Reflexión: la era de las remasterizaciones

¿A que se debe? ¿Reimaginación o falta de originalidad?

0

Bienvenidos, una semana más, a este nuevo formato de opinión que os traemos en FreakEliteX. Hoy queremos hablaros de lo que parece la era de los remasterizaciones, los remakes y los reboots. ¿Es bueno o malo? Pues a medias, ya que tiene sus cosas buenas… y las no tan buenas.

Esto es una reflexión personal por parte del autor de la entrada. No pretende establecer dogmas inamovibles ni representar la opinión de toda la web.

Los remastered están a la orden del día. Crytek anunciaba hace escasos días la renovación de su mítica saga Crysis para las nuevas generaciones, Resident Evil estrenó el pasado 3 de abril el remake de la tercera entrega de la saga y Final Fantasy VII Remake ha sido el exitazo que todos esperábamos a pesar, eso sí, de las criticas de los más puristas y nostálgicos hacia Nomura. Nuestro jefe de redacción está desconsolado…

Y antes de seguir queremos aclarar tres términos para los menos duchos en el tema; remaster, remake y reboot:

· Un remaster o remasterización es, salvando las distancias a falta de una explicación oficial, un relanzamiento de un título antiguo para las nuevas generaciones sin apenas novedades aparentes. Ejemplos perfectos sería el caso de The Last of Us para PlayStation4, Final Fantasy VIII o el futuro Xenoblade Chronicles. Es el proceso mediante el cual se modifica o se crea de nuevo el soporte material de una obra.

· En el caso del remake nos referimos a un videojuego que pretende ser fiel al original, pero tomándose algunas libertades artísticas. Es una daptación o nueva versión de una obra.  Eso sí, respetando la mayor parte de la esencia del primer juego, pero innovando en mecánicas actuales y calidad técnica, gráfica o narrativa. Tenemos el caso de los recientes Resident Evil o de Shadow of the Colossus. Aquí abajo disponéis de una comparación entre el remastered de 2011 para con el de 2005 original y su posterior remake en 2018.

· Un reboot sería el tercer caso así como el menos hablado. Sería una franquicia antigua que decide renovarse como un relanzamiento de la saga. Trata de hacer una nueva historia original e independiente de la primera o tomando solo algunas partes, pero permitiéndose muchas más libertades diferenciadoras del original. Un ejemplo serían las nuevas entregas de Doom. Una vez todos tenemos claro (mas o menos) lo que significan estas nomenclaturas, pasemos al análisis de la situación.

¿Esto es bueno o malo?

¡Pues es ambas cosas! Como no podía ser de otro modo no existe el blanco y el negro y estos lanzamientos tienen consecuencias para las empresas y para los jugadores.

El lanzamiento de un título antiguo exitoso es algo muy cómodo para las empresas. Un juego con renombre no tiene que hacerse un hueco en la memoria de la gente con grandes campañas de publicidad. El videojuego “ya está hecho” como el que dice; no requiere, ni por asomo, los mismos recursos que un juego nuevo desde cero. Los nostálgicos se emocionan pensando en volver a jugar a sus juegos favoritos de nuevo. A su vez, las nuevas generaciones pueden disfrutar de las reliquias del pasado en las que se inspiraron los títulos de hoy en día que tanto aman en las nuevas plataformas.

Los remakes y los reboots me parecen un enorme desafío, porque aunque no peleas contra el reto de introducir una nueva franquicia en un sector tan saturado, sí que debes estar a la altura de las expectativas que conlleva. No obstante —y esta vez me estoy refiriendo exclusivamente a los remastered— ¿no es un poco caradura por parte de las empresas?

Reflexión: La era de las remasterizaciones

Sí, es maravilloso que estos juegos lleguen las nuevas generaciones de consolas y jugadores como hemos comentado antes. Sin embargo, sacar un título de PS3 en PS4 por otros 60€… Lo siento, pero los jugadores de plataformas como PC llevamos disfrutando de algo que choca directamente con una remasterización: la retrocompatibilidad.

En lo personal, no me disgusta que un juego exclusivo antiguo tenga una nueva versión como un remake o un reboot porque es “un juego nuevo”. Con todo, juegos que son colecciones en “versión HD”… Si es en una plataforma que no disponía de la franquicia, bien. Si es en una plataforma que ya disponía de los mismos en la anterior, mal.

Y el problema no se reduce únicamente a pagar por un juego que, en sí, no trae grandes novedades. De hecho, podría haberse solucionado con una retrocompatibilidad entre generaciones y un par de actualizaciones gratuitas.

Reflexión: La era de las remasterizaciones

Connotaciones y consecuencias ¿inesperadas?

A las empresas les viene de cine no necesitar publicitar en masa una nueva franquicia. Como ejemplo podemos pensar en el bombo que tuvo Destiny antes de su lanzamiento allá por septiembre de 2014. No obstante, si la anterior generación brilló en parte por el enorme potencial de las desarrolladoras creando nuevas franquicias épicas e inolvidables, esta generación ha sido más escueta de nuevas IPs; ha estado más marcada por los relanzamientos. En realidad es lógico: si relanzar juegos es cómodo, no requiere tanta inversión porque ya tienes el juego hecho y tiene mucho menor riesgo, las empresas van a preferir lanzar continuaciones y relanzar éxitos del pasado.

Reflexión: La era de las remasterizaciones
Reflexión: La era de las remasterizaciones

Con esto no queremos decir que sean cosas exclusivamente malas. Ya hemos dejado claras las ventajas que tiene expandir la franquicia a más plataformas, pero es triste que esto signifique menos originalidad y nuevas IPs que intenten superar a los campeones de antaño.

No creemos que sea necesariamente “falta de creatividad”, aunque en muchos casos puede que sea así. Capcom está reviviendo sus antiguas franquicias de manera magistral, tanto por remakes como por continuidad de sus antiguos títulos. Pero si a McDonalds le funciona hacer hamburguesas, ¿puedes culparles por no arriesgarse a servir pescado gourmet? También entendemos que no todas las empresas están pasando por el mismo tramo económico. Y algunas necesitan recurrir a remasterizaciones para recaudar fondos antes de un nuevo proyecto.

Reflexión: La era de las remasterizaciones

Aun así, hemos disfrutado de obras mastodónticas como Doom Eternal o Final Fantasy VII Remake en nuestros televisores como críos. Switch está ampliando su catálogo y muchas franquicias nuevas están llegando por primera vez a Nintendo. Nosotros esperamos que la siguiente generación de consolas nos traiga nuevos héroes e historias que intenten recoger el testigo de los grandes de hoy. Pero tampoco le haremos asco a algún título de nuestros favoritos que quiera reinventarse con los gráficos y la jugabilidad actualizada de ahora. La semana que viene, os adelantamos que os traeremos un top de los remakes, remastered o reboots que más esperamos en FreakEliteX. Mientras, id pensando qué título os encantaría traer de vuelta a vosotros.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here