‘Yashahime: Princess Half-Demon’: primeras impresiones

Repasamos los primeros episodios de 'Yashahime: Princess Half-Demon', secuela de 'InuYasha'

0

Después de tanto hype, rumores sobre lo que pudo haber acontecido y tras el final que nos regaló InuYasha: The Final Act, se estrenó finalmente a través de Crunchyroll su nuevo spin-off: Yashahime: Princess Half-Demon. Tras la emisión de sus primeros 3 episodios, hoy os dejamos con las primeras impresiones de Yashahime. ¿Estará a la altura de su precuela?

Personalmente, guardo a InuYasha como uno de los pilares de la infancia que me abrió al mundo de la animación japonesa. Es precisamente por esto que desde un inicio supe que pondría especial atención en cada detalle. Su regreso a las pantallas era algo que me emocionaba pero también mantenía alerta mis expectativas. Sin más por decir, procedamos a recordar brevemente el argumento:

Sinopsis

Yashahime: Princess Half-Demon sigue la historia de las hijas de Sesshomaru e Inuyasha en un viaje que trascenderá el tiempo. En la era feudal, las gemelas medio demonio Towa y Setsuna se separan tras un incendio forestal. Mientras busca desesperadamente a su hermana menor, Towa acaba entrando en un misterioso túnel temporal que la envía al Japón de la era actual, donde se encuentra con Sora, hermano de Kagome Higurashi, quien la acoge en su familia.

El inicio

Yashahime primeras impresiones inicio
Yashahime: Princess Half-Demon: primeras impresiones

De entrada, nos encontramos con Towa Higurashi, una chica mitad demonio que ha sido capturada por un noble y su sirviente pertenecientes a la región de Kanto; ellos desean saber sobre el futuro, ya que están convencidos de que ella puede saltar en el tiempo.

Como parte de su intento de persuasión, este hombre le muestra a Towa el asiento de la bicicleta de Kagome; se refiere a él como «la montura de la carreta de hierro» y señala que así es como la sacerdotisa solía viajar. Al no ser suficiente, el sirviente procede a contarle la historia de cómo esta mujer y un hombre mitad bestia derrotaron al demonio cabeza de raíz. Es a través de esta historia que nos reencontramos con el elenco de la serie original.

¿Qué pasó con Inuyasha y Kagome?

Durante esta introducción se nos muestra resumidamente lo que «sucedió» con algunos personajes de la serie original. Kagome e Inuyasha continuaron juntos, ella eligió quedarse con él en la época antigua —como lo vimos en el final de la serie original—, Sango y Miroku tuvieron gemelas y después un niño. Sorprendentemente, la anciana Kaede sigue viva —e intacta— y Shippo continúa acompañándoles. Si nos permitimos profundizar un poquito, encontramos detalles a mi parecer bastante decepcionantes y otros no tanto.

Yashahime primeras impresiones Inuyasha Kagome
Yashahime: Princess Half-Demon: primeras impresiones

Podemos ver a Kagome y Sango haciéndose cargo de las labores domésticas y llevando de la mano el trabajo afectivo, es decir, la crianza, tal como se esperaría de una «ama de casa». Asimismo, Inuyasha y Miroku parten a hacer «el trabajo» que se traduce en: cazar demonios. Esta situación me causa gracia si recordamos que sinceramente Sango en repetidas ocasiones aportó mucho más a las batallas que Miroku, y reducirla a permanecer en casa da bastante pena.

La situación mejora cuando durante la batalla librada, Sango abandona su posición de «cuidadora» y se une al combate en su ya conocido traje de exterminadora. Por otro lado, su relación con Miroku parece haber madurado permitiéndonos visualizar un vínculo mucho más adulto.

Situación contraria a la anterior sucede con Kagome e Inuyasha. A pesar de haber muerto, pareciera que el fantasma de Kikyō permanece presente en sus vidas. Continúan con inseguridades marcadas en su relación que siguen sin hablar y perpetúan actitudes exactamente iguales a las que tenían antes, como si su vínculo siguiera sofocado por vacilaciones del pasado.

Al finalizar la historia narrada por el sirviente, queda claro que una de las raíces pertenecientes al demonio cabeza de raíz escapa y se hace especial énfasis en que la mítica perla de shikón desapareció del mundo.

El nuevo legado

De vuelta al presente, la escena es interrumpida por la aparición de Moroha y Setsuna, que logran vencer a los guardias y liberar a Towa. Acto seguido, Moroha identifica a un enemigo que huye transformado en búho. Posterior a esto, entendemos que la serie ha comenzado en un punto al que desconocemos cómo se llegó. Es entonces cuando empieza la verdadera historia.

Las protagonistas tienen personalidades marcadas que puedes identificar inmediatamente, con rasgos de sus progenitores pero que en ningún momento se sienten como calcas de ellos. El lazo familiar es claro tanto visualmente como en sus conductas.

Por un lado, Moroha tiene una manera de hablar idéntica a su padre. Físicamente, se asemeja a la forma humana de este, aunque también presenta rasgos de Kagome. Por otro lado, tenemos a Setsuna que tiene una actitud más empatada a Sesshomaru mientras que Towa tiene el parecido físico pero con una personalidad completamente distinta.

De InuYasha a Yashahime

Bajo el entendido de que este inicio funciona como un puente entre nuestras nuevas protagonistas y el elenco original, la transición me parece de lo más acertada y sutil para llevarnos desde lo nostálgico a emprender una aventura desconocida con algunos viejos conocidos. Es gratificante reencontrarnos con personajes como Sota, El abuelo, la madre de Kagome, Kohaku en su versión adulta y próximamente con Kikyō —según lo revelado en el último avance—.

Toda la estructura de este spin-off pone en balance tanto el factor nostalgia de la obra original como el introducirnos a una nueva narrativa. Yashahime establece conexiones constantes entre ambas partes a través de guiños, escenarios o música pero sin perder el foco en su legado.

Cada uno de los capítulos emitidos ha logrado resolver dudas de los fans y poner en pantalla nuevas interrogantes. De esta manera, nos mantiene constantemente atentos a través de pistas en breves diálogos o detalles visualmente discretos. Cada elemento nostálgico o nuevo se ha colocado inteligentemente con un propósito.

Yashahime primeras impresiones similitudes
Yashahime: Princess Half-Demon: primeras impresiones

Aspectos técnicos

Algo que se agradece es recuperar la banda sonora. Sin lugar a dudas, esta evoca inmediatamente la historia original. La ambientación es fresca, pero no pierde su origen. La serie es nostálgica constantemente: no pierde momentos para retomar elementos sonoros que remiten al mundo de InuYasha.

Personalmente, tanto el tema de entrada como el de salida los percibo muy similares al estilo de Kimi ga Inai Mirai y Tooi Michi no Saki de, pertenecientes al arco The Final Act. Resulta increíble que incluso musicalmente logran mantener una línea en cuanto al estilo.

El diseño de personajes permanece fiel a la obra original y logra mantener su esencia. Sin embargo, en el capítulo inicial la animación se percibe lenta y los personajes sufren leves distorsiones además de presentar movimientos torpes. Afortunadamente, conforme la historia avanza mejora un montón, los capítulos siguientes son fluidos visualmente y también la historia mantiene buen ritmo, no deja espacio para vacilar manteniéndote alerta en todo momento.

En conclusión, considero que Yashahime: Princess Half-Demon definitivamente está dando una lección de cómo hacer una secuela/spin-off sin abusar de su historia original y al mismo tiempo utilizar recursos de esta para darle emoción a su nueva narrativa.

[Total: 3   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here