‘Sing “Yesterday” for Me’, reseña anime

Podemos ver los 12 capítulos de la serie en la plataforma de Crunchyroll

0

Hoy os traemos la reseña de un anime que se estrenó esta pasada primavera en Crunchyroll. Se trata de Sing “Yesterday” for Me, o también conocido como Yesterday wo Utatte. Fue un anime que, debido a su final, dio mucho de qué hablar. Por ello, no hemos querido perder nuestra ocasión para contaros qué nos ha parecido. Ya os hablamos de los dos primeros episodios en unas primeras impresiones, que podéis leer pinchando aquí.

Atención: Para poder dar nuestro punto de vista de toda la serie al completo, muy probablemente hagamos algunos spoilers. Por ese motivo, os recomendamos que si no la habéis visto, no sigáis leyendo y veáis el anime antes de adentraros en esta reseña de Sing “Yesterday” for me. Sin más dilación, comencemos.

Sinopsis de Sing “Yesterday” for Me

Una reconocida obra de Kei Tōme que da por fin el salto al anime. Una historia de amor y humanidad protagonizada por cuatro chicos y chicas que intentan vivir lo mejor posible, superando los malos momentos y los problemas, en un pequeño pueblo justo a las afueras de Shinjuku. Un pequeño malentendido deriva en todo un problema y los sentimientos comienzan a salirse de control. Una historia de un día a día en el que el 49 % del tiempo se mira al pasado, y un 51 % del tiempo se mira al futuro. 

La complejidad de las relaciones

Sing “Yesterday” for Me, reseña anime

Uno de los aspectos a destacar de la serie es que nos transmite que el concepto de hacerse mayor no es tan sencillo como creemos. Cosas como madurar o encontrar un trabajo estable llevan su tiempo. Así mismo ocurre con las relaciones amorosas. Centrándonos en la serie, este tema se ve en los personajes principales.

Para entenderlo, analicemos cada uno de ellos. En primer lugar, Rikuo está enamorado de Shinako. Llevaba queriendo declarársele desde que terminaron la universidad, pero no lo hará hasta pasado un tiempo. Todo ello por miedo a perder la amistad que tiene con ella. Aun así, a lo largo de la serie vemos una evolución en el personaje. El hecho de encontrar un nuevo trabajo le ha hecho ser menos reservado y evolucionar poco a poco en su relación con ella. Shinako aún no ha superado la muerte de Yū, pero Rikuo estará dispuesto a esperar lo que haga falta por ella.

Ahora bien, desde el punto de vista de Shinako es diferente. Ella sigue enamorada de Yū, y le cuesta volver a querer a alguien. Aun así, el esfuerzo de Rikuo se nota en cada episodio, y ella parece que va enamorándose un poco más de él. Sin embargo, he de decir que a veces me resultaba un personaje con actitudes un poco egoístas. Entiendo que necesite un empujón por parte de Rikuo para dejar de estar atada a Yū, pero tampoco se nota una actitud de que ella quiera cambiar por su parte.

Conformarse con ser el segundo plato

Ahora, hablemos de los otros dos personajes restantes. Empezando por Haru, recordamos que ella está enamorada de Rikuo aun sabiendo que este tiene interés por Shinako y que pasa totalmente de ella. En los primeros capítulos de la serie, le declara la guerra a Shinako, intentando pasar tiempo con él y viéndole cada día. Sin embargo, llega a un punto en el que no aguanta más esta situación, y empieza a replantearse si es mejor dejar de verle. Mientras Rikuo avanza con Shinako, este no se atreve a decirle que es mejor que dejen de verse porque quiere avanzar en la relación con Shinako, aspecto que empeora la situación.

Por otra parte, tenemos a Rou, el hermano de Yū. Está enamorado de Shinako, aunque sabe que ella sigue enamorada de su hermano. Odia que esta lo compare con su hermano, ya que cada vez que hablan, Shinako siempre le dice que se acuerda de aquellos tiempos en los que todavía Yū estaba vivo. Al igual que pasa con Haru, cree que puede llegar a tener una relación con Shinako. Le cuesta darse cuenta de que su amiga de la infancia se está enamorando de Rikuo, y cuando lo ve, se enrabieta porque no le ha correspondido. Reconozco que es el personaje que menos me ha gustado de la serie, la verdad. La relación que se ve entre ellos parece más la de una hermana mayor que cuida de su hermano, y lo que siente esta por él es más compasión que otra cosa.

Secundarios imprescindibles

Sing Yesterday for me secundarios
Sing “Yesterday” for Me, reseña anime

Durante la serie, hay ciertos personajes secundarios que aparecen muy poco en la serie. Sin embargo, resultan ser bastante útiles para entender el comportamiento de los personajes principales. Quiero recalcar especialmente a Yōichi Minato, un antiguo compañero de clase de Haru y a la ex de Rikuo, Chika Yuzuhara.

El primero, tras volver a ver de nuevo a Haru, le gustaría comenzar una relación con ella, cosa de la que Rikuo se da cuenta y empieza a sospechar un poco de él. Por otra parte, Chika Yuzuhara se acopla en el piso de Rikuo, y tanto Haru como Shinako se quedan muy sorprendidas cuando la conocen por primera vez. En el momento en el que estaba pasando la serie, no era de sorprender que Haru se pusiese celosa. Sin embargo, la reacción de Shinako empieza a mostrar que está empezando a enamorarse de Rikuo.

¿Un final poco creíble?

Es algo normal que, después de haber luchado por tener una relación con una persona, ambos se den cuenta de que algo no funciona y sea mejor dejarlo. Es lo que pasa con Rikuo y Shinako, que, tras una evolución en cada capítulo de la serie, llega el último episodio y deciden cortar la relación, quedando ambos de acuerdo.

El motivo es lo que me parece poco creíble. Shinako cree que ha destrozado la relación que tiene con Rou, y Rikuo parece que sí estaba enamorado de Haru. Durante la serie no se ha mostrado una evolución entre la relación de Haru con Rikuo, lo que lo ha hecho muy poco creíble y forzado. Parecía más bien que se acaba yendo con ella porque le ha dejado Shinako. Por otra parte, el hecho de que la actitud de Rou sea así, no me parece motivo por el que Shinako haya tenido que dejar a Rikuo. Si realmente la quería, debía haber aceptado que empezara a rehacer su vida con Rikuo.

Conclusiones

Tras haber acabado toda la serie, reconozco que la serie en sí la he disfrutado. No es que me parezca mal cómo haya acabado, pero hubiese sido más creíble que hubiese una evolución en los sentimientos de los personajes. Ha sido un final que ha sorprendido, pero no ha sido realista.

El anime ha mantenido un ritmo adecuado durante los 11 capítulos. No he leído la historia original, y ni siquiera sé si se saltan detalles que hacen más creíble el final. Por ello, no sé si hubiese estado mejor una segunda temporada mostrando en profundidad las otras relaciones.

Quiero recalcar de nuevo en esta reseña los aspectos positivos de Sing “Yesterday” for Me. La forma en la que muestran sus sentimientos es en cierto modo muy real. Es difícil superar la muerte de alguien ha quien has querido, luchar por alguien que pasa de ti o mostrar inseguridad. También me han gustado sus aspectos más técnicos. Visualmente me ha parecido una serie con un tono muy tranquilo, por utilizar una paleta de colores muy claros y poco estridentes. En general, es una serie que me ha entretenido pese a que no me ha gustado cómo ha desarrollado su desenlace.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here