Análisis de ‘The Survivalists’

En nuestro análisis de 'The Survivalists' os contamos que nos ha parecido esta nueva experiencia de supervivencia... ¡Monos incluidos!

0

¿Qué podríamos esperar de un videojuego que se vende, a sí mismo, como un sandbox de supervivencia en donde la principal mano de obra son monos? Esa es la pregunta que hoy hemos venido a responder, pues os traemos nuestro análisis de The Survivalists, lo último de Team17 Digital Ltd.

Análisis de The Survivalists

Análisis The Survivalists
Análisis The Survivalists

Como si de un dogma se tratase, los juegos de supervivencia se han convertido en una suerte de fortaleza en donde la historia, el guion o el argumento son un mero recuerdo. ¿Será pereza o es una cualidad inherente de un género que no deja de crecer? En cualquier caso, no seremos nosotros quienes lo pongan en duda. Si bien es cierto que nos llama la atención, no deja de ser un detalle al cual no debemos prestar tanta atención. No obstante, si eres uno de esos jugadores que sobrepone el valor de una buena trama a lo demás, retrocede. Y no mires atrás.

De buenas a primeras, The Survivalists nos arroja a una isla desierta (con hasta tres jugadores más si decidimos jugar en cooperativo) sin mediar palabra alguna. Suponemos que somos una especie de naufrago, porque lo primero que nos encontramos a nuestro lado es una pequeña embarcación destruida. ¿Qué o quiénes somos? No lo sabemos ni nos importa. Nuestro único objetivo es sobrevivir al acoso y derribo de una naturaleza agresiva que, aun con todo, parece estar de nuestro favor. Al menos en las primeras horas de juego, pues poco a poco descubriremos que, además del hambre y el cansancio, que la verdad está… Perdón, me he confundido de línea. Descubriremos que hay más de un peligro ahí fuera.

Sea como fuere, en primera instancia seremos lanzados a nuestra suerte. Empezaremos con un hombrecillo de mirada perdida y poco pelo que, en poco menos de unos minutos, se convertirá en una mancha en la historia de la humanidad al reunir características tales como piel verde, un afro rosa, barba azul y ropa ajada. En efecto, podremos personalizar nuestra apariencia a nuestro gusto con una herramienta simple y sin grandes alardes, pero con varias opciones bastante divertidas. Además, podremos alterar nuestra apariencia en cualquier momento y cuantas veces queramos.

Explora, hijo de… ¡Explora!

Análisis The Survivalists

Armados con nuestra total y absoluta falta sentido de la moda, nos lanzaremos a la aventura en una isla generada de forma procedural y estética pixel-art evolucionada. Así pues, a través de un motor sencillo y humilde cuyo principal objetivo es potenciar su diseño como sandbox, nos dispondremos a explorar. Ante todo, lo primero que nos llamó la atención (mentira, fueron los monos) es la forma en que el estudio decidió incrustar elementos contextuales y lore. Lejos de diálogos o vídeos muy bien estudiados, ampliaremos nuestros conocimientos de las islas a través de mensajes perdidos en botellas.

En mi caso, fue así como descubrí la presencia de orcos antes, inclusive, de cruzarme con uno de ellos. Más allá de mi sorpresa, ya que me pareció algo bastante original, decidí que lo mejor era no detenerse. De esta forma, me sumergí de lleno en su propuesta: recoge unas cuantas piedras, construye tu primera herramienta y consigue más rocas. Bien, ahora ve a recolectar unos cuantos trozos de hierba, algunas bayas y flores y construye más herramientas. ¡Oh, vaya, restos de un naufragio anterior! Saquéalo como si no hubiera mañana. Vaya, más utensilios de supervivencia. ¿Y si comienzo a talar árboles?

Para bien y para mal, The Survivalists es un juego repetitivo, pero es normal. Los juegos de supervivencia mediante recolección de recursos y crafteo son así; he ahí la gracia. Ahora bien, es muchísimo más divertido si lo haces con amigos. De otra forma, en realidad, puede ser algo pesado, aunque eso ya depende de los gustos de cada uno. En cualquier caso, hablamos de un videojuego cuya idea es la de ir mejorando poco a poco al tiempo en que construyes tu propio bastión. Bueno, vale, me he venido arriba. No vas a diseñar tu propio castillo.

La isla de los simios

Análisis The Survivalists
Análisis The Survivalists

Por contra, debo decir que la variedad es algo escasa. No es tarea fácil alcanzar los diseños más importantes, pero tampoco es que haya muchos. Siendo sincero, se me ha quedado algo corto, y en una variante de cuatro jugadores no parece tan complicado alcanzar el máximo; nos moverá, en todo caso, el inconformismo. Lejos de esa locura inmobiliaria de otros títulos del género, parece que busca un verdadero final. Es más, lo tiene. Hay una especie de cierre narrativo, pero… Como sea, faltan opciones. En la otra cara de la moneda, un sistema muy intuitivo y sencillo al cual resulta muy fácil adaptarse. Siendo breves, funciona bien.

Gran parte de la culpa la tienen los monos. Sí, monos. La isla está plagada de pequeños monetes de pelaje marrón con ganas de hacer amigos. ¿Y qué haremos nosotros? ¡En efecto! Los esclavizaremos. Bueno, tal vez me he pasado, pero es cierto que, y solo tras cumplir algún tipo de tarea, los monos se pondrán a nuestro servicio. Lo harán de uno en uno, pues cada tendrá sus propias inquietudes, pero se unirán a nosotros. Y menos mal, porque podremos enseñarles a hacer de todo para así ahorrarnos trabajo. La idea es sencilla: activamos una especie de modo aprendizaje, hacemos una tarea y el mono la repetirá.

Si se necesita una herramienta, pues se la damos. ¿El problema? Aunque intuitivo, el sistema da algunos errores. Aunque parezca fácil, en más de una ocasión te tocará repetir varias veces la acción hasta que se le encienda la bombilla y te imite. Por desgracia, no es una decisión creativa, sino una especie de muy molesto error que nos retrasará en más de una ocasión. Asimismo, no creo que lo arreglen, porque no parece cosa de la programación. Simple y llanamente es que a veces parecen estúpidos y/o que nos ignoran; es algo extraño.

Sobrevivir

Análisis The Survivalists
Análisis The Survivalists

Y poquita cosa más nos queda por comentar. Sí que podemos alabar, una vez más, su pintoresco estilo. Nos ha recordado mucho al ya mencionado pixel-art, aunque en lo que vendría a ser su evolución natural. Sí, he sido redundante, pero necesitaba recuperar el tema del arte para hablar del diseño del mapa, el cual se divide en islas. En cada isla tendremos distintos tipos de paraje, desde bosques hasta praderas pasando por zonas desérticas o de tierras ardientes… Y ya. La variedad, una vez más, destaca por su ausencia.

No sucede así con los animales, quienes han sido incorporados de forma muy natural. Es más, sucede lo mismo con nuestros enemigos, los orcos. También habrá esqueletos reanimados, tigres salvajes, etc., pero son los primeros quienes más nos han llamado la atención. Viven en pequeñas sociedades, chabolas e, incluso, en ruinas. Lo curioso es que, cada cierto tiempo, se organizarán para atacarnos, lo cual puede ser una verdadera pesadilla si no hemos preparado muros, trampas y otras herramientas defensivas. De hecho, si estás solo… ¡Reza! Ahora, la muerte no es permanente, sino que te despiertas en tu cama, así que tampoco te asustes.

La pena es que tales acciones, ni la exploración del mapa o mazmorras, no están acompañada de una buena banda sonora. Al contrario: destaca por su poca presencia. Está ahí, sin más. No es que sea un despropósito, pero… No tiene impacto. De cualquier modo, tampoco es una gran pega, pues si juegas con amigos será la menor de tus preocupaciones. En caso contrario, es muy habitual (al menos en mi caso) jugar a este tipo de títulos con una playlist personalizada de fondo.

Conclusiones

Análisis The Survivalists

The Survivalists es un buen juego, aunque le falta variedad. Sus mécanicas están bien establecidas, la cohesión de sus elementos es total y es bonito. Carece de guion o narrativa, es cierto, pero es lo normal en el género. No es demasiado innovador, todo sea dicho, pero es entretenido de jugar. Me lo he pasado bien, la verdad, pero se me ha quedado algo corto para sesiones más intensas y largas. En cualquier caso, una experiencia agradable para quienes disfruten de los juegos de supervivencia y crafteo. Se nota que es un indie, la verdad. Esperaría, tal vez, por contenido adicional, pues solventaría de forma muy importante el que considero su mayor defecto.

P.D. El juego está completamente traducido al español y dispone de una demo gratuita.

Análisis The Survivalists. Clave de juego cedida por Team 17 a través de PressEngine.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here