Análisis de ‘John Wick Hex’: el asesino descafeinado

El Baba Yaga da al fin el salto al videojuego con John Wick Hex

0

Desde su estreno en 2014, John Wick se ha hecho un hueco muy considerable en el cine de acción. Puede mirarle a James Bond y Misión Imposible a la cara y no salir muy mal parado. Tras tres entregas con un lanzamientos mundiales muy exitosos , era lógico que John Wick saltara al videojuego. Muchos esperaban una aventura al estilo de Max Payne, pero el resultado fue diferente. Bithell Games, una desarrolladora modesta, tenía que realizar un título a la altura del personaje. Hoy veremos el resultado en John Wick Hex.

John Wick Hex: siendo asesino a sueldo

Nos ponemos en la piel de John Wick, también llamado Baba Yaga, con el objetivo de dar caza a Hex, un villano que desde las sombras pretende acabar con la vida de nuestro protagonista. Realmente, la historia es uno de los apartados más descuidados del título. En las propias películas el argumento no es el eje del conjunto, pero si que hay un mayor trabajo con un hilo conductor llevadero y que te mantiene pegado a la pantalla. Aquí no se da el caso.

Análisis de John Wick Hex

La estructura es sencilla: vas completando zonas correspondientes a la gran ciudad de su universo y, al final de cada zona, hay un jefe al que enfrentarse. Como curiosidad, algunas localizaciones sitios familiares, pues ya las hemos podido ver en las películas. Entre zona y zona tendremos breves diálogos de Hex y sus secuaces explicando por donde John va avanzando, pero es muy fácil distraerse. El interés que provocan es prácticamente nulo y acabas no prestándole atención. Al menos —respecto a todo lo que posee el videojuego— no es en lo que debemos de centrarnos a la hora de valorarlo.

Jugabilidad arriesgada 

El aspecto más destacable y que más salta a la vista en el título es su jugabilidad. Como comentaba con anterioridad, muchos esperaban un Max Payne o, en sí, un juego donde primara la acción en el traslado de John Wick al videojuego. Al final, no ha sido el caso; la desarrolladora indie Bithell Games, pese a su reducido presupuesto, ha sabido apañárselas ingeniosamente.

John Wick Hex es, en realidad, un videojuego de estrategia con un alto componente táctico. Los escenarios se dividen en casillas e iremos moviéndonos por ellas al igual que los enemigos a los que nos vayamos enfrentando. Dispondremos de una pistola, hecho ya característico del personaje, con la que dispararemos dos veces seguidas. Sí, es igual a las películas. A parte de disparar, podremos golpear a los enemigos, derribarlos.  Así pues, tendremos diversos movimientos que iremos descubriendo durante la aventura. Todo está jerarquizado por una barra de tiempo la cual irá avanzando y que nos indicará si nuestras acciones colisionan con las de nuestros enemigos.

Análisis de John Wick Hex

El sistema, pese a que tiene buena pinta y en los primeros compases de la aventura funciona e incluso engancha, no termina de cuajar. Al poco tiempo se hace terriblemente repetitivo, y la IA de los enemigos tampoco ayuda. Los movimientos resultan erráticos y se limita mucho a agacharse, pues aumenta nuestro probabilidad de acertar con la pistola, esperar y ganar. La profundidad de las mecánicas acaba siendo poco completa y, pese a que entre fase y fase iremos adquiriendo mejoras, estas no suponen un cambio sustancial en la jugabilidad.

Análisis de John Wick Hex
Análisis de John Wick Hex

Tampoco ayuda la cámara (cenital) que, pese a ser la indicada para este tipo de videojuegos, en escenarios cerrados a veces resulta demasiado confusa. Esto se complementa con unas animaciones de personajes muy toscas y poco trabajadas. Con el presupuesto dado no se le puede pedir mucho más, pero no se nota mucho empeño en hacer que estas luzcan mejor. Al final de cada nivel tenemos un modo espectador en donde podremos ver todo lo que hemos hecho, para reflejar la espectacularidad de las acciones. Por desgracia, con este añadido el título no se luce en absoluto ya que todo acaba resultando realmente robótico.

Gráficos decentes

Respecto al apartado gráfico, cumple con su función. Sin más. Recuerda al estilo utilizado en los títulos de Telltale Games, pero con unas animaciones faciales prácticamente nulas, sobre todo en las escenas de diálogo, que se limitan a imágenes estáticas; el límite de presupuesto se nota. Lo que sí se puede achacar es el rendimiento. En PS4, la versión que hemos analizado, las bajadas de FPS han sido un constante al mover la cámara durante toda la partida, aunque con un parche que han publicado de forma reciente las bajadas son menos constantes.

Análisis de John Wick Hex: gráficos

Viendo la banda sonora y los efectos de sonido, están a la altura de las expectativas, con melodías que acompañan a la tensión de tener que enfrentarte a tantos enemigos tú sólo.

Conclusión

Análisis de John Wick Hex
Análisis de John Wick Hex

John Wick Hex es un juego desigual en muchos aspectos; falla en enganchar al jugador en sus 8-9 horas de duración. Las mecánicas se sienten toscas sobre todo por unas animaciones que no acompañan y que afean al conjunto de una manera muy considerable. Sin embargo, se aprecia lo arriesgado de su propuesta y su sistema en numerosos momentos brilla para ofrecernos una propuesta jugable interesante. Esperemos que Baba Yaga esté contento con el trabajo realizado.

Análisis de John Wick Hex. Clave de juego para PS4 cedida por Cosmocover

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here