‘The Promised Neverland’: análisis episodio 6

Análisis del episodio 6 de 'The Promised Neverland'

0
Compartir

311045

¡Muy buenas! Una semana más, seguimos analizando los episodios de The Promised Neverland. Antes de pensar, necesito aclarar que no he podido escribir antes este análisis. La falta de tiempo y de inspiración no han ayudado precisamente. Pero, eso sí, no ha sido porque el episodio no lo mereciese. De hecho, voy a aclararlo ya: el episodio 6 vuelve a elevar, igual que la semana pasada, el nivel de calidad de la serie. Vamos a descubrir por qué.

El sexto episodio comienza justo en el final de lo que vimos la semana pasada. Don y Gilda se meten a hurtadillas en el despacho de Madre y entonces la puerta comienza a abrirse… La tensión se rompe cuando, al final, descubren que era solo Phil. Pese al susto, la pareja no descarta su plan: investigan la habitación hasta dar finalmente con el escondite de Madre. Mientras tanto, Emma, Norman y Ray debaten sobre sus futuros planes de huida.

William Minerva

Este primer tercio del episodio va alternando ambas tramas: tanto la infiltración de Don y Gilda, como las cavilaciones del trío protagonista. Así, pese a que en un caso la situación es tensa y angustiante y en el otro se discute sobre qué hacer, se construye un ambiente cargado de tensión e incertidumbre más que disfrutable para el espectador.

Gilda y Don, que —recordemos— habían sido engañados parcialmente sobre la situación del orfanato, se chocan con la realidad. En el sótano del despacho se topan con Little Bunny, el peluche de Conny. ¿La recordáis? La niña que fue «adoptada» en el primer episodio y a la que ambos pretendían salvar. ¿Por qué está su peluche ahí? Comienzan a invadirles las preguntas y a plantearse si, en efecto, todo lo que Ray, Norman y Emma les habían contado era verdad…

Por su parte, nuestro grupo de inteligentes jóvenes comentan un descubrimiento más que interesante. Emma y Ray le muestran a Norman un detalle curioso que aparece en varios libros de la biblioteca del orfanato. En ellos aparece un sello con un búho y un nombre: William Minerva. Pero ¿quién es? ¿Aliado o enemigo? Si bien no se sabe la respuesta, la teoría que Emma expone parece indicar más lo primero. El dibujo del búho está rodeado por un círculo, pero este varía sus trazos de un libro a otro… ¡Código morse! Norman comienza a traducir y parece que cada libro contiene palabras en inglés como ‘monstruo’, ‘granja’ o ‘promesa’. Palabras clave para la historia y que, además, podrían ocultar más de lo que parece a simple vista.

Pelea y reconcialiación

El siguiente tramo reúne a los cinco niños separados. Don y Gilda —aunque más Don, la verdad— se encaran con Emma y compañía por la mentira que les contaron. Cegado por la ira, Don pega a sus compañeros y se lamenta por la situación. La confianza es la base de la familia y… ¿acaso no lo son ellos? Pero no todo es tan sencillo. En una situación así cuesta confiar totalmente en cualquiera de los personajes. No porque no sean leales, sino porque es posible que no sepan aceptar según qué realidades.

Al final, Norman, Emma y Ray llegan a la conclusión de que, visto lo visto, ocultarles la verdad no ha servido de nada. Después de una reconciliación —acompañada de un tema musical épico que, sinceramente, creo que no pegaba en absoluto—, el quinteto vuelve a unirse, esta vez con más fuerza que nunca.

El último tercio de este episodio 6 vuelve a separar al grupo. En esta ocasión, Emma, Gilda, Don y Norman se adentran en el bosque para explorar las afueras del terreno; mientras tanto, Ray, infiltrado de Madre en el orfanato, la distrae con información falsa para que no descubra la ubicación del grupo en ese momento. No obstante, tras hablar con Madre, Ray deduce que… ¿será el próximo huérfano enviado? Por otro lado, la hermana Krone se planta frente al grupo de cuatro niños en el bosque para…¿aliarse con ellos? ¿Qué pretende Krone? ¿Ayudará a los niños con tal de deshacerse de Madre? ¿Y qué pasará con Ray? Muchas preguntas por resolver.

En conclusión

Pese a alguna salida de tono —sigo pensando que algunas elecciones musicales están fuera de lugar— y a que la animación no ha sido excelente, la construcción de la tensión, así como el desarrollo de nuestros personajes principales, han hecho de este episodio un notable ejercicio narrativo. No cabe duda de que The Promised Neverland aún tiene mucho que ofrecer y no parece que el resultado vaya a decaer. Muchas ganas de poder disfrutar de lo que nos espera la semana.

¡Y eso ha sido todo!

The Promised Neverland es una serie anime disponible en Crunchyroll y cuyos episodios se estrenan los jueves. La serie se basa en el manga homónimo, licenciado en España por Norma Editorial. Muchas gracias por leer estas líneas y ¡nos vemos la semana que viene!

[Total:5    Promedio:5/5]

Deja un comentario