‘The Promised Neverland’: análisis episodio 11

Análisis el episodio 11 de 'The Promised Neverland'

0
Compartir

¡Muy buenas! Parece mentira que estemos a poco del final de The Promised Neverland. En esta entrada vamos a repasar lo que nos ha ofrecido el undécimo episodio, que dará pie al último episodio del anime. Si queréis, antes de empezar, podéis echarle un vistazo al análisis del episodio de la semana pasada para refrescar. ¡Vamos allá!

140146

Si el episodio 10 fue un capítulo más bien tranquilo y agridulce, este nuevo episodio es algo así como una macabra y maravillosa contraparte. La tensión, en esta ocasión, se complementa con acción, giros de guion y momentos dramáticos. Emma y Ray estaban destrozados tras la pérdida de Norman y parecían haber asumido el peso de su fatídico destino. Parecían, claro. El dúo protagónico da todo de sí para demostrar que, con sus más y sus manos, piensan en el otro, y también en los demás niños: su familia.

Fire!

Que el fuego sea uno de los elementos principales es, a mi juicio, un gran acierto. No solo por el plan, claro, sino por su significado. En el opening letra e imágenes parecían querernos decir, una y otra vez, que el fuego era un elemento esencial para la historia. Y así ha sido. El fuego destruye y engaña, pero también purifica. La escena del incendio en el comedor se convierte en uno de los pilares de la narración, haciendo creer al espectador acontecimientos que, al final, no ocurren realmente. ¿No es acaso esa afirmación un precioso y preciso resumen de la narrativa de The Promised Neverland?

Ray, en un arrebato contra Isabella y en venganza con el sistema, parece decidido a morir. Antes muerto que presa de los demonios. Como buen lobo solitario, el objetivo de Ray es sacrificarse por Emma y el resto de los niños. Es un plato valioso y lo sabe, lleva demostrando serlo en más de una ocasión, y esta parece ser su última jugada… ¿o no?

La sorpresa como arma

Isabella es una gran madre y una gran protectora. Desde los primeros compases de la serie hemos sido testigos de sus tretas y de cómo ha descubierto y desbaratado los planes de los jóvenes prodigios. Sin embargo, no contaba con que, después de una pérdida tan dolorosa, su determinación se mantuviese intacta. Destaca, especialmente, Emma. No solo engaña a Madre con su interpretación como «chica desvalida», sino que, durante meses, ha mantenido la cabeza fría para organizar a los más pequeños y no ser descubierta.

Aunque ya en más de una ocasión he «destripado» algún momento inquietante… Creo que en esta ocasión debéis ser testigos del momento. De la construcción de la atmósfera. De cómo juegan con nosotros, los espectadores. Cómo te llevan por una senda, para luego guiarte hacia la opuesta. Creer que todo está perdido, que no hay salida, y de repente ser consciente de todo lo contrario. Y, al final, volvemos a la sorpresa. Todos parecen haber huido, pero… No es así. ¿Habrá Emma desistido de la idea de huir con todos los niños de Grace Field House?

Animación y sonido

No andaré con rodeos: este episodio nos ha ofrecido momentos, a mi parecer, sobresalientes. A nivel de animación, para variar, un trabajo destacable. En mi opinión, la mayor baza ha sido, una vez más, las facciones y emociones que emanan de los personajes. Ray, desesperado y eufórico ante su «recogida»; Isabella, tensa y sorprendida por el incendio… Mis dudas sobre si, finalmente, darían la talla en este tramo de la historia quedaron disipadas con el paso de los minutos. La respuesta es un claro sí.

Reconozco que, incluso habiendo leído el manga —cuyo arte es fascinante—, resultó imposible no sentir la emoción del momento. The Promised Neverland deja poso y eso, a nivel artístico, es siemper un logro. En el sonido, donde la serie no suele fallar, también encontramos muchos aciertos. Los temas musicales acompañan a la perfección el motivo de las escenas. Por otro lado, también encontramos que ciertos momentos se basan exclusivamente de sonidos ambientales; una elección muy acertada en casos como cuando el reloj da la medianoche. La cámara lenta, el sonido que marca la medianoche…

En resumen…

Quizás para sorpresa de nadie, este undécimo episodio es otro éxito de la lista. Pongo la mano en el fuego. Para mí no hay duda de que The Promised Neverland es una decentísima adaptación, que entiende el material que tiene entre manos y lo traslada al audiovisual de una forma notable. Música y animación se dan la mano en una épica aventura llena de terror y suspense que, por desgracia, llegará a su fin la semana que viene. Solo espero que el episodio final nos deje con un buen sabor de boca.

¡Y eso ha sido todo!

The Promised Neverland es una serie anime disponible en Crunchyroll y cuyos episodios se estrenan los jueves. La serie se basa en el manga homónimo, licenciado en España por Norma Editorial. Muchas gracias por leer estas líneas y ¡nos vemos la semana que viene! Recordad que el episodio 12 será el final… ¿de todo el anime? La historia en el manga sigue así que es posible que tengamos continuación en el futuro. ¡Esperemos que sí!

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario