Los reyes de Miyagi: ‘Haikyuu!!’, impresiones finales

Impresiones finales sobre 'Haikyuu!!' y su último capítulo

0

Haikyuu!!

Haikyuu!!

¡Alerta spoiler! Una vez realizado el pertinente aviso, paso a comentar, brevemente, lo sucedido en las últimas horas. La semana anterior os hablé sobre Hinata y aquel último gran golpe que estaba por llegar. De hecho, en esta última temporada de Haikyuu!! se han vivido de gran tensión, pero… Aquel duelo de cinco sets que parecía no tener fin se acercaba, finalmente, a su punto más álgido. Las fuerzas de los jugadores comenzaron a fallar; el hambre de victoria era lo único que los mantenía en pie.

El que, presumiblemente, iba a ser el último vuelo de Hinata en esta tercera temporada, empero, no dio por finalizado el juego. Shiratorizawa hizo alarde de su gran fortaleza, y resistió el embate. Tras la imperial aparición de Tsukishima, y las iracundas embestidas de Ushijima, el final parecía quedar demasiado lejos. De hecho, el vencedor no estaba del todo claro ni aun con la sempiterna ventaja en el deuce por parte de los cuervos. Fue entonces cuando, y tras dejarlo todo en el campo, el tiempo se paralizó.

Production I.G ha demostrado dominar el tempo como pocos lo hacen, y esta no iba a ser una excepción. El ritmo del partido, y su tensión, quedaron, repentinamente, paralizados. El remate del pequeño gigante de cabellos naranjas detuvo las manecillas del reloj. Por un momento, el mundo dejó de girar. De hecho, la imagen se convirtió en un cúmulo de reacciones, como si de un carrusel de emociones se tratase.

El desenlace

Con su último capítulo hasta la fecha, Haikyuu!! se ha ganado, por derecho propio, ser una de las series más destacadas del momento. Todo se resume al manejo del clímax, al control de las emociones y, cómo no, el suspense. Siendo un anime de deporte, el resultado estaba claro, pero… En más de una ocasión, a decir verdad, todo parecía estar perdido. De hecho, eran muy pocos los que creían en la victoria del Karasuno. Los cuervos estaban contra las cuerdas, y los gigantes de Shiratorizawa parecían invencibles.

El partido se convirtió, sin embargo, en un intercambio directo. Defensas toscas y vertiginosos ataques. Así se podría definir el encuentro, de no ser por la maquiavélica presencia de Tsukishima. El rubio de primer año demostró tener un gran temple y que, tras su fría fachada, le hierve la sangre. Su presencia, de importancia capital en todo momento, se elevó con el paso de los encuentros. Logró, inclusive, eclipsar a Kageyama y Hinata.

Kei, MVP indiscutible del encuentro, pese a todo, dejó que las miradas se tornasen, nuevamente, al de cabellos naranjas. Hinata, una vez más, demostró estar sediento de victoria. Al final, como suele suceder, todo se resumió en un golpe. En un último y elocuente golpe. Se dijo más de lo que parecía, pues la evolución del defensa central es más que obvia. Ese último remate resumió todo su trabajo: precisión, potencia y paciencia. Análogamente, demostró que el Karasuno era un equipo; el llanto de la victoria reflejó, por otro lado, todo aquello por lo que habían pasado.

Impresiones finales

Haikyuu!!

Este último capítulo de Haikyuu!!, a decir verdad, ha sido uno de los que más se ha acercado a la realidad. Kageyama, gran estrella del equipo, pasó a un segundo plano. Actuó, ciertamente, como apoyo de sus compañeros, y no como eje central. Siendo el colocador, esto era imprescindible. Dejó que fuesen sus compañeros y, en última estancia, Tsukishima, quienes se llevaran la gloria realizando, de esta forma, uno de sus mejores partidos hasta el momento.

Se revalidó, con gran intensidad, el espíritu shōnen: el compañerismo puede con todo. Análogamente, se destacó el enorme crecimiento ya no solo de Hinata, sino de todo el equipo. Fue una victoria sufrida cargada de emociones. Así mismo, esa última imagen de Hinata surcando los cielos, y el nuevo póster promocional del equipo, decían, además, muchas cosas. El defensa central, finalmente, parece haber tomado la figura de estrella de forma inconsciente. Es el relevo generacional.

En conclusión, la caída del gigante, Ushijima, fue muy simbólica. Los pequeños, aquellos destinados a no levantarse del suelo, golpearon la mesa y se hicieron dueños del trono de Miyagi. El anuncio final sobre Kageyama, en reconocimiento a su crecimiento ya no es el rey que no presta atención a sus compañeros— deja, por otro lado, grandes incógnitas en el aire. Con todo esto, no puedo más que esperar ansioso a la siguiente temporada de Haikyuu!!

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here