‘El hundimiento de Japón: 2020’, reseña anime

Reseñamos 'El hundimiento de Japón: 2020', el último proyecto de Masaaki Yuasa

0

El 9 de julio de 2020 se estrenó en la plataforma de Netflix el anime El hundimiento de Japón: 2020. Puede que también lo conozcáis bajo su título en inglés Japan Sinks 2020, o su título original, Nihon Chinbotsu: 2020. Esta serie ha sido una de las más esperadas, ya que es el último trabajo de Masaaki Yuasa, un director muy reconocido y querido en la redacción. Junto con él, el proyecto también lo ha dirigido Pyeonggang Heo, que ha trabajado en proyectos como Devilman Crybaby o Ping Pong the Animation. Incluso, os lo recomendamos en este artículo de aquí. Por ello, no podíamos perder la ocasión de hablaros sobre este estreno.

El hundimiento de Japón: 2020, de Masaaki Yuasa y Pyeonggang Heo

Esta adaptación producida por Netflix está basada en la novela homónima escrita por Sakyō Komatsu en 1973. Esta obra de ciencia ficción cuenta una historia en la que la isla de Japón es azotada por una serie de catástrofes naturales, lo que produce que el país se vaya hundiendo poco a poco. Como es lógico, la novela está ambientada en los años 70, contando la historia con la tecnología del momento.

En cuanto a Nihon Chinbotsu: 2020, la historia está contada desde un punto de vista actual, por lo que los personajes utilizan la última tecnología para consultar cualquier información desde un smartphone; por ejemplo, buscar coordenadas o incluso para intentar localizar a sus seres queridos, aunque debido a las catástrofes, algunas veces se les dificulta utilizar estos dispositivos.

El anime se centra en la historia de Ayumu, una joven que desea convertirse en atleta para participar en los Juegos Olímpicos. Sin embargo, durante uno de los entrenamientos, Japón sufre un gran terremoto que consecuentemente provoca el hundimiento del país —al igual que en la novela—. Sin embargo, no está ella sola, ya que está con su familia y otros personajes que se unen en esta lucha por sobrevivir.

Un ejemplo de superación personal

hundimiento Japón 2020 superación
El hundimiento de Japón: 2020, reseña anime

Uno de los aspectos que más me gusta de los personajes que aparecen en la serie es que luchan por sobrevivir y que, pase lo que pase, se mantienen optimistas ante las catástrofes que están viviendo. Además, lo bueno de estos es que se complementan entre todos, y ninguno de ellos sobra, por así decirlo. Más concretamente, quiero fijarme en el personaje de Mari Mutō, la madre de la familia. A lo largo de la serie, yo diría que es la que trata de que sus hijos y el resto del grupo estén lo mejor posible, aunque vivan auténticas brutalidades.

Puede que esto sea sugestión mía, pero creo que el hecho de que la madre sea deportista, influye en cierto modo en su personalidad. Prácticamente todos los deportistas, ya sean profesionales o no, suelen mostrarse muy optimistas ante situaciones complicadas, y por ello que muchas veces sean figuras de ejemplos a seguir. «No importa las veces que caigas, sino que puedas levantarte y seguir adelante lo mejor que puedas» es uno de los mensajes que más se transmite en esta serie.

No todo está perdido

Este anime muestra cómo se viviría una catástrofe de este tipo de una forma muy real. Por ello que muchas cosas se tuerzan y supongan una desesperación para los personajes. Entre ellas, la muerte de algunos de los integrantes del grupo. Algo que me llamó la atención, y que por desgracia sea muy probablemente así, es el luto que se guarda por los que ya no están.

Obviamente a los personajes les duele que uno de ellos muera, y se muestra claramente en la serie, pero es una situación tan extrema que tienen que superarlo cuanto antes para no entrar en una espiral de depresión continua. Es cierto que en algunos momentos de la serie no pueden evitar acordarse de ellos, pero tienen la mentalidad de seguir adelante. Más aún siendo muertes bastante traumáticas, que afectan no solo a los personajes, sino que también provocan algún tipo de sensación desagradable en el espectador.

Entre esto y otras cosas, al grupo no paran de ocurrirle desgracias, pero sus integrantes saben que manteniéndose unidos, pueden superar cualquier adversidad. Si algo sale mal, siempre se esfuerzan en buscar otras alternativas, incluso algunas que les cueste jugarse la vida. No tienen nada que perder y, por ello, se arriesgan por el grupo aunque les salga caro en algunas ocasiones.

La humanidad ante el nacionalismo

hundimiento Japón 2020 nacionalismo
El hundimiento de Japón: 2020, reseña anime

No quiero irme de aquí sin destacar un aspecto que en varias ocasiones me ha dado un poco de rabia, sinceramente. En una situación tan extrema como esa, es cuando se descubre la verdadera naturaleza de las personas. Encuentras gente hostil que solo mira por ella misma, pero también gente buena, que incluso te ayuda a superarte a ti mismo. Un gesto que me gustó mucho de la protagonista fue que dio su última botella de agua a una pareja de ancianos totalmente ajena a ellos.

Sin embargo, no todos son así en la serie, ya que se llega hasta el punto de discriminar por temas racistas. En la serie, salen personajes de distintas nacionalidades. Por ejemplo, Mari Mutō es de Filipinas, y Kite, el youtuber que se les une, es de Estonia. Hay en un punto de la historia en el que les dan la opción de unirse a un grupo para salir de la isla, pero solo a los que fuesen japoneses puros.

Por desgracia, me ha parecido un aspecto bastante realista en nuestra sociedad. Sin embargo, en un momento de esta magnitud, todos deberían ser más humanitarios y dejar a un lado las diferencias raciales. Situaciones así son las que se superan manteniéndose unidos, y cualquiera puede echar una mano al que tiene al lado. Hay una escena de los últimos capítulos que me gustó mucho en la que salen los personajes rapeando, haciendo una crítica sobre este tema que es bastante interesante.

Conclusiones

hundimiento Japón 2020 conclusiones
El hundimiento de Japón: 2020, reseña anime

He de reconocer que viendo la serie completa, no he podido evitar hacer similitudes con la pandemia mundial que estamos viviendo, sobre todo los acontecimientos de hace unos meses. Nihon Chinbotsu representa una situación más extrema, pero se han vivido crueldades similares a las que se ven en la serie.

Ahora, hablando de la serie, Japan Sinks 2020 es un anime muy duro y desgarrador, pero en parte necesario para darnos cuenta de muchos aspectos en nuestra sociedad. También me ha gustado el mensaje esperanzador, lo que te deja un mejor sabor de boca entre tanto sufrimiento. Por ora parte, me ha parecido interesante el homenaje final que hace a Japón, un motivo para acabar la serie.

En resumen, Yuasa, junto con Pyeonggang Heo, han recreado una situación de forma muy realista, pero desde un punto de vista optimista, porque se puede ver el vaso medio lleno aunque parezca que todo vaya en tu contra. También, como he dicho antes, la obra es una llamada de atención a favor de la humanidad y la importancia de que todo el mundo colabore. Una obra muy recomendada para amantes del anime y para aquellos que no estén tanto en el mundillo.

[Total: 3   Promedio: 3.7/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here