Reseña cómic: ‘Bluesman. La maldición de Barry Brown’

Una historia de redención... ¿Podrá Barry Brown escapar de sus fantasmas?

0

¡Hola, muy buenas amantes del cómic! Regresamos, una vez más, con una nueva reseña. En esta ocasión hablaremos de Bluesman. La maldición de Barry Brown, la obra debut de Raúl Ariño. No obstante, esta apreciación no es del todo acertada, pues este nuestro autor posee cierta experiencia dentro del mundo del cómic y el tebeo. Para empezar, ha colaborado con El Jueves; ejerció como dibujante para las historietas Pabo Arkada, un anarka que marca, las cuales fueron guionizadas por Oriol Jardí. Ahí no acaba la cosa, ya que hizo lo propio junto a Zidrou con Djizus is back, un cómic con guion de Zidrou. Análogamente, sigue colaborando con El Jueves con la serie Dr. Villegas, psicología a lo loco.

Cabría considerar, a tenor de tales preceptos, que Raúl Ariño no es un novato, y así es. Empero, Bluesman supone su primer lanzamiento a nivel individual. Es decir, tanto el guion como el arte han nacido del genio creativo del barcelonés. Todo sea dicho, ha sido gracias a la intermediación de la editorial Nuevo Nueve, ya que ha sido esta última quien se ha ocupado de su edición y serialización. En consecuencia, podríamos hablar de una obra —de antemano— con unos estándares de calidad muy notables. No por nada, y aunque no pueda decirse que sea una de las más experimentadas del mercado, cuenta con grandes trabajos en su haber.

Reseña Bluesman. La maldición de Barry Brown
Reseña Bluesman. La maldición de Barry Brown

Dicho esto, podemos destacar la edición. Para empezar, hablamos de un tebeo a todo color en formato cartoné; es decir, de tapa dura. Compuesto por un total de 72 páginas, el libreto es de tamaño estándar: 27 x 19 cm. La maquetación es muy adecuada, la distribución de las páginas queda marcada por su calidad. En líneas generales, es robusto y firme. Sin duda, un buen cómic en términos de edición e impresión.

P. D.: Las imágenes interiores han sido obtenidas de la página oficial de Nuevo Nueve en favor de mantener la calidad de las mismas.

Bluesman

La vida de Barry Brown parece haberse encauzado después de una tormentosa experiencia como uno de los mejores cantante de blues. ¿Demasiado bonito para durar, verdad?

Barry es un conductor de autobús ordinario, valiente padre y esposo amoroso. De repente se siente superado por su antigua pasión por la música. Pero, al sumergirse nuevamente en el brillante universo del blues, es probable que se encuentre luchando con sus viejos demonios y… ¿su oscuro secreto? Un álbum donde, más que nunca, el blues es realmente un color cálido que explora…, entre luces y sombras, el sentido del destino, la pasión y la elección de la vida.

El blues ha muerto

Reseña Bluesman. La maldición de Barry Brown
Reseña Bluesman. La maldición de Barry Brown

Bluesman se presenta como una historieta de género negro que versa sobre la redención, la expiación y la culpa. Así pues, nuestro protagonista debe enfrentar sus acciones pasadas en favor de su nueva vida, pero no lo tendrá fácil. A su lado estará su querida esposa, Doris, una mujer atrapada en una vida carcomida por la rutina y con grandes deseos de triunfo y autodesarrollo. Su vida junto a ella podría definirse como agradable, pues ambos disfrutan de una vida marital íntima en donde sus hijos son fuente de toda su alegría. Por desgracia, más pronto que tarde comprendemos que Barry no es quien dice ser. Su gran espalda esconde un pasado turbio y oscuro, algo muy propio dentro de la novela negra.

Sus viejos fantasmas regresan en forma de Frank, su antiguo agente. De esta forma, descubrimos que Barry no solo fue un reputado artista dentro de la escena del blues, sino que guarda muchos secretos. Aquí se inicia lo que podríamos llamar una metódica lucha por huir de la realidad que le persigue, pero tropezando ampliamente por el camino. Como consecuencia, descubriremos que Barry es un hombre atormentado, pero en realidad podría definirse como un cabrón que hizo lo que nunca tenía que haber hecho. Siendo sincero, no logré empatizar en ningún momento con aqueste nuestro protagonista, pero está muy bien construido. La nota negativa es que creo que se «romantizan» ciertos comportamientos y actitudes bastante deleznables.

De igual forma, tanto Doris como Frank son otros dos grandes personajes. Al igual que Gina, cuarta en discordia en esta nuestra historia, representan algunos de los más grandes tópicos del género: el agente manipulador y malvado cuyo único objetivo es el poder, la ama de casa que sueña con escapar o la femme fatale de turno. No podemos decir que el guion sea demasiado original, pero respira personalidad propia. De esta forma, no podemos destacar el guion, pero sí su narrativa. El tebeo responde a un ritmo muy adecuado y nos cuenta esa, de sobras, conocida de historia y perdón, pero a modo de reflexión. Será el propio lector quien deba sacar conclusiones y determinar el trasfondo de la historia, lo cual es muy interesante. Siendo sincero, una vez terminé el cómic, me quedé sentado en mi silla, pensando. Meditando. Decidiendo.

Raúl Ariño lo ha clavado.

Un arte complicado, pero muy llamativo

Reseña Bluesman. La maldición de Barry Brown

No puedo considerarme un experto en arte, pero sé cuando algo me gusta. Y Bluesman. La maldición de Barry Brown me ha gustado muchísimo gracias a su inconfundible sentido artístico. Siendo sincero, me he quedado con ganas de ver más cosas de Raúl. El artista, en su afán por contar aquesta su historia, se desarrolla en un marco en donde las proporciones no son lo que son. Nuestros personajes destacan por cierta deformidad, pero sin abandonar su esquema humanoide; el artista juega con la personalidad y el diseño. Llama la atención, de sobremanera, la corpulencia de varios de nuestros personajes así como el tamaño de sus cabezas, sus brazos o sus narices. Genera un fuerte juego de contraste en donde la personalidad de cada personaje queda enfatizada por sus propios rasgos físicos.

Y todo desde una perspectiva en donde predominan los colores grises y los colores oscuros. Con un estilo que me ha recordado a la acuarela, presenciaremos una historia en donde el contraste de colores es muy fuerte. ¿Esconde algún significado oculto? Tal vez sí, tal vez no, pero os tocará descubrirlo a vosotros. Sea como fuere, es tremendamente llamativo. Habrá escenas en la que los colores sean oscuros, tristes y taciturnos, pero con dejes de —por ejemplo— rosa; tiene mucho impacto. El autor sabe jugar a la perfección con la escenografía. Convierte a los personajes en el foco de nuestra atención, pero nos maravilla con el proceso de exploración y observación de todas y cada una de sus viñetas.

Conclusiones

Reseña Bluesman. La maldición de Barry Brown
Reseña Bluesman. La maldición de Barry Brown

Desde una perspectiva lo más objetiva posible, considero que Raúl Ariño y Nuevo Nueve nos han traído una historia imprescindible para los amantes del tebeo y el género negro. Con una muy buena edición detrás, el artista expone una historia en donde el arte y la narrativa destacan por su buen hacer así como por su excelente cohesión. Bluesman nos acerca a un mundo de tinieblas y claroscuros interesante, atractivo y muy bien construido. Recomendado no, recomendadísimo.

[Total: 2   Promedio: 3/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here