Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta

0

No estamos acostumbrados, aunque hay muy diversas opciones del estilo, al fracaso de nuestros personajes de cómic preferidos. No por nada, viene siendo habitual que estos sean capaces de superar casi cualquier obstáculo, ya que de otra forma no recibirían la denominación de «héroe» o «heroína». A veces, no obstante, fallan y, por desgracia, su fracaso tiene una serie de repercusiones inimaginables. Este vendría siendo el caso de Wonder Woman: Tierra Muerta, una estupenda historieta postapocalíptica protagonizada por la sempiterna princesa Diana.

Ya nos lo dice la propia editorial: «La misión de Wonder Woman era salvar al mundo del hombre de sí mismo. Y fracasó». Esta es la historia de ese fracaso, y ya os adelanto que merece muchísimo la pena. No es habitual que la amazona protagonice este tipo de historias, siendo una línea alternativa no solo muy refrescante, sino también muy gratificante. Su autor, Daniel Warren Johnson, nos sorprende con un estilo trepidante y salvaje. Su guion, aunque bebe de ciertos tópicos, es tremendamente sólido. Casi tanto como la edición de ECC.

Porque otra cosa no, pero la editorial ya nos tiene bien acostumbrados a un más que sobresaliente trabajo de impresión, maquetación, traducción, etc. El tebeo, que vale 24’50 €, merece mucho la pena si estás buscando algo diferente, porque por edición no te dejará indiferente. Es a todo color, en formato cartoné y a tapa dura. Un clásico, vamos. No es especialmente innovadora o rompedora (la edición), pero he ahí la gracia: han encontrado la estabilidad y saben como hacer un buen trabajo.

Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta

Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta
Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta

Arranca el cómic con un breve preludio en el que observamos algo bien parecido a una explosión nuclear de proporciones épicas. Tras esto, y sin medias tintas, la escena cambia por completo y se nos presenta una suerte de selva de carácter tropical con un diseño muy agresivo. Un pequeño grupo de exploradores se adentra en la maleza mientras conversa de forma no muy animada. Arranca bien el guionista, Daniel Warren Johnson, quien nos sitúa rápidamente en un contexto situacional ligeramente ambiguo, pero muy preciso. Nos deja entrever que algo ha sucedido. Algo así como una catástrofe, aunque no nos dice cuál. Juega al despiste hasta que, de repente, nos introduce una primera secuencia de acción protagonizada por una horrible criatura.

La suerte, el azar y las conveniencias del guion provocan que el enfrenamiento (muy disparejo) arrastre al grupo hasta una caverna. De allí, de una extraña cápsula, emerge Wonder Woman, quien no duda en enfrentarse a la extraña criatura mientras exhala una curiosa afirmación: no recuerda nada de los últimos días de su vida. No sabe por qué estaba en esa cápsula ni que ha sucedido. Warren aprovecha bien el precepto del personaje amnésico (un tópico en este tipo de historias) para que podamos empatizar con la protagonista.

Dilucidamos, por tanto, que las técnicas narrativas empleadas por el autor no son muy originales… ni lo serán en ningún momento. Wonder Woman: Tierra Muerta se construye de forma no tan original, pero a través de un guion lógico y bien estructurado. Argumenta bien cada fase de la historia y desarrolla los hilos argumentales a buen ritmo, aunque acelerando ciertas secuencias a tenor de las circunstancias; no hay tiempo para llorar. Y es así como, poco a poco, vamos descubriendo un mundo cada vez más cruel e inhóspito.

Una historia postapocalíptica

Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta

De este modo avanza la historia, aunque no quiero entrar en detalles para no arruinaros las sorpresas. Porque las habrá, y eso sí que os lo puedo decir. Johnson empieza abusando de ciertos elementos muy propios del género postapocalíptico. De hecho, los giros de guion que nos ofrece son propios de este tipo de escenarios. Aun así, logra sorprendernos en varias secuencias, obligándonos a mantener la lectura durante un buen rato mientras intentamos desgranar los siguientes misterios.

No habrá muchos más y es que, salvo cierto cliffhanger muy bien incorporado, Tierra Muerta es una historia de supervivencia y superación. No por nada, Wonder Woman se ocupará de velar y ayudar a las personas que han sobrevivido a esa catástrofe, aunque no sin alguna que otra diatriba ética, moral y personal. Eso sí lo hace bien el autor. Juega mucho con las dudas y recrea bien el escenario mental que debería tener una amazona en tales circunstancias. Entiende bien la psicología conceptual de las escenas y aparta sus interpretaciones personales para ofrecer una evolución casual y natural.

En su conjunto, la historia se construye de forma orgánica. Los eventos que se suceden los unos a los otros están bien traídos y logran arrastrar al lector a su lectura. Se maneja bien gracias a ese sentimiento de incertidumbre y dolor. Porque otra cosa no, pero Wonder Woman: Tierra Muerta se recrea en el dolor y la desesperación del entorno. No es un relato bonito ni agradable. La historia es dura y mustia. Muy directa e, incluso, sangrienta. Va a hacer daño… y lo hace bien.

Dinamismo salvaje

Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta

De cualquier manera, a pesar de los errores que he querido destacar, la verdad es que la construcción general de la historia, así como la caracterización de Wonder Woman y el universo que le rodean, son de sobresaliente. La resolución de los misterios es de nivel y la épica está presente en casi todo momento. La ejecución es, sin más, del más alto nivel. No obstante, todo esto no sería posible de no ser por el también excelente trazo de Daniel Warren Johnson, quien hace las veces de guionista y artista. Johnson tiene un estilo único y personal.

Empieza trazos más bien finos, pero resaltando mucho los contornos de los elementos protagónicas de cada viñeta. No emplea un estilo esencialmente detallista, pero se recrea en diversos detalles —válgase la redundancia— que otorgan a cada momento de una potencia y una personalidad brillantes. Es un estilo fuerte, directo y muy violento, con muchas escenas tremendamente épicas y mucha sangre. Los fondos están muy logrados y, aunque hay ciertas expresiones faciales que nos dejan un poco descolocados, el dinamismo de la historia y de los dibujos es lo suficientemente adictivo como para mantenernos enganchados a la historia.

Sientes que cada escena tiene vida propia y que, en cualquier momento, saltará del cómic a la realidad para destrozarte la cabeza de un sonoro puñetazo. Porque el mundo es hostil y agresivo, y Wonder Woman no tiene tiempo para andarse con medias tintas. Aquí la mayoría de situaciones se resuelven a puñetazo limpio y/o con una serie de armas improvisadas bastante tétricas. El cómic, sin ser especialmente esperpéntico o dejarse llevar por el oscurantismo, se revela como un relato terroríficamente aterrador sobre el lado más oscuro del ser humano. Es salvaje e indómito cuan tormenta de verano.

Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta. Conclusiones

Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta
Reseña de Wonder Woman: Tierra Muerta

Al final, entre una cosa y otra, Warren Johnson nos ofrece un cómic tremendamente interesante con una narrativa y un arte sobresalientes. La trama, que nos aleja del espectro más habitual de Wonder Woman, bebe de los tópicos del género postapocalíptico, pero a través de una estética y una construcción netamente original en el universo de la amazona. Su estilo es enérgico y ágil. La lectura es dinámica y trepidante. No tienes tiempo de aburrirte. Además, el formato all in one le sienta de maravilla, pues es el tipo de ese tipo de tebeos que se disfrutan más cuando los lees todo del tirón. Si buscas algo diferente, Wonder Woman: Tierra Muerta es una elección excelente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments