¡La entrega Final Fantasy VII cumple 20 años!

Square Enix prepara Final Fantasy VII Remake como homenaje a esta entrega que se dividirá en tres capítulos aún sin fecha confirmada

0
Compartir

Final Fantasy VII, para muchos el mejor título de la saga, cumple 20 años este mes. Analizamos qué supuso para la época y qué supuso para nosotros.

1997 fue uno de los mejores años para la industria de los videojuegos debido a la ebullición de títulos que marcarían un antes y un después en el mercado y, sobre todo, en los corazones de millones de jugadores que, hoy por hoy, rememoran esa época pasada con mirada tierna y sentimiento nostálgico.

Nos encontramos ante el 20 aniversario de uno de los mejores títulos que han podido crear. Posiblemente se note mi pésimo intento por parecer objetivo, pero conmemorar algo tan grande como es el lanzamiento de esta gran obra no es poco. La saga Final Fantasy cumple su 30 aniversario este año, también el 20 aniversario de esta entrega, querídisima por muchos fans, seguidores acérrimos o no y jugadores en general.

Por si fuera poco, el futuro como franquicia va viento en popa con el reciente lanzamiento de Final Fantasy XV. Muchas cosas a celebrar pero hoy nos centraremos en este increíble videojuego que nos recuerda que se puede ser ecologista y guerrero a partes iguales si cuentas con un buen equipo.

El origen de «Shin-Ra»

Final Fantasy VII nace como proyecto en 1994 tras el lanzamiento de FF VI. Se pretendía que tomara forma como un título en 2D para la SNES y, por ello mismo, comenzó la fase de pre-producción en la que el guionista original, Hironobu Sakaguchi (y creador de la saga Final Fantasy), determinó que el argumento fuera sobre detectives y tuviera como localización la ciudad de Nueva York ambientada en el año 1999.

Hironobu Sakaguchi es el creador de la saga Final Fantasy y guionista original de la séptima entrega / Imagen: Square Enix

El «Detective Joe» sería un temperamental personaje que iría a buscar a los personajes principales tras la destrucción de la ciudad de Midgard. Obviamente, el argumento del producto final, escrito por Kazushige Nojima y Yoshinori Kitase fue completamente distinto, a pesar de mantener la base de Sakaguchi y Tetsuya Nomura (el otro guionista original).

El estudio desarrollaba a la vez este juego junto a Chrono Trigger y, una vez este segundo proyecto cobró mucha importancia dentro de las prioridades de Squaresoft (la antigua Square Enix), FF VII se dejó de lado hasta que se retomó en 1995. Para entonces, muchas de las ideas que pensó originalmente Sakaguchi fueron utilizadas para Chrono Trigger (y para otros juegos posteriores como Final Fantasy VIII o Parasite Eve), por lo que hubo enormes cambios a nivel argumental.

La producción se inició en poco tiempo, tras la creación de una demo técnica llamada Final Fantasy SGI para la estación de trabajo «Onyx» de Silicon Graphics (empresa de creación de hardware y software) donde se mostraban personajes de FF VI renderizados en 3D poligonales con batallas en tiempo real. Aquí dejamos el vídeo de la demo técnica que recopila otras más.

Sakaguchi estaba muy preocupado por quedarse atrás en cuanto a apartado gráfico dado que muchos de los títulos que comenzaban a salir en ese momento tenían ya diseños gráficos en 3D con movimiento por toda la zona del mapa, por lo que comenzó una terrible polémica que alejó Squaresoft (y su posterior Square Enix) de Nintendo en esta saga durante unos cuantos años (todavía no se lanzan juegos de la franquicia en consolas Nintendo).

Construyendo los soldados…

El desarrollo de Final Fantasy VII se convirtió en uno de los más caros de la época, alcanzando los 45 millones de dólares en 1996, unos 67 millones de dólares en 2016 aproximadamente (dada la inflación) con más de 120 artistas y programadores centrados únicamente en esta entrega. Se primó, sobre todo, el desarrollo del sistema de juego y el apartado gráfico antes que la historia.

El juego apareció como exclusivo de la PlayStation X y, debido a su enorme tamaño, tuvo que ser dividido en tres CD-ROM que venían en la carátula / Imagen: Square Enix

Tras la demo técnica, que ayudó en gran medida a la evolución del proyecto, se comenzó a fraguar la integración de nuevas mecánicas de diseño en el título y una gran cantidad de datos en movimiento que imposibilitaban su lanzamiento en cartuchos de la nueva y recién estrenada Nintendo 64 (según fuentes de Square, se hubiesen necesitado cerca de 30 cartuchos para contener todo el juego completo en Nintendo 64).

El único soporte que podría llevar tal cantidad de información era el CD-ROM y hasta ese momento solo la PlayStation X de Sony utilizaba dicho soporte para lanzar sus videojuegos. Tras una intensa batalla entre Square y Nintendo se llegó a un punto muerto y Squaresoft anunció la exclusividad de Final Fantasy VII en la plataforma de Sony.

En cuanto al apartado gráfico (que tanta preocupación le creaba a Sakaguchi), se utilizaron fondos pre-renderizados en entornos 3D con personajes tridimensionales que podían tener cierta libertad de movimiento. A su vez, se tuvo la posibilidad de incluir hasta 40 minutos de secuencias de vídeo, lo que traía también el dilema de la diferencia gráfica entre las FMV’s y los inferiores gráficos del gameplay, algo que se trató de paliar para que no hubiera un gran salto entre unos y otros.

Tetsuya Nomura se convirtió en el diseñador de personajes para este título y, desde la concepción de muchos de ellos, hubo bastantes cambios como el más conocido: un Cloud Strife moreno con el pelo hacia atrás en contraposición a Sefirot con su cabellera platina. Finalmente se optó por el pelo rubio puntiagudo alegando que el moreno podría ser demasiado masculino y molestaría a la base fan. Un dato curioso, la verdad.

Diseños y bocetos originales de Tetsuya Nomura sobre el personaje principal Cloud Strife / Imagen: Square Enix

A principios de agosto de 1996, se liberó una primera demo de Final Fantasy VII dentro del juego de PlayStation Tobal Nº1 junto a otras demostraciones. En ella se podía visitar la ciudad de Midgard, aunque con diferencias, como la aparición en el equipo de Aeris (cuando en esta parte todavía no podía formar parte) o el uso de materias que solo se podían adquirir una vez continuáramos la aventura en la versión final.

El 31 de enero de 1997 se ponía a la venta Final Fantasy VII en Japón, el que para muchos es el mejor título de la saga. Norte América tuvo que esperar hasta el 7 de septiembre mientras que en tierras europeas se pudo comprar a partir del 14 de noviembre del mismo año.

La recepción: ¿qué supuso esta entrega?

Final Fantasy VII supuso toda una revolución dentro de la propia saga por su diferente apartado técnico, sus novedosas secuencias cinemáticas, su nuevo sistema de juego, la inclusión de elementos 3D en la saga y una de las tramas más interesantes de toda la franquicia que ofrecía diferentes y múltiples historias de cada personaje, un villano como Sefirot de inigualable carisma y un argumento con varios giros que dejaban sin aliento a los jugadores.

Cualquiera que lo haya jugado recordará la muerte de uno de los personajes más queridos del juego, Sefirot como el enemigo más difícil de todos o los reveses que sucedían a lo largo de la historia como el estado de la memoria de Cloud (creía ser quien no era) y los experimentos de Shin-Ra junto a la locura de nuestro archienemigo Sefirot.

Sefirot (Sephiroth en inglés) es uno de los enemigos más poderosos y complicados de todo el juego, siendo el archienemigo por excelencia de Cloud / Imagen: Square Enix

Quizá en Japón, con el excesivo mercado de juegos de rol, Final Fantasy VII pasó como un gran juego por aquellos lares, pero no como algo espectacular dado que existían otras sagas de calidad similar como Dragon Quest. Pero en tierras norteamericanas o europeas, el lanzamiento de este juego se convirtió en toda una revolución.

El fenómeno social fuera de Japón ha convertido a FF VII en una verdadera obra de culto, que dio pie a la cultura RPG y rolera en masa que hemos adquirido los europeos y americanos y de la que carecíamos hasta que la antigua Squaresoft nos ofreció este título.

El factor nostalgia y el recuerdo de ser uno de los primeros juegos RPG que se pudieron probar por estos lares ayudan a magnificar una entrega que tuvo más de 100 millones de dólares de publicidad a sus espaldas con comerciales repletos de escenas CGI del juego en cuestión para atraer a muchos jugadores. No por nada lleva ya más de 11 millones de copias vendidas desde su lanzamiento hace 20 años.

El universo FF VII: más que un videojuego

Final Fantasy VII contiene una parte de la historia, pero no toda, digamos que hay un metaargumento y que en este juego solo se desarrolla la historia de Cloud Strife y el equipo Avalancha que luchan contra Shin-Ra por proteger el planeta para proteger la naturaleza y tienen como archienemigo a Sefirot, que pretende despertar a Jénova, un ente que llegó 2000 años antes a la Tierra y de la que se creía que era una Anciana (unos seres sabios y poderosos), con el fin de poder «purgar» el mundo mediante la activación de un conjuro llamado «Meteorito» que golpearía en la herida del planeta y le uniría a la Corriente Vital para salvaguardarlo.

No obstante, la cantidad de información y datos que contiene el argumento total obligó a los creadores a seguir contando la historia en diferentes formas y soportes. Así nacen una serie de entregas que detallamos a continuación y que muestran el alcance que tiene todo el argumento:

  • Before Crisis: Final Fantasy VII
Diferentes escenas de Before Crisis: FF VII / Imagen: Square Enix

Primer juego original producido por Square Enix para móviles (que acabó apareciendo en otras plataformas) que cuenta las aventuras de los turcos, unos personajes secundarios que aparecen en el título original, seis años antes de los acontecimientos de FF VII y que tendría una secuela: Last Episode.

  • Crisis Core: Final Fantasy VII
Precuela del título original que cuenta la historia sobre Zack Fair y los orígenes de Cloud y Sefirot que conforman el tándem de FF VII / Imagen: Square Enix

Entrega en PSP que narra los acontecimientos del personaje Zack Fair en su progresión como soldado raso hasta SOLDADO de 1ª clase en Shin-Ra y que también muestra los orígenes de personajes como Aeris o Cloud. Acaba justo cuando comienzan los acontecimientos de FF VII, por lo que es una precuela.

  • Final Fantasy VII: Advent Children
Película a modo de secuela de los acontecimientos producidos en FF VII / Imagen: Square Enix

Continuación, en forma de película, de FF VII que tuvo ciertos problemas de rendimiento (y bugs) y de la que se sacaron varias versiones, siendo la más completa la Edición COMPLETE.

  • Final Fantasy VII: Last Order
Corta película que nos muestra detalladamente los acontecimientos que sucedieron en Nibleheim entre Sefirot, Tifa, Cloud y Zack / Imagen: Square Enix

Película OVA de 20 minutos de duración que acompaña a la versión coleccionista de Advent Children y que muestra los acontecimientos sucedidos a Tifa, Cloud, Zack y Sefirot en Nibleheim.

  • Dirge of Cerberus: Final Fantasy VII
Imagen promocional de Dirge of Cerberus que tiene como protagonista al secundario Vincent Valentine de FF VII / Imagen: Square Enix

Videojuego shooter con tintes de RPG que se centra tres años después de los acontecimientos de FF VII en la figura de Vincent Valentine, un personaje secundario opcional al que conocemos en el título original y que contaría con un spin off para móviles llamado: Dirge of Cerberus Lost Epidose: FF VII.

  • On the way to smile
Portada de la compilación de capítulos sobre los puntos de vista de diferentes personajes en la historia de FF VII / Imagen: Square Enix

Novela escrita por Kazushige Nojima que consta de 3 capítulos de los cuales los dos primeros están divididos en 4 subcapítulos que cuentan los acontecimientos sucedidos en Final Fantasy VII desde el final de la aventura contra Sephiroth por parte de Cloud Strife y el grupo Avalancha hasta el comienzo de Final Fantasy VII: Advent Children desde el punto de vista de los personajes Denzel, un huérfano de Midgar, Tifa Lockhart y Barret Wallace.

¿Sobrevalorado u Obra Maestra?
Así, tras este repaso a su historia, origen, desarrollo y repercusión, alcanzamos la conclusión final. Final Fantasy VII podrá tener varios fallos o no ser un juego del todo redondo, pero se ajusta más a una historia épica que a un juego desinflado.
Argumento muy sólido con muchas subtramas, personajes con diferentes historias personales, combates adrenalínicos (a pesar de ser por turnos) y unos gráficos más que decentes para la época en la que se desarrolló con una larga duración que ya quisiera cualquier juego actual, se puede afirmar que nos encontramos ante una verdadera obra maestra que se convirtió en el himno rolero de los europeos y norteamericanos y que fue una revolución para el mercado y para la propia saga que vio un nuevo horizonte con múltiples posibilidades.
Si a alguien le queda alguna duda, la expectación que recibió el anuncio de Final Fantasy VII Remake (tanto para bien como para mal) el pasado E3 2015 es una pequeña muestra de cuanto cariño se le tiene a esta entrega en particular y la preocupación que todos los seguidores tienen sobre el desarrollo de su remake, del que sabremos cosas a lo largo de este año.
Si os interesan las últimas noticias de la franquicia Final Fantasy por su treinta aniversario, podéis visitar esta publicación donde hacemos un repaso a todos los datos importantes de la celebración que incluirá un sentido homenaje a este título.
[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario