‘Her Blue Sky’, reseña anime

Analizamos la obra más reciente del grupo creativo que dio vida a 'AnoHana'

0

Con ocasión del Festival de cine fantástico de Málaga, la película Her Blue Sky (Sora no Aosa wo Shiru Hito yo) ha estado unos días disponible en la plataforma Filmin. Es una obra de 2019 del estudio CloverWorks y ha sido licenciada hace poco en España por Selecta Visión. La distribuidora ya ha comentado que no tendrá estreno en cines y solo llegará en formato físico, pero se agradece que nos hayan dado la oportunidad de verla por adelantado. Eso nos ha animado a hacerle una reseña y de paso anticiparos que merece bastante la pena.

Sinopsis

Los padres de Aoi fallecieron cuando todavía era una niña pequeña, y quedó al cuidado de su hermana mayor Akane. Esto impidió que Akane acompañara a su novio Shinno a la gran ciudad y provocó su separación. Trece años después, la ahora adolescente Aoi sigue los pasos del exnovio de su hermana y sueña con irse a vivir a Tokio para tocar en una banda. Sin embargo, un día aparece de la nada, como por arte de magia, una versión joven de Shinno. Al mismo tiempo, su yo adulto regresa al pueblo tras años sin dar señales de vida. Aoi decide juntar de nuevo a su hermana con su exnovio, pero los años han hecho mella en él y ya no es la persona que solía ser. Por si fuera poco, Aoi comienza a desarrollar sentimientos amorosos hacia el Shinno adolescente.

El regreso de los Super Peace Busters

Her Blue Sky reseña regreso Super Peace Busters
Her Blue Sky, reseña anime

Her Blue Sky es obra del grupo creativo conocido por el nombre de Super Peace Busters. La cariñosa denominación hace referencia a la serie Anohana, el primer anime original que crearon juntos. El grupo está formado por tres integrantes: el director Tatsuyuki Nagai, la guionista Mari Okada y el diseñador de personajes Masayoshi Tanaka. El trío también es responsable de El himno del corazón, y con Her Blue Sky suman su tercer proyecto original realizado en conjunto.

Okada siempre ha tenido cierta tendencia al derroche emocional y Her Blue Sky no iba a ser la excepción. Aunque en esta ocasión sea con dosis menores de melodrama. Si atendemos a la sinopsis, la historia se presenta de primeras como una romance, pero en mi opinión el tema central de la película cae en otra categoría. Lo que conduce la historia es un conflicto del pasado que ha quedado sin resolver: la pérdida de los sueños de juventud de Shinno y Akane. La relación romántica entre los personajes puede incluso meterse en el mismo saco y ser considerada una parte más de esos sueños perdidos.

Her Blue Sky reseña
Her Blue Sky, reseña anime

Sin embargo, solo con esto la película quedaría un poco coja. Hay otro tema importante, que es la relación fraternal entre las dos hermanas. Es la clave para entender que la historia no es una de arrepentimiento. «Una rana en un pozo no conoce la inmensidad del mar, pero sí el azul del cielo». Esta frase que tantas veces se repite a lo largo del largometraje, y de la que deriva el título, adquiere todo su significado cuando llegamos a comprender el cariño que se tienen Aoi y Akane.

El cuarteto protagonista forma los pilares que sustentan la película

La historia de Her Blue Sky funciona bien, pero lo hace sobre todo gracias a que los cuatro protagonistas —contemos a Shinno como doble— cumplen su papel a la perfección.

Shinno, en su versión joven, es el más simple de los cuatro, pues no es más que la manifestación de esa parte del personaje que quedó anclada a sus sueños del pasado. Shinnosuke —la versión adulta— es su cara opuesta, una persona que decidió avanzar sin mirar atrás para perseguir su meta, hasta que acabó golpeándose con la dura realidad. Es la perfecta ejemplificación del hastío y el cinismo provocados por el desengaño de la adultez.

Her Blue Sky reseña
Her Blue Sky, reseña anime

Akane es, a los ojos de su hermana, una mujer aburrida que abandonó sus sueños por atender a sus responsabilidades familiares. La fachada de adulta responsable que mantiene en todo momento no hace más que alimentar esa percepción. Sin embargo, en realidad es un personaje tremendamente interesante, alguien que tuvo que aplazar sus sueños por algo todavía más importante, pero que no llegó a desecharlos. Por eso, todavía sufre por la separación con su ex.

Por último, tenemos a Aoi. En ella vemos la típica rebeldía adolescente sin causa. Se deja guiar por sueños sin mucha base realista, le cuesta encajar, va por la vida con cara de malas pulgas y se nota a la legua que se considera una incomprendida. Aoi es… podríamos considerarla, en cierto modo, un reflejo de los otros tres. Se aferra a sus sueños, como Shinno, y está dispuesta a dejarlo todo por conseguirlos, como Shinnosuke. Pero, pese a sus nuevos sentimientos amorosos, se obliga a sí misma a anteponer la felicidad de la hermana a la que tanto quiere por encima de la suya propia. Precisamente igual que hizo Akane en su día.

Los colores y sonidos de la nostalgia

Her Blue Sky es una película muy agradable para los sentidos, y evocadora en un sentido nostálgico. Tiene un apartado artístico precioso, que pone mucho énfasis en los apacibles escenarios rurales de Chichibu, lugar donde se localiza el anime. También juega con soltura con la iluminación, sobre todo en espacios cerrados.

Her Blue Sky reseña colores y sonidos de la nostalgia
Her Blue Sky, reseña anime

Además, los diseños de personajes tienen vitalidad y buena presencia en pantalla. Me gustó especialmente el trabajo que hicieron con las dos variantes de Shinno. Su versión adulta mantiene rasgos reconocibles con respecto a la joven, pero al mismo tiempo podemos apreciar en su rostro no solo el paso del tiempo, sino también los estragos de una vida poco satisfactoria. Es una decepción que no le pusiesen tanto empeño al diseño de Akane, cuya versión adulta se diferencia más bien poco de la adolescente.

La banda sonora se centra bastante en la música ambiental, con varios temas llenos de sonidos cristalinos que son una delicia. El papel de la música en este caso es más bien sutil, con temas de corta duración y en muchos casos ligados a escenas de recuerdos del pasado. No obstante, en ciertos momentos muy concretos la música saca pecho e intenta adueñarse del protagonismo, esta vez con melodías más intensas. Lo hace en algunas con un contenido emocional crucial para la película. Y en ellas compite con una dirección y un apartado artístico que también se visten de gala para la ocasión, dando lugar a los mejores momentos de la película.

Una película con más capas de las que aparenta

Her Blue Sky es una buena película y me cuesta buscarle defectos importantes como para afirmar lo contrario. Está dirigida con cuidado y se nota el esfuerzo empleado en cada escena. La historia puede parecer un poco confusa al principio, pero cuenta con un desarrollo razonablemente sólido. Además, sus protagonistas son personajes bien definidos y lo suficientemente realistas como para que no resulte difícil empatizar con ellos. Es una pena que no podamos decir lo mismo de los secundarios, que apenas aportan a la historia.

Como drama, no tiene la carga emocional explosiva de las anteriores obras del grupo, y por eso es probable que pase más desapercibida. También le faltó un punto de imaginación a la hora de encauzar el clímax final y creo que eso le restó algo de fuerza. Sin embargo, trata los conflictos emocionales de los personajes desde una mirada más adulta. Además, pienso que es una película que mejora si la cocinas bien y le dedicas un poco de atención a lo que intenta transmitir. Rascando un poco, podemos encontrar diferentes lecturas que no habíamos sopesado en un principio.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here