para ello nos enfrentaremos a los esbirros de Zarok, acabaremos con la maldad, salvaremos a las gentes de Gallowmere y acabaremos con Zarok. O no…

¿Cómo se juega a MediEvil?

Análisis MediEvil

Me gustaría responder a la pregunta anterior para que aquellos que nunca hayan jugado sepan de lo que estamos hablando. En primer lugar, como ya he dicho con anterioridad, MediEvil es un juego de acción y aventuras en el que controlamos a Sir Daniel Fortesque. Armados inicialmente con nuestro propio brazo, iremos explorando una especie de mapa dividido por secciones y/o niveles. Iremos siguiendo el rastro de Zarok, una nube de polvo verde un tanto… asquerosa. Superando pantallas desbloquearemos nuevas zonas que podremos explorar, pero cuidado. Olvidaos de los reintentar o los puntos de guardado.

Aquí contamos con una serie de barras de vida que marcan nuestra salud. Al morir en un nivel tendremos que empezar este desde el principio. Si lo superamos se guarda el progreso. Por ejemplo, si superamos toda una zona, pero caemos derrotados ante el jefe final, pues vuelta a empezar. Puede parecer frustrante, pero no. Es una decisión de diseño del juego original que se ha decidido respetar, lo cual me parece perfecto. No mentiré: duele. Duele cuando mueres justo al final, pero es eso lo que hace interesante nuestra aventura. Porque, lejos de lo que se pueda pensar, MediEvil no es un juego complicado.

Tendremos a nuestra disposición un gran número de armas y recursos. Empezaremos con lo básico, pero al acabar con los enemigos de las zonas iremos cosechando almas. Estas irán a parar a un cáliz oculto en el nivel. Si lo rellenamos al 100 % y lo encontramos, al terminar el nivel iremos a la Galería de Héroes, lugar donde se nos ofrecerán recompensas a cambio de estos cálices. Y así iremos avanzando hasta alcanzar el final. ¿Sencillo, verdad? Sí, es una propuesta humilde y sin grandes giros, pero divertida como pocas.

Conclusiones

Análisis MediEvil
Análisis MediEvil

Hablando desde el punto de vista de la nostalgia, MediEvil es un imprescindible de nuestra colección. Con sus más y sus menos, cumple a la perfección con su papel y mantiene la esencia de los juegos originales. Los novicios de la franquicia, por otro lado, hallarán en Sir Dan y compañía una aventura de acción divertida y con toques de plataformeo, pero que no ofrece nada nuevo en realidad. Al final, su punto fuerte no es otro más que su peculiar sentido del humor y el ridículo así como su concepto en líneas generales. El arte es atractivo como él solo, pues goza de gran originalidad, aunque en términos de calidad es algo inferior a lo que nos habría gustado.

La jugabilidad es francamente buena, con muchos detalles interesantes, y una variedad de armas destacable. No obstante, la cámara que desear. Hay ciertos picos de dificultad algo molestos, pero al final la clave reside en saber qué arma utilizar y cuándo, o de cómo aprovechar ciertos elementos del escenario. En su valoración general, un buen juego con sus más y sus menos con valor especial para los nostálgicos como yo. Pese a todo, creo que se le debe pedir más a Sony en lo referente a títulos de tal calado teniendo en cuenta no solo su impacto, sino la notoriedad del título y los recursos disponibles.

Análisis MediEvil. Clave de juego para PlayStation 4 cedida por Precisión Spain y Sony PlayStation.

[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here