Review: Yo, él y Raquel (2015).

0

Mi amor hacia el cine indi no ha sido algo que haya mantenido en secreto. Ofrece medios más que decentes a cineastas que de otro modo no podrían mostrar su enorme talento y sus creativas ideas. Gran parte de los proyectos que propone este género suelen ser de una calidad notable, por eso me emociono tanto cuando encuentro un título capaz de distinguirse entre tanta competencia. Yo, él y Raquel es sin lugar a dudas la mejor película que he visto en lo que llevamos de año. Cosa que me da una rabia terrible, ya que si la hubiera descubierto el año pasado, hubiera tenido un puesto en mi top 10 del año seguro.

Cabe decir que mi compañero Víctor ya habló de esta cinta en su entrada, pero me ha sorprendido tanto que no me he podido resistir a dar mi propia opinión de la película.

De modo que no perdamos ni un segundo más y pongámonos con la peli. ¿De qué trata? El protagonista es Greg, un estudiante en su último año de instituto que no quiere llamar mucho la atención. No cae mal a nadie, pero tampoco tiene muchos amigos. En su tiempo libre hace películas caseras parodiando obras famosas con su colega Earl. Pero su vida cambia por completo cuando se hace amigo de Rachel, una chica a la que han diagnosticado leucemia.

 

Bien, seguramente estáis pensando lo que yo creo que estáis pensando. La premisa es bastante similar a Bajo la misma estrella. Es normal, la comparación viene casi instantánea. Es más, si leéis la entrada de mi compañero Víctor veréis que él también se fijó en este detalle. Pero antes de comparar estas dos películas (no voy a perder la oportunidad de hacerlo), dejadme hablar de las intachables virtudes de esta cinta.

Primera virtud: está rodada de forma magistral. No hay ningún plano, ningún movimiento de cámara, ningún encuadre, ningún posicionamiento de imagen que no tenga sentido. Es minucioso en todos y cada uno de los detalles que quiere y no quiere mostrar visualmente. Y sí, tiene sus momentos experimentales, que pueden sacar de la historia a alguien que no esté muy acostumbrado a este tipo de cine. Dejadme poner un ejemplo: para mostrar un ascenso en la escala social, el plano se tumba para que de la impresión de que los personajes están literalmente escalando hacia un barrio mejor. Esto puede impresionar un poco ya que viene “de la nada” y puede tacharse de un momento accidentalmente cómico para alguien que no frecuente este tipo de películas. Pero esto es una moneda de doble cara, ya que la historia y los personajes son bastante tradicionales. Cosa que nos lleva a la segunda virtud.

Segunda virtud: si bien es técnicamente magistral y artísticamente experimental, la película es tan accesible como cualquier otra. Cuanta una historia conmovedora sobre unos personajes verosímiles en un entorno al que muchos estamos acostumbrados y nos es familiar. De este modo puede apelar a un público más extenso. Y sí, de nuevo tiene momentos introspectivos  típicos del género, que pueden extraer un poco la experiencia de película de cierta audiencia. Pero el resultado es tan satisfactorio y tan efectivo que estoy seguro que se pueden pasar por alto. Yo los aprecio  porque estoy acostumbrado a recursos del estilo, y cualquiera que no lo esté podrá centrarse en otros elementos también excelentes de la película.

Tercera virtud: los actores son alucinantes. Es de sabiduría popular que si vas a mostrar adolescentes a adolescentes tienen que estar súper buenorros y súper buenorras si quieres ganarte su atención. De modo que para cumplir lo anterior muchas veces se sacrifica la calidad interpretativa. Aquí no. Los actores son jóvenes, pero con un talento y una naturalidad hipnóticas. Me la voy a jugar, pero me atrevería a decir que no hay ni una sola mala interpretación (de papel principal) en toda la película. Voy a destacar a Jon Bernthal (si, el Punisher), a RJ Cyler y  a Olivia Cooke porque están de diez.

Cuarta virtud: los personajes se ven influenciados por el entorno y no al revés. Es muy común que sea el mundo el que evoluciona alrededor de un personaje o grupo de personajes. Muchos cómics, y en especial el manga, toman esta tradición como una especie de regla. Esto ha repercutido en el cine, y lo hemos tomado ya casi como una realidad. Esto no es malo en pequeñas dosis, pero si en grandes cantidades. De modo que una historia puede resultar pequeña y común en el plano general, pero grande e importante cuando nos acerca a la perspectiva de los personajes. Y es gratificante saber que por fin hay alguien que no se anda con chiquitas y pone a sus personajes a bailar alrededor de una situación, y no al revés. Parece un prejuicio o algo malo que sean las circunstancias las que hagan evolucionar las personalidades, pero… afrontémoslo, es así en la vida real.

Quinta virtud: no hace falta meter una historia de amor. Aquí es donde quería hablar de Bajo la misma estrella y ponerme a comparar ambas cintas, pero si fuera a hacerlo la entrada se alargaría bastante, así que he decidido dejarlo para otra ocasión. En fin, a lo que quiero ir es que la relación que comparten los personajes es de amistad pura y dura. Nada más. Y es curioso viniendo de alguien que ha dirigido la versión americana de Pulseras Rojas, una serie que aprecio bastante pero debo admitir que mete amoríos a calzador. De este modo la evolución es más natural, y al final de la historia sientes que más que amor o amistad, lo que hay es respeto hacia el tiempo que han pasado juntos los tres protagonistas. Eso es algo muy arriesgado (porque no mola tanto como ponerlos a darse besitos y decirse cosas bonitas), pero mucho más natural y efectivo.

En resumen, eso es todo lo que me ha aportado la película. Es reconfortante saber que sigue habiendo gente contando historias con respeto y verosimilitud, sin temor a ofrecer un producto diferente y artísticamente diferente o experimental. Se que me estoy metiendo en “territorio Sundance”, pero ésta es una que recomiendo a todo el mundo. Si buscáis un dramón, una comedia o algo intermedio, la película os satisfará y si buscáis un proyecto experimental y diferente también os complacerá.

(9,6/10)

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here