Reseña manga: ‘Dragon Ball Super’ #3, #4 y #5

Desgranamos la edición y la historia detrás de los tomos #3, #4 y #5 del manga 'Dragon Ball Super'

0

Después de mucho tiempo, volvemos a encontrarnos con un clásico: Dragon Ball. En esta reseña analizaremos los tomos #3, #4 y #5 del manga Dragon Ball Super, secuela de la célebre obra de Akira Toriyama bajo la edición de Planeta Cómic. Como es lógico, comentaremos algunos detalles sobre la historia, así que avisamos que encontraréis spoilers en las próximas líneas. Dicho esto, ¡vamos allá!

Reseña manga: Dragon Ball Super #3, #4 y #5

Goku Black, que se dedica a causar estragos en el futuro de un mundo paralelo, ¡es en realidad Zamasu que, conducido por un retorcido sentido de la justicia, se dispone a exterminar a la humanidad en pleno! Goku consigue dominar el mafūba, la técnica que le permitirá derrotar al inmortal Zamasu, ¡y junto a Vegeta se dirigen al futuro en el que los espera Trunks…!

Edición correcta, con algún problema

Planeta Cómic es la encargada de editar el manga en España. En términos generales, la edición es simple, pero no por ello deja de ser buena. Tanto la cubierta como la sobrecubierta presentan un fondo blanco, acompañado del título, y un dibujo en la parte delantera y otra en la trasera. Además, incluye información como los autores de la obra o el logo de la editorial. No obstante, hay un detalle curioso y bastante atractivo de cara al coleccionista. Los lomos presentan una imagen cortada que va aumentando a medida que se junta con otros tomos. Ya lo descubrimos años atrás cuando se lanzó la edición, pero ahora que han aumentado los números el resultado es más vistoso.

Si nos adentramos en las páginas de cada número, veremos que la división del contenido es prácticamente idéntica. En primer lugar, aparece una presentación de personajes y un resumen de la historia —muy útil para recapitular y no olvidarnos de detalles importantes de la trama—. Después, un índice acompañado de alguna imagen, los capítulos en sí y algún extra al final.

La impresión del dibujo es muy buena, exceptuando algún moiré perdonable teniendo en cuenta que el resto es decente. La calidad de las páginas es buena, mas su corte dificulta la lectura en alguna ocasión; así, algunos diálogos requieren abrir las páginas de más para ser leída. En My Hero Academia, también licencia de Planeta, ocurría en más de una ocasión. Dejando estos detalles atrás, se trata de una edición decente, bien presentada y con buenos materiales.

Historia ¿reciclada?

Después del torneo que pudimos disfrutar en el segundo volumen, nos adentramos en un nuevo arco ya presentado en el susodicho tomo: Trunks del futuro. No supone ninguna sorpresa para los fanáticos de Goku, ya que tanto el personaje como los viajes en el tiempo han aparecido con anterioridad en Dragon Ball. El tomo #3 abre con Trunks del futuro enfrentándose a Draba y Babidí, antes de que Goku Black hiciese su aparición. A partir de aquí, comienza el desarrollo del arco, donde se nos introduce a Zamasu, un aprendiz del Kaiōshin del décimo universo.

Zamasu, el nuevo villano | Reseña manga de Dragon Ball Super #3, #4 y #5

Este personaje será clave en la construcción del arco; el manga se preocupa por desarrollar —quizás no con demasiada profundidad— sus ideales de justicia y, poco a poco, conocemos su lado más oscuro. Como si de una especie de Anakin Skywalker se tratase, Zamasu acaba convirtiéndose en el villano de la historia. Los saltos en el tiempo y entre los diferentes universos se convertirán en una constante de estos tomos. Aunque no es un recurso mal per se, su uso debe ser muy medido, pues si no acaba restando a la obra. Por desgracia, el resultado no es todo lo positivo que cabría esperar.

El peligro de una franquicia grande

Seamos sinceros, Dragon Ball nunca ha destacado por su historia, y, en ese sentido, Dragon Ball Super sigue su estela. Aunque Toyotarō se esfuerza en darle naturalidad y sentido a los eventos, en más de una ocasión la lectura se siente mecánica y un poco artificial. Las explicaciones del porqué de ciertas situaciones son constantes; da la sensación de que no se quiere dejar duda sobre nada. Como si hubiese miedo por plantear algo diferente que pudiese cabrear al fandom. Irónicamente, esta falta de ambición se traduce en una historia descafeinada, falta de energía y de gancho.

Los intentos por sumar están ahí, pero no consiguen cuajar del todo. Y no solo eso: los giros de guion y sus conveniencias aparecen demasiado a menudo —el mafūba fallido o cómo consiguen vencer a Zamasu son ejemplos bastante claros—. Por otro lado, la nostalgia es un arma de doble filo, y enfrentarse a un producto de las dimensiones de Dragon Ball es una tarea complicada de la que ni siquiera su propio autor es capaz de salir indemne. Por ello, este arco de Trunks del futuro falla como historia, pues se basa en argumentos pueriles y está lejos de la epicidad que parece querer transmitir.

Dibujo: mejora poco a poco

Toyotarō, encargado del arte en Dragon Ball Super, es un discípulo un tanto irregular. No es el mejor dibujante, ni tampoco el mejor imitador de Toriyama, pero se nota un empeño a la hora de hacer justicia a la obra original. En un principio, nos encontramos un dibujo bastante plano, con poca profundidad. Demasiado limpio, como el propio Akira Toriyama afirma en una entrevista que encontramos el tomo #4. Sin embargo, esta sensación se va disipando con el paso de las páginas y somos testigos de una evolución progresiva en Toyotarō.

Reseña manga Dragon Ball Super #3 sangre
¡Sangre! | Reseña manga de Dragon Ball Super #3, #4 y #5

Los tomos tienen momentos relajados —necesarios, por cierto— donde el arte no destacada, pero los combates sí consiguen brillar. Quizás más por el contraste con los primeros, pues cuando llegan las peleas, el manga adquiere un dinamismo que ameniza y divierte a partes iguales. Asimismo, encontramos… ¡sangre! Parece una tontería, pero su ausencia en la versión anime le restaba muchos enteros, y aquí dibujan estampas que funcionan para dar credibilidad a la amenaza a la que nuestros personajes se enfrentan constantemente. De hecho, el tomo #4 presenta más dramatismo en las expresiones de los personajes y supone un paso adelante con respecto al volumen anterior.

Extras: un añadido curioso

Como señalábamos líneas atrás, estos tomos de Dragon Ball Super cuentan con un añadido al final. El #3 muestra correcciones de diseños de personajes de Toriyama; vemos cómo lo planteó Toyotarō (Toyo) y cuál fue el resultado final. Las anotaciones de Toyo son curiosas y plasman el respeto y humildad con el que el dibujante trabaja. Este aspecto lo vemos más desarrollado en la entrevista del volumen #4, el añadido más interesante hasta ahora en Dragon Ball Super.

Casi como si fuese una conversación entre maestro y alumno, somos testigos del proceso que se lleva a cabo para crear capítulos del manga. Cómo Toriyama plantea la historia y Toyotarō la desarrolla y plasma en dibujo aportando su personalidad. En el caso del tomo #5, encontramos dos páginas especiales donde Trunks del futuro y Gohan mantienen una conversación antes de que Trunks viaje de nuevo en el tiempo. Un añadido que, más allá de la «gracia», no aporta demasiado al universo Dragon Ball.

Conclusiones

Aunque las expectativas eran relativamente altas y el tomo #2 nos dejó con muchas ganas, Dragon Ball Super no ha llegado a las cotas esperadas. Aunque se nota que quienes están detrás respetan y valoran la obra, no consiguen dar con la tecla adecuada. La historia podía dar mucho de sí: incluir un villano como Zamasu era una apuesta interesante. Ciertamente, algunos momentos del arco son impactantes, mas el regusto final tiene un amargo de decepción.

Las explicaciones cogidas con pinzas y las casualidades del guion son elementos que restan y desvirtúan el logro de Toyotarō por revivir la franquicia e intentar algo nuevo con ella. Los personajes están ahí y, aunque no tengan una personalidad fascinante, tienen momentos propios, dignos, de esos que como fanático se agradecen. Pero no ha sido suficiente. Veremos si el Torneo del Poder, arco que comienza en el tomo #5, consigue apañárselas mejor.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here