Onboarding digital, el proceso clave para las empresas y el teletrabajo

¿Qué es el Onboarding digital? Un artículo sobre un proceso que podría ser clave para las empresas y el teletrabajo.

0

Dar la bienvenida a nuevos miembros en una empresa es un proceso muy especial. Los nuevos empleados pasan a formar parte de una nueva entidad, se adentran en una especie de familia con nuevas normas, con nuevos integrantes y con nuevas filosofías. Por eso, es vital hacer que se sientan en casa desde el primer momento, pero, sobre todo, que se adapten de la forma más rápida posible a los procesos y la metodología habitual en la empresa.

En los tiempos que corren, con el teletrabajo cada vez más extendido, y con la intención de que se extienda todavía más dada la situación global que se está viviendo, este proceso es todavía más relevante. De hecho, ha dado forma a lo que se conoce como onboarding digital. ¿Qué es exactamente? Es una derivación del onboarding tradicional que ayuda a conseguir un mejor entorno laboral, uno más apto para dar la bienvenida a nuevos empleados y, sobre todo, para hacer que sean uno más de la compañía en tiempo récord.

¿Qué es el onboarding digital y qué ventajas tiene?

El onboarding es el proceso por el cual una empresa forma a sus nuevos empleados. Este neologismo se usa para hablar de toda esa fase de adaptación a las costumbres, las labores y la filosofía de un negocio por la que tienen que pasar todos sus nuevos trabajadores. Hay quienes lo llaman «proceso de incorporación», y lo cierto es que también es una interpretación de lo más adecuada, aunque en los últimos años está ganando mucho más terreno el concepto inglés.

¿Por qué? Además de por la normalización de los vocablos ingleses en el vocabulario profesional, por las nuevas formas de trabajo. Es más, en la actualidad ya no se habla de onboarding a secas, se habla de onboarding digital. ¿Cuál es la diferencia? Que se ha adaptado a los nuevos medios y canales, a las nuevas formas de trabajar. Básicamente, que se ha concebido para tratar todo ese proceso de adaptación e incorporación, pero trasladado a los nuevos modelos de teletrabajo o trabajo híbrido. Esos que componen la realidad profesional actual de todo el mundo.

El onboarding digital del siglo XXI no se concibe tampoco sin lo que se conoce como software onboarding o software formativo. Este es el que se encarga de brindar todo el material introductorio, los formularios de entrada, suministrar materiales de empresa y hasta automatizar procesos como el envío de mails, el suministro de manuales y la gestión de información en general. Es algo que facilita bastante las cosas a las empresas, porque les permite brindar una mejor atención a estos trabajadores recién llegados; pero que también ayuda a estos nuevos integrantes, al suministrarle todos los datos que necesitan y, de paso, permitirles acercarse y conectar más con sus compañeros.

Aun así, todo esto va de la mano de una rutina que debe mantener todo el equipo humano del negocio. Las reuniones diarias y semanales, los momentos de descanso, las videollamadas, las actividades conjuntas… Todo esto forma parte también del onboarding digital y es uno de sus aspectos más importantes, porque refuerza sobre todo la integración de los empleados. Facilita que se establezcan relaciones, que haya contacto humano a pesar de estar a kilómetros de distancia, en oficinas o fuera de las mismas, trabajando desde casa o desde una cafetería.

Sus beneficios más importantes

¿Qué es el Onboarding digital? Un artículo sobre un proceso que podría ser clave para las empresas y el teletrabajo.

Además de facilitar una integración laboral mucho más fluida y efectiva, el onboarding digital presenta importantes beneficios para todas las partes implicadas. En tiempos de trabajo en remoto, gana relevancia porque, sobre todo, refuerza el compromiso de los trabajadores con la empresa. Entienden mucho mejor su filosofía y tardan menos en adaptarla, pero al mismo tiempo tardan mucho menos en sentirse uno más del proyecto, lo que les invita a esforzarse más por alcanzar sus objetivos dentro de la compañía.

La cultura corporativa fluye rápida y claramente, lo que por otra parte facilita que los nuevos trabajadores encajen mejor con sus nuevos compañeros. No solo tienen más compromiso y conocen mejor los procesos, también acaban formando parte de un ambiente laboral agradable y satisfactorio. Todos comparten esa cultura y filosofía, lo que les permite remar juntos con más facilidad y compenetrarse mucho mejor. Del mismo modo, las dinámicas del onboarding digital ayudan a estrechar lazos considerablemente.

El último punto más importante de los beneficios de este proceso es que consigue retener mejor el talento. Esto hace que el músculo de trabajo sea mucho más eficaz y que la empresa desarrolle su actividad de forma más eficaz, pero, al mismo tiempo, hace que se reduzcan los costes por despidos e integración de nuevos trabajadores. Los que están se encuentran a gusto, prefieren quedarse y seguir mejorando sus habilidades para ser mejores profesionales. Todos salen ganando, y eso es vital para mantener la competitividad en cualquier sector.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here