Análisis de ‘The surge 2’

Desmembrar enemigos nunca fue tan satisfactorio

0
Compartir

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! En esta ocasión quiero hablaros de The Surge 2, secuela directa del ya conocido The Surge. Aprendiendo de los errores del pasado, el título de Deck13 Interactive hace las veces de discípulo de otros grandes títulos del género tales como Darks Souls o el más reciente Sekiro. No obstante, sería injusto trazar una estrecha comparativa con quien dice ser el padre del género —el impacto de Hidetaka Miyazaki en la industria es innegable—. The Surge 2 presenta personalidad y cualidades propias. Con todo, la premisa de prueba y error sigue siendo la premisa principal.

Análisis de The Surge 2, o de cuando desmembrar enemigos se convirtió en nuestra misa de domingo

Análisis The Surge 2
Análisis The Surge 2

Dos años han pasado desde el lanzamiento de The Surge. Hay quienes aluden a las prisas como la peor de las compañeras, ya que su consejo dista mucho de ser el más adecuado ante tal tipo de producciones. Por desgracia, o al menos en esta ocasión, no les falta razón. Uno de los principales defectos del videojuego que hoy traemos a coalición es la falta de una mayor solidez técnica a nivel general. Siendo su diseño uno de sus grandes atractivos, The Surge 2 peca de falta de impacto. Allá en 2017 se vislumbró un futuro prometedor. El estudio, aun con la falta de una gran cantidad de recursos, concibió un producto que, no carente de errores, tenía potencial para sentar un nuevo precedente.

Sus ventas fueron, con todo, modestas. Su éxito fue relativo, mas dio cancha suficiente para desarrollar un nuevo producto de calidad superior. O al menos tal fue la consideración que muchos tomamos como cierta. No podríamos hablar de decepción, pero si de suspiros contenidos. En líneas generales, The Surge 2 es un buen videojuego que hará las fantasías de los amantes del género, pero que flaquea en el aspecto técnico en más de un sentido. Por un lado, la presencia de ciertos modelados carcomidos por los tan conocidos «picos» aparecen con demasiada frecuencia. Al mismo tiempo, el acabado gráfico dista mucho de presentar sus respetos a la presente generación sintiéndose, por momentos, como un juego que no quiere dar ese último paso.

Gráficamente un paso por detrás

No sucede de tal forma con los escenarios, que tienen una personalidad tremenda y tienen la capacidad de transportarnos a un futuro distópico de sangre y muerte. Asimismo, podemos personalizar nuestro avatar de juego, lo cual se agradece. En ese mismo sentido, el acabado del personaje goza de un punto de calidad extra. Lo mismo sucede con nuestro equipo, el cual luce bastante bien. Y no es solo eso, sino que el grado de personalización roza la variabilidad suficiente como para convertirse en un verdadero reclamo. La variedad de opciones tácticas, así como el sistema en el que obtenemos mejoras, es, sin lugar a dudas, el punto fuerte de The Surge 2.

Porque seamos sinceros: nos ha encantado sembrar el caos y la destrucción en Jericho. Acabar con nuestros enemigos es divertido, pero lo es todavía más usar el desmembramiento no como afrodisíaco bélico, sino como sistema de mejora. Emulando a su predecesor, será a través del castigo físico que mejoremos nuestro equipo. Espera, ¿cómo es eso? Muy sencillo: tendremos que arrancar piezas a nuestros enemigos para mejorar nuestro propio equipo. Las secuencias, a ese respecto, son brutales y muy atractivas.

Los amantes de la violencia verán satisfechas sus necesidades más primarias sin necesidad de comerse la cabeza. A la par, el sistema de combate —dista mucho de ser perfecto— cumple con nota. Hay ciertas fallas en las distancias y el sistema de impactos, pero los parry se ejecutan de manera fluida. Golpear a nuestros enemigos es satisfactorio y, en líneas generales, ofrece una serie de mecánicas que trabajan bastante bien. Por consiguiente, la jugabilidad es buena. No sobresaliente, pero sí notable, lo cual permite que el disfrute y deleite del dolor ajeno sea excelso.

«Vayamos por partes». Firmado: el protagonista

Análisis The Surge 2
Análisis The Surge 2

Jack el Destripador estaría orgulloso. Es posible que, de buenas a primeras, The Surge 2 no revele grandes muestras de evolución. De hecho, el eje central del combate sigue siendo el mismo de antaño; tiene alma de Souls, pero bebe del más reciente Sekiro e incorpora las esquivas y los bloqueos para así engendrar un producto con mejor acabado. Pero la comparación, una vez más, no es la opción más acertada. Y no solo porque salga perdiendo, sino porque la gestión de la resistencia difiere de dichos títulos. En efecto, habrá que tener en cuenta nuestra estamina a la hora de golpear, bloquear, esquivar, etc.

Los ya mencionados desmembramientos siguen siendo un punto muy importante del juego. Sin embargo, ahora se han incluido una serie de mejoras que mejoran mucho la experiencia de juego. Por ejemplo, ahora podemos seleccionar y atacar el punto débil de nuestro enemigo… o no. En función de donde ataquemos obtendremos unas recompensas u otras. A veces, inclusive, conviene comerse la cabeza, atacar las partes duras y ganar por pesado, más que por efectivo, para así conseguir mejores piezas. La ventana de recompensas es mucho más ajustada y premia el esfuerzo con sorprendente precisión.

Contaremos, además, con una especie de sistema (es algo así como un implante) capaz de detectar la dirección de los ataques enemigos. Podremos, de esta forma, bloquearlos generando, de esta forma, situaciones ventajosas si lo hacemos bien. Resulta entretenido a la par que interesante, pues tiene ese toque novedoso que le exigimos a títulos tales como The Surge 2.

Es tiempo de jugar

En su conjunto, The Surge 2 es un buen juego. Nos habría gustado un mayor entusiasmo a la hora de diseñar, eso sí. Hay jefes finales que son increibles, y otros tantos son un mero refrito del enemigo random de turno que nos encontramos en el escenario y al que se la ha dotado de más vida y tamaño. Es por eso que nos ha dado la sensación de que se ha terminado como con prisas. Hay zonas espectaculares, enemigos tremendos y cinemáticas que dejan sin palabras, y otras tantas que carecen de fuera e impacto. Así sucede con la historia del mismo modo: te llama la atención, parece estar bien, pero carece de una narrativa a la altura y de una secuencia y/o guion verdaderamente atractivo. Al final la historia pierde fuelle con el paso de los minutos y se convierte en una mera escusa para destrozar enemigos.

Por duración no está mal y la presencia del modo Nueva Partida+ ayuda, así como la presenica de secundarias. El factor exploración/exploración, sumado a su descriptivo sistema de mejora a base de desmembramientos, son divertidos. En resumidas cuentas es eso: The Surge 2 es divertido, pero no se puede decir que sea un imprescindible. Es un buen juego con sus aciertos y sus errores. La cámara, por citar un nuevo ejemplo, funciona de forma adecuada, pero hay momentos en los que sientes la tentación de asesinar a alguien cuando le da por hacer algún extraño o hace de las suyas. Es demasiado errática.

Conclusiones

Análisis The Surge 2
Análisis The Surge 2

The Surge 2 cumple con las expectativas como secuela, pero le pedimos más a un estudio del que creemos que puede hacer las cosas mejor. Visualmente no es ninguna maravilla, pero tiene diseños y momentos que asombran. El rendimiento es bueno, la jugabilidad está más pulida y, al final, es divertido como el solo. La cámara es su peor enemigo, pues llega a jugar muy malas pasadas. Al tiempo, se siente como un juego que no encaja del todo con la generación actual por ciertos errores en el modelado y el acabado visual. Sigue presentando carencias importantes tanto a nivel técnico como de diseño, pero aprueba con buena si se valora el juego en su totalidad. Nos ha encantado el sistema de mejora así como la necesidad de desmembrar enemigos para mejorar nuestras prestaciones.

Análisis The Surge 2. Edición física para PS4 cedida por Koch Media.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario