Reseña manga: ‘La librera calavera Honda-San’ #1

Os traemos nuestra reseña de La librera calavera Honda-San #1, una historia de humor con forma de relato de sucesos que no os podéis perder

0

Fandogamia se ha convertido, por méritos propios, en una de las editoriales más imprevisibles. Bien acostumbrados a licencias de todo tipo y color, se ha propuesto sorprender a propios y extraños semana tras semana. Con licencias tan peculiares como inverosímiles, ya nos hizo saltar de la silla con licencias como ¡Cuéntame, Galko-chan!Critical Role. Lejos de contentarse con un género o una demografía contenta, coge un poco de aquí y de allá. Nosotros tan contentos. Es gracias a ellos que hemos podido disfrutar de obras muy curiosas y —todo sea dicho— divertidas. Ese es el caso de La librera calavera Honda-san, uno de sus últimos productos.

Con un argumento tan simple como trabajar en una libreria, Honda (su autora) nos cuenta los interiorismos de una librería japonesa especializada en manga. Todo sería bastante normal si Honda-san, la protagonista, no fuese una calavera y sus compañeros portasen máscaras de todo tipo y color. Disparatada como ella sola, revela los entresijos del manga mientras nos cuenta toda suerte de curiosidades del mundo editorial nipón. Lo hace, al menos en España, en formato tankōbon B6 en blanco y negro con páginas a color insertas. Forma parte de la #líneaYamanote, tiene un precio de 8 € —merecidísimos, ya os o lo adelanto— y se compone de cuatro tomos.

No sorprendo a nadie si destaco el buen trabajo de la editorial respecto a la edición ¿verdad? Bueno, igualmente os hablaré de ello. Empezando por la traducción, La librera calavera Honda-san maneja una prosa directa y sencilla a la par que divertida. La localización al español es realmente buena. Sucede lo mismo con la impresión. Con material de calidad en formato tapa blanda con sobre cubierta a color, Fandogamia hace alarde de experiencia con un tomo muy bien impreso. No quiero irme por las ramas, así que seré claro: no podemos ponerle ninguna pega al manga como producto en términos cualitativos. Más bien todo lo contrario.

Sinopsis

Honda, basándose en sus experiencias reales, cuenta a través de su cadavérico alter ego cómo fue trabajar en una librería especializada en cómics. Atender clientes peculiares, la colocación de los títulos, el trato con las editoriales… ¡aderazado de humor y compañeros de trabajo tan excéntricos como los clientes! Una forma perfecta para conocer, desde el contexto japonés, qué recorrido tiene un libro en una librería, por qué es tan complicado que todos tengan un lugar preferente y cómo el trabajo de los libreros es más que aguantar clientes impertinentes… aunque también lo hagan.

La librera calavera Honda-san

Reseña de La librera calavera Honda-San 1
Reseña de La librera calavera Honda-San 1

Podríamos definir La librera calavera Honda-san como un manga de humor absurdo y cotidiano. Se aprovecha de la esperpéntica y crea una suerte de disrupción temática al juntar la vida diaria de una asalariada como cualquier otra con el concepto de «soy una calavera parlante». Llamativa y atractiva. Esa es la primera impresión que nos provoca el manga. Empieza con un ritmo tranquilo y agradable. La narrativa es sosegada y sorprende con golpes de humor concretos a través de la interacción de su protagonista, Honda, con los clientes. Especializada en extranjeros, suele atender a franceses, americanos, brasileños… Culturalmente es un concepto interesante, pues trae a coalición un lado bastante desconocido de la cultura japonesa.

Porque, aunque sus compañeros porten bolsas de la compra, máscaras de gas o cascos de moto para ocultar sus rostros, La librera calavera Honda-san es un relato de sucesos. Incrusta gags de forma muy ingeniosa y original para, de cuando en cuando, arrancarnos una sincera sonrisa o una pequeña carcajada. Spoiler: no es buena idea leerlo en un lugar público si no quieres que te miren como a un loco. Bueno, o tal vez sí. En cualquier caso, Fandogamia ha sabido encontrar otra de esas licencias más desconocidas que, por méritos propios, merecen acabar en un rinconcito de tu estantería. Alocado y simpático, maneja muy bien los tiempos. O lo que es lo mismo, el ritmo de lectura es agradable.

Sin grandes altibajos, no altera demasiado la dinámica en ningún momento. Podríamos decir que la línea es estable más allá de los contrapuntos de humor que introduce. En cierto modo podríamos decir que se caracteriza por picos de idiotez localizados, pero tampoco es adecuado. No son picos. Son contrapuntos. Hablaríamos, más bien, de clímax localizados que dan rienda suelta a las inquietudes internas de Honda de forma muy gráfica. Porque otra cosa no, pero si hay algo en lo que destaca su autora es en el arte.

Una calavera muy nerviosa

Reseña de La librera calavera Honda-San 1

Honda-san es una joven más bien nerviosa. No se le da muy bien la gente; da su mejor esfuerzo, pero no se termina de acostumbrar a las peculiaridades de los demás. Nos regala, de esta forma, ese tipo de humor que utiliza mucho expresiones faciales exageradas… Ahora bien ¿cómo diablos es capaz de hacer eso con una calavera? Pues lo hace. Sorprendentemente bien además. La librera calavera Honda-san es un manga con una protagonista súperexpresiva aun a pesar de las inevitables carencias de su faz. Hablamos, a fin de cuentas, de un esqueleto. Tal vez es por eso es que es tan divertido.

Lejos de lo que pueda parecer, Honda (la autora, que no la librera) se entiende muy bien con su arte. Sé que puede sonar extraño, pero debemos recordar que se trata de una especie de manga autobiográfico. Es una parodia esperpéntica, pero no deja de ser un relato de su vida diaria. Bueno, da igual. Lo importante es que la mangaka trasmite muchísimo con sus dibujos. Tal vez no esté al nivel de los autores más relevantes de la escena, pero tiene mucha personalidad y encanto. Trasmite muchísimo. Se siente cercano y, de una forma u otra, la vemos reflejada de verdad. Su trazo es sincero y puro. Inspira cordialidad y simpatía. Es cercano.

Debo, en este punto de la reseña, alabar la labor de Meritxell Sans. Estoy seguro de que La librera calavera Honda-san es un manga extremadamente difícil de traducir. No por nada está repleto de referencias a otras series, juegos de palabras y toda suerte de vaivenes idiomáticos. Es fácil perderse algo en el camino, pero lo ha hecho de maravilla. Todo encaja a la perfección. Si he podido disfrutar de su lectura ha sido precisamente por eso; palabra de filólogo. Sea como fuere, y a modo de conclusión, La librera calavera Honda-san es un manga muy interesante y divertido.

Conclusiones

Reseña de La librera calavera Honda-San 1
Reseña de La librera calavera Honda-San 1

Bueno, en realidad esa era solo mi primera conclusión. No quiero irme sin deciros que La librera calavera Honda-san es una serie que recomiendo encarecidamente. Es una serie original y diferente. No recuerdo haber leído nada igual y eso es algo que me encanta. Edición, traducción y arte van de la mano, lo cual siempre es bueno. El único defecto que le he creído encontrar es la falta de momentos todavía más hilarantes, pero tiempo al tiempo. Sus picos de humor absurdo son buenos, no quiero que me mal entendáis. De cualquier manera, Fandogamia ha encontrado otra joyita que, además, podéis ver en Crunchyroll a través de su serie de animación. Dicho esto, me despido. ¡Hasta la próxima!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments