Trilogías cuyas películas no tienen continuidad con las otras de la trilogía

0

Una trilogía es un conjunto de tres obras con un elemento en común, esto no tiene por qué ser continuidad entre ellas.

Por ello hay casos que consideramos trilogías y que entre sí no son secuelas ni precuelas.

Traemos 10 ejemplos de este tipo de obras.

Trilogía de la Imaginación

Héroes del tiempo (1981)/ Brazil (1985)/ Las aventuras del barón Münchausen (1988)

Del cineasta británico y ex-Monty Python Terry Gilliam.

Las tres son autoconclusivas y no tienen relación entre ellas.

La imaginación es el tema central de las tres películas y cada una la presenta en una edad: Un niño, un adulto y un anciano.

En todas existe una lucha contra una realidad que se opone a la imaginación, la creatividad y el libre pensamiento.

El propio Terry Gilliam se refería a estas películas como triología de la imaginación.

Del apartamento

Repulsión (1965)/ La semilla del diablo (1978)/ El quimérico inquilino (1976)

Dirijidas por Roman Polansky

Las tres se desarrollan en apartamentos de grandes ciudades, Londres, Nueva York y París.

Las tres tienen un terror psicológico fruto del propio individuo.

Tienen grandes reflexiones sobre la alienación y la pérdida de la identidad.

La triología del dolar

Por un puñado de dólares (1964)/ La muerte tenía un precio (1965)/ El bueno el feo y el malo (1966)

También conocida como la de El hombre sin nombre. Protagonizadas por Clint Eastwood, dirigidas por Sergio Leone y con la banda sonora de Ennio Morricone.

Las tres usan las mismas fórmulas que se hicieron características del Spaghetti Western, con un protagonista similar y repitiendo escenarios.

Y bueno, no olvidemos ese poncho característico de Clint Eastwood.

Trilogía de la muerte

Amores perros (2000)/ 21 gramos (2003)/ Babel (2006)

La obra pertenece a Iñárritu

Sus tramas son como un efecto mariposa y tratan la fragilidad de la vida y como gente que no se conoce se influye entre sí.

También la desigualdad entre estas personas cobra bastante protagonismo durante toda la trilogía.

Del apocalipsis

La cosa (1982)/ El príncipe de las tinieblas (1987)/ En la boca del miedo (1994)

John Carpenter también se unió a este tipo de trilogías

La relación de estos filmes es el uso de un terror cósmico lovecraftiano.

Se juega con pérdida de la identidad, la insignificancia del individuo y por supuesto lo que da nombre a la trilogía, el apocalipsis.

Los tres colores

Bleu (1993)/ Blanc (1994)/ Rouge (1994)

Kieslowski nos expone los ideales revolucionarios franceses bajo los nombre de los colores de la bandera de Francia.

Azul explora la libertad, blanco la igualdad y rojo la fraternidad.

Kieslowski trabaja en las 3 películas a la vez y se nota en el resultado.

Está repleta de elementos comunes y un enorme simbolismo, destaca la anciana que intenta tirar una botella en las tres películas y esa escena representa el ideal que se trata.

Trilogía del Cornetto

Shaun of the dead (2004)/ Hot Fuzz (2007)/ The World’s End (2013)

La obra más característica de Edgar Wright

Las tres son parodias de películas de terror protagonizadas por Simon Pegg y Nick Frost.

La saga fue apodada así por los fans por la aparición de un helado Cornetto en las tres películas.

Tiene gags comunes en todas ellas como objetos que se ofrecen desde fuera del cuadro, saltar unas vallas, sucesiones de escenas rápidas que crean armonías con sus sonidos y no descubrir la trama real hasta pasada una hora de metraje.

Trilogía de la venganza

venganza

Sympathy for Mr. Vengeance (2002)/ Oldboy (2003)/ Chinjeolhan geumjassi (2005)

Dirigidas por el cineasta surcoreano Park Chan-wook estas películas tienen la venganza como tema principal.

Las tres tienen un grado enorme de violencia que a más de uno revolverán las tripas.

Sus personajes son complejos y se trata el castigo, la penitencia y los tabús morales.

Trilogía de la depresión

depresion

Anticristo (2009)/ Melancholia (2011)/ Nymphomaniac (2013)

Lars Von trier es de los cineastas actuales más alabados y en esta trilogía explora el lado más siniestro de la psique humana.

Fueron planeadas mientras el cineasta atravesaba una depresión, dando una pesimista visión de la realidad.

Los tres filmes se dividen en capítulos a modo de fases que atraviesan las personas, se da una lucha de los personajes contra sí mismos, contra sus egos y sus miedos.

Noriko

noriko

Primavera tardía (1949)/ Principios de verano (1951)/ Cuentos de tokio (1953)

Yasujiro Ozu es considerado por los estudiosos como uno de los realizadores de mayor importancia y estas son probablemente las mejores películas para acercarnos a su obra.

Tienen el elemento común de que las tres protagonistas se llaman Noriko y las interpreta la misma actriz (Setsuko Hara), pero no son la misma persona.

Las ideas principales de estas películas son la brecha generacional, el papel de la mujer en la sociedad japonesa y el enfrentamiento entre lo tradicional con la modernidad.

Todo esto explorado en el japón de los años 50’s en un periodo de posguerra muy duro para el país.

 

Y bueno, hasta aquí la lista ¿Sabíais que estos títulos formaban parte de trilogías? ¿Se os ocurren más casos similares?

 

 

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here