‘Cells at Work!’, reseña anime

Hoy os traemos nuestras impresiones sobre Cells at Work! Anime licenciado por Coalise Estudio

0

Buenas, mis niños, hoy os traemos otra reseña anime, de una serie que nos llega a España gracias a nuestros amigos de Coalise Estudio: Cells at Work!, o Hataraku Saibō. Se trata de la adaptación anime del estudio David Production del manga homónimo de Akane Shimizu. El manga se encuentra licenciado en España por Ediciones Babylon, aunque de momento se desconoce la fecha de publicación del primer tomo.

Reseña del anime de Coalise Cells at Work!

Sinopsis

Cells at Work! es una serie original de Akane Shimizu protagonizada por células antropomorfas en el interior de un cuerpo humano. Los personajes principales son un glóbulo rojo y un glóbulo blanco (neutrófilo) que suelen cruzarse muy a menudo en sus labores dentro del cuerpo y viven cientos de situaciones de todo tipo. Bacterias, virus, enfermedades y mucho más, todo volverá el mundo de estas células patas arriba, pero eso no las frenará de cumplir con su trabajo, ¡mantenerte sano y a salvo!

La plataforma de Coalise

Decidí adquirir la opción de poder ver la serie durante 3 meses, que es la opción de menor duración. En la web se incluyen los 13 capítulos de duración de esta primera temporada más una OVA llamada: El resfriado. El reproductor de la web funciona genial, se ve fluido en todo momento y cuenta con subtítulos en los idiomas cooficiales de España. Además, el capítulo se encuentra transcrito al castellano, lo cual significa que los recuadros explicativos también se encuentran en castellano incluso en audio versión original. En cambio, el audio está disponible tan solo en castellano y japonés (V. O.). La calidad de vídeo se puede visualizar hasta en 1080p. El doblaje está a la altura en la mayor parte de la serie, quitando que me pareció bastante malo con el acento argentino imitado de forma muy pobre en el último capítulo.

Células trabajando

La serie nos recordará a los millenials directamente a la clásica Érase una vez… El cuerpo humano. Cells at Work! nos muestra cómo funciona este minicontinente que llamamos cuerpo. Para ello, vemos a las células interactuando en forma antropomorfa, consiguiendo que entendamos de forma sencilla y directa las funciones de las mismas, con el uso de metáforas: los glóbulos rojos son repartidores que llevan cajas con comida u oxígeno, o los glóbulos blancos son militares expertos en el asesinato. A diferencia de la serie anteriormente mencionada, Cells at Work! utiliza un formato muy parecido al de los shōnen al más puro estilo Dragon Ball. En casi todos los episodios nuestros «héroes» se enfrentan a bacterias o virus, con un diseño de personaje muy similar al de los shōnen de toda la vida.

La primera mitad de la serie es muy entretenida, puesto que hay mucha acción y nos encontramos ante un panorama totalmente nuevo para nosotros, aunque sencillo. La segunda mitad, abusa en mi opinión de flashbacks de personajes que, si bien son interesantes, no aportan nada a su figura y tampoco aprendemos nada sobre la utilidad de la célula en cuestión. En cambio, el último capítulo es fantástico, puesto que nos lleva de la nada ante una situación totalmente dramática. Este dramatismo se ve incrementado debido a que, como es habitual en esta serie, no sabemos qué sucede, porque solo vemos la perspectiva de las células.

Nuestros trabajadores

cells at work doblaje imagen destacada
¡Alerta! Husbandos viviendo en tu cuerpo sin permiso | Reseña del anime de Coalise Cells at Work!

La serie tiene muchos personajes, puesto que muchas son las células que trabajan cada día para que nuestro cuerpo funcione. No obstante, destacan dos protagonistas: la glóbulo rojo y el glóbulo blanco. La glóbulo rojo es muy despistada, y comenzamos la mayoría de capítulos viendo cómo se pierde en su trayecto a hacer su entrega. Se sospecha que se trata de una célula falciforme, razón por la que no puede desempeñar su trabajo de la mejor manera posible. Además, el diseño de tanto ella como del resto de glóbulos rojos es muy interesante, dado que su indumentaria es reversible. Dependiendo de si transportan O2 o CO2, el tono de color rojo es diferente tanto en la chaqueta como en la gorra del uniforme.

El glóbulo blanco aparece cada vez que una bacteria o virus ataca, encontrándose con la glóbulo rojo. Esto lleva a una situación cíclica durante la mayor parte de la serie. El señor glóbulo blanco respeta el esfuerzo que pone glóbulo rojo a la hora de desempeñar su trabajo, y aunque ambos personajes son un tanto planos, caen bien. Sus interacciones son dinámicas y el hecho de no poner un drama más allá de que deben desempeñar su trabajo cueste lo que cueste me parece un acierto, puesto que nos desconcentraría de lo que realmente nos quiere contar esta serie.

Personajes secundarios

Tras estos dos personajes aparecen más células de forma habitual, como las maravillosas plaquetas, las cuales se humanizan como niños de parvulario, ya que son un tipo de célula más pequeño que el resto; la célula T asesina, la cual es el típico personaje chulo que disfruta de matar bacterias y virus; o la macrofago, un tipo de glóbulo blanco con aspecto en la serie de joven criada, pero muy poderosa en combate. Las bacterias o virus suelen mostrarse como malos genéricos los cuales solo desean comer células e invadir el cuerpo, a excepción de, por ejemplo, el capítulo sobre la alergia al polen del cedro. Este capítulo me pareció muy divertido, ya que el polen no tiene la culpa de causar alergia, y así se muestra en la serie, siendo criaturas tranquilas que no saben ni dónde están.

Conclusiones

Sin lugar a dudas, Cells at Work! es una serie que garantiza de forma divertida un aprendizaje muy útil. El sistema metafórico de ver a un pueblo trabajando es muy sencillo de entender para mayores y niños, y aunque no entiendas los aspectos técnicos que se explican en recuadros, con ver cómo actúan las células en cada situación es suficiente para aprender cosas tanto básicas como un poco más complejas del funcionamiento del cuerpo humano. Los personajes tienen diseños entrañables y la acción te mantiene enganchado.

Como punto negativo destacaría la mitad final de la serie, la cual resulta un tanto soporífera. El trabajo del estudio Coalise es digno de felicitar, puesto que la traducción y adaptación de recuadros es muy meritoria. Espero que sigan por este camino y nos dejen más series divertidas y trabajadas con cariño como es este caso.

[Total: 6   Promedio: 4.2/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here