Análisis de ‘Autonauts’. ¿Trabajar? Deja que los robots lo hagan por ti

Farmea, Craftea, Recolecta. Construye. Levanta un imperio de la mano con tus robots y ríete del capitalismo.

0

¡Hola, muy buenas amantes de los videojuegos! ¿Cansados del tedio y la rutina? ¿Hartos de vivir mil y un aventuras en donde os jugáis la vida a cambio de un simple gracias? No os preocupéis; hay universo más allá del bastión del triple A. Un claro ejemplo de ello es Autonauts, un simulador de granja que hace las veces de simulador de vida. A efectos prácticos, hablamos de un juego de gestión de recursos de corte clásico. En esta ocasión, sin embargo, nuestros esfuerzos estarán dedicados única y exclusivamente a nuestra persona. Tendremos por objetivo dar rienda a nuestra creatividad en una apuesta, cuando menos, singular. En Aoutonauts nos convertiremos en una suerte de colonizador en un plantea dejado de la mano de Dios. No tendremos que levantar una granja, sino crear una civilización desde cero.

El estudio Denki, desarrolladora independiente afincada en Escocia, creyó conveniente coger los aspectos más significativos del género, pero dándole una vuelta de tuerca. Apoyados en la distribución por Curve Digital y Dead Good Media, pusieron rumbo al espacio con su nuevo proyecto.

Autonauts, rebelión en la gran… ¡Rebelión en el planeta desconocido!

Análisis Autonauts

¿Argumento? No, gracias. De beber, albóndigas. Directos al grano, Autonauts nos ofrece tres modos de juegos diferentes: campaña, modo libre y creatividad. En primer lugar, la campaña irá proponiendo al jugador una serie de objetivos y tareas. Estas, sumadas al tutorial —podremos jugarlo en cualquier modo—, ofrecen toda la información necesaria para aprender como funciona todo. Seguidamente, el modo libre basa su premisa en liberar todos los planos de construcción desde el primer momento. Para terminar, el modo creatividad incluirá recursos infinitos. Por ende, podría decirse que el modo campaña hace las veces de tutorial largo y los otros dos modos son quienes nos permiten explotar al máximo nuestra imaginación.

Con todo, ninguna de estas tres vertientes incluye argumento alguno. Nuestra única tarea será colonizar pues, pese a la presencia de ciertos elementos narrativos o eventos marcados, no existe nada llamado «guion». Tampoco es que lo hayamos echado de menos. Autonauts funciona bien tal y como es, pero… Si bien es cierto que su ausencia no resulta negativa, tampoco habría sobrado. Una buena trama, o una simple línea argumental bien llevada, nunca sobra. Al final, por desgracia, carecemos de contexto y nos movemos por pura inercia. Es una experiencia de puro egocentrismo en donde el foco y atractivo recae en alimentar nuestro ego; farmear, craftear y construir como estilo de vida.

Cuidado, Skynet, tienes un nuevo rival

Análisis Autonauts
Análisis Autonauts

Autonauts nos pondrá en nuestro sitio desde el minuto uno. Con una interfaz muy simpática y unos gráficos más bien sencillos, un robot nos explicará como funciona todo. Comenzaremos sin nada más que un avatar que hará las veces de líder. Nuestros primeros pasos nos llevarán a recolectar rocas, destrozar árboles a pedradas y obtener recursos y materias primas. Más pronto que tarde habremos construido una mesa de trabajo y una pequeña fábrica de robots. Usando piedras y madera procesada,  semillas y un par de palos daremos vida a nuestro primer autómata. Porque, en efecto, Autonauts consiste en crear seres de metal que te hagan la vida más fácil.

Los robots serán nuestra mano de obra principal, pero tendremos que enseñarles a hacer tareas. Para ello tendremos que darles cuerda y equiparlos con una herramienta de trabajo. Hecho esto, los llamaremos con nuestro silbato y grabaremos en su escueta memoria de 8 bites una serie de órdenes. ¿Cómo? Muy fácil: se lo mostraremos. Ejecutaremos la tarea que queramos que realicen. Por ejemplo, para talar un árbol. Una vez grabemos el procedimiento, seleccionaremos un área de acción y le daremos al play. Y a disfrutar de la esclavitud. Skynet, no te enfades. Sonny, no me mires así. Tampoco tú, David. Ya hablaremos de los derechos autómatas cuando se desarrolle la Inteligencia Artificial.

Bromas aparte, la gestión de tareas nos ahorrará un montón de tiempo. De hecho, es el aspecto más interesante del proyecto y quien termina por distanciarlo de propuestas tales como Animal CrossingHarvest MoonStardew Valley. Aun siguiendo los preceptos de simulador de vida y/o granja, profundiza en una serie de conceptos a los cuales no estamos acostumbrados. No es el primer juego que lo plantea, pero Autonauts lo lleva a otro nivel. En cuestión de horas, para que os hagáis a una idea, podremos estar gestionando un equipo de varias decenas de robots.

Meto cuchillo, saco tripas

Análisis Autonauts
Análisis Autonauts

La tarea será mecánica e, inclusive, repetitiva. Enseñar a cada robot que debe hacer no es algo sencillo, pero sí satisfactorio. Poco a poco iremos observando como el poder de la civilización y la tecnología destrozan un ecosistema virgen para así poder hinchar el pecho con orgullo. El principal problema de Autonauts es que puede volverse algo pesado gestionar a nuestra armada robótica. Al final, trabajar menos dependerá única y exclusivamente de nuestro ingenio. Llegado cierto punto casi que podremos tumbarnos a observar en nuestra hamaca.

En función del modo, pues iremos desbloqueando nuevas recetas y construcciones. La complejidad irá aumentando, pero la curva está muy bien trazada. El juego, a nivel logístico, es una verdadera maravilla. Está todo planteado de tal forma que, si hacemos un poco de caso y vamos a nuestro ritmo, podamos comprender todo a la perfección. La principal pega queda remitida, como no, a la I.A. No era una broma. Los robots, en cierto punto, pueden ser incapaces de reconocer la tarea que le hemos asignado de forma eficiente. Hay ciertos fallos y errores que impiden el desarrollo correcto del gameplay.

Así pues, no es agradable ver a un robot incapaz de ejecutar un comando, falla un aspecto de la programación y/o pasa algo raro. Asimismo, hay ciertos aspectos de la construcción poco intuitivos. Los muros, vallas, puertas, etc. pueden llegar a ser un verdadero dolor de cabeza, así como la exploración. Por desgracia somos —como Homer— lentos. Nos moveremos a una velocidad irrisoria; llega a ser bastante desesperante cuando tenemos que explorar nuevas porciones de terreno o recorrer grandes distancias.

Un estilo muy peculiar

Análisis Autonauts
Análisis Autonauts

No puedo decir mucho al respecto del rendimiento. El juego funciona bien, pero tiene fallos a nivel de logistica y programación con los automatas. La banda sonora y los efectos acompañan, pero no es que destaquen demasiado. Para que os hagáis una idea, he terminado jugando con mi lista de reproducción personal. Los gráficos, por su parte, no son nada del otro mundo. Debo confesar que, a título personal, no me han convencido del todo. No obstante, a gustos, colores; estos últimos, eso sí, destacan por emplear una paleta muy amplia de tonos vivos. Las animaciones buscan ser cómicas y resultonas, al igual que los diseños. Recuerda, en cierto modo, a Minecraft, pero con unas texturas más redondeadas.

Análisis de Autonauts, conclusiones

La primera impresión es que Autonauts es un juego simple, de bajo presupuesto y que está ahí, sin más. Por desgracia, el espectro del desarrollo independiente tiene muchos títulos así. Luego resulta que, bajo esa apariencia, se esconde algo más. Autonauts dista mucho de ser un referente en el género, pero es una propuesta cuya jugabilidad da mucho de sí. A efectos prácticos, la gráfica es graciosa, pero no destaca. Tampoco la banda sonora, la cual podemos casi que olvidar. Con todo, es un simulador de vida y/o grana bastante profundo.

El gameplay resulta tosco por momentos, pero es divertido a la par que satisfactorio. Convertirnos en un jeque de la programación y comandar a una legión de escla… ayudantes robóticos tiene su punto. Es una opción que puede ser interesante para iniciarse en el género por su profundidad; la ausencia de un trasfondo complejo o mecánicas complicadas lo convierten en una opción muy amigable. Empero, carece del impacto que otros grandes rivales del género sí ofrecen. Una recomendación adecuada, pero a medias.

Análisis Autonauts. Clave de juego para PC cedida por Dead Good Media.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here