Reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo)

En nuestra reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo) os contamos que nos ha parecido la puesta en escena de Dick Grayson en el contexto de Los Nuevos 52.

0

En las no pocas introducciones que diseñé antes de publicar esta reseña, me pregunté cómo presentaros a Dick Grayson, alias Nightwing. Es complicado, la verdad, pues este Nightwing: Hijo pródigo es uno de los núcleos del personaje dentro de Los Nuevos 52*, pero el suyo es un caso extraño. Con Dick Grayson, DC decidió mantener su estatus como primer Robin, su transición a Nightwing y el tiempo que pasó como Batman. Es decir, es un reebot parcial que conserva varias facetas y cualidades muy importantes dentro de la construcción del personaje.

Ahora bien ¿dónde ubicamos Nightwing: Hijo pródigo? Pues, más o menos, tras los eventos acaecidos tras su reconversión temporal en Batman. Es, en cualquier caso, una cronología compleja que podría confundir a los lectores menos habituados. Y es que, aunque no lo parezca, Grayson es un personaje complejo. Su estrecha relación con Batman y Gotham le ha convertido en un secundario muy recurrente. Además, ha protagonizado muchísimas historias de corte individual.

De hecho, tiene relativa importancia en las series de Batman, Batgirl, Batman y Robin, etc. Todas dentro del ADN de New 52. Por eso digo que es complejo. Curiosamente, también es muy sencillo, pues casi cualquier tipo de lector puede adentrarse en Nightwing: Hijo Pródigo y entender, más o menos, que está sucediendo. No obstante, no es lo mismo, pues Kyle Higgins, el guionista principal, parte de una base algo compleja para un reebot: sobreentiende que el lector sabe quién es Dick Grayson y cuál es su pasado.

Una reintroducción al mundo de Nightwing

Es un aspecto que, siendo sincero, no me ha convencido, pues pierde fuerza dentro del concepto de reebot. Si lo valoramos como tal, no tiene el impacto ni la entera narrativa de otras obras incrustadas dentro de la dinámica del New 52. Aparte, originalmente se diseñó como una serie de carácter mensual diferenciada por arcos narrativamente consecutivos, pero con artistas diferentes. Es decir, que la linealidad está marcada por la prosa de Higgins, pero el arte no.

Esto ocasiona cierto sentimiento de rareza, sobre todo cuando nos sentamos frente a la edición Omnibus de ECC. Por mucho que DC nos quiera vender la moto, no es lo mismo disfrutar de la cohesión artística y narrativa que ofrece un equipo cerrado a las dualidades de un equipo que cambia el pincel principal en cada arco. El lado positivo es que podremos disfrutar de artistas muy diferentes, pero… Bueno, ahí entra el gusto de cada uno.

*Los nuevos 52, también llamado New 52, fue el nombre que recibió uno de los momentos más importantes en la historia de la editorial: el reinicio y renovación de 52 series del universo DC. Entre ellas, Nightwing. Luego se ampliaría el número.

Portada, sinopsis y edición

Hace años, un joven artista de circo llamado Dick Grayson se quedó huérfano en dramáticas circunstancias, pero no fue más que el principio. Acogido por Bruce Wayne, Dick se convirtió en Robin, el Chico Maravilla. Ahora, ya adulto, sigue luchando contra el crimen como Nightwing. Y cuando el Circo Haly regresa a su vida, se sume en una espiral de acción desenfrenada que guarda una estrecha relación con su pasado… y con los muchos secretos que le han ocultado. 

El guionista Kyle Higgins forma equipo con dibujantes como Eddy Barrows o Brett Booth en esta edición integral de las aventuras de Dick Grayson en el Nuevo Universo DC. Recopila Nightwing núms. del 0 al 30 así como Nightwing Annual núm. 1 y un relato breve extraído del especial Young Romance. 
Edición originalNightwing núms. 0-30, Young Romance: A New 52 Valentine’s Day Special núm. 1 y Nightwing Annual núm. 1
Fecha de publicaciónNoviembre de 2021
GuionKyle Higgins, Tom DeFalco, Tom King
DibujoAndrés Guinaldo, Brett Booth, Eddy Barrows, Eduardo Pansica, Geraldo Borges, Jason Masters, Javier Garrón, Jorge Lucas, Juan José RYP, Russell Dauterman, Sanford Greene, Trevor McCarthy, Will Conrad
FormatoDC Omnibus, 736 págs. A color
Precio56,50 €

Os pido disculpas si notáis ciertas diferencias de formato tanto con La tumba de Batman como con el resto de nuestras reseñas comiqueras anteriores, pero nos estamos adaptando a un nuevo editor, así que cada día vemos nuevas ventajas. Una de ellas es poder traeros detalles de la edición, los guionistas, la sinopsis, etc. de manera cada vez más ordenada. Y es por eso que, en esta ocasión, he dejado esos mismos detalles para el presente apartado. En el futuro no os traeré esta pequeña introducción, pero hoy he querido hacerlo.

Dicho esto, Nightwing: Hijo pródigo es un producto que revela, una vez más, la experiencia de una editorial muy acostumbrada a trabajar con tebeos americanos. La edición es, como viene siendo costumbre cuando se trata de ECC Ediciones, buena. La tapa dura y la calidad del papel cumple con los estándares, la maquetación sobresale por el buen trabajo realizado y la traducción es muy sobria. En resumidas cuentas, un buen producto en términos de calidad-precio.

Respecto al material adicional, Nightwing: Hijo pródigo incluye dos historias alternativas. Por eso, aunque hablemos de Higgins, en la ficha del producto aparecen los nombres de Tom DeFalco y Tom King. Son, a grandes rasgos, los autores de Nightwing Annual núm. 1 y el relato especial Young Romance.

Reseña de Nightwing: Hijo Pródigo

Reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo)
Reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo)

Ahora sí que sí, arrancamos con nuestra reseña. Empezaré diciendo que no hablaré de detalles concretos, pues no quiero estropearos las sorpresas. Lo que sí os puedo contar es que Nightwing: Hijo Pródigo funciona muy bien dentro del organigrama de Los Nuevos 52 gracias a la reescritura de algunos apartados relacionados con su origen. Kyle Higgins, sin innovar demasiado en ningún momento, ofrece nuevos detalles relacionados con el pasado de Dick Grayson con relación a su familia, tanto dentro de la vertiente circense como de la que no.

Lo hace a través de una serie de arcos interconectados los unos con los otros a través de los eventos acaecidos en cada uno de ellos. Es decir, que no existe un villano y/o una premisa de fondo especialmente sólida que unifique el argumento. Más bien lo contrario. Aquí el motor de la historia es el propio Nightwing, quien poco a poco irá descubriendo nuevos detalles de su pasado al tiempo en que se deconstruye como hombre y héroe. Es, sin lugar a dudas, un enfoque interesante que, sin embargo, se pierde ante la ausencia de riesgos.

Es decir, Higgins no se atreve a romper con la dinámica más tradicionalista del héroe y, simplemente, emplea los tópicos que siempre han funcionado con él. Ya sea a través de giros narrativos más bien predecibles, enemigos sin un gran trasfondo dentro del desarrollo del cómic en su totalidad o romances que se ven venir a kilómetros de la distancia, carece de frescura y originalidad. Esto no quiere decir que sea un mal cómic, ni mucho menos.

El principal problema que he creído detectar es que se adscribe demasiado al concepto de reboot cuando, en realidad, es uno de los reinicios menos determinantes de New 52. En cualquier caso, rescata temas bastante interesantes, ya que juega constantemente con la presencia del circo Haly y sus viejos amigos y camaradas… e intereses románticos.

Reconsiderando a un héroe peculiar

Reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo)

Como viene siendo costumbre, resulta complicado resumir el argumento de una obra tan extensa extrayendo fragmentos concretos. En consecuencia, prefiero hablaros de mi experiencia en líneas generales más allá de ciertos eventos. Quiero empezar hablando de la narrativa, siendo este uno de los puntos fuertes de Higgins. El guionista, que puede presumir de experiencia, crea un relato sólido e interesante que, por desgracia, se desdibuja con el paso del tiempo. Nightwing: Hijo Pródigo arranca con bastante fuerza a través de dos primeros arcos argumentales trepidantes y muy emocionantes.

Diría, sin lugar a dudas, que es ahí donde radica su punto fuerte. Es decir, en la introspección que tanto el autor como el propio Dick Grayson trazan sobre su doble personalidad: la de hombre de a pie y la de héroe de la noche. Asimismo, las diversas intervenciones de viejos amigos y conocidos, como el propio Batman, enriquecen aún más un cómic que termina funcionando bastante bien como introducción para el personaje.

Anteriormente, os dije que le cuesta ejecutar esa función, pero esto es sobre todo al principio. Higgis, siendo esta una de las virtudes del tebeo, incrusta cuadros de diálogo y pensamiento muy oportunos en los que, poco a poco, vamos descifrando el pasado de Nightwing. Si bien es cierto que peca de cauto, integra muy bien los no pocos fragmentos de los eventos previos al reinicio que la editorial decidió conservar. No era un trabajo fácil, pero el resultado es adecuado. Podríamos decir que no es una obra maestra, pero que tampoco es un desastre. Es un buen cómic con sus más y sus menos que cumple con su función principal, aunque sin sorprender.

El pasado es lo más importante

Reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo)
Reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo)

Aún a riesgo de sonar repetitivo, quiero decir que Nightwing: Hijo Pródigo ofrece contrapuntos interesantes. Así pues, además de revisar el pasado y el origen del héroe, ofrece nuevas historias relacionadas con su árbol genealógico y rompe con ciertas dinámicas menos habituales. Presenta, sin entrar en detalles, a un nuevo villano estrechamente relacionado con su familia. Es, sin duda, uno de los aspectos más interesantes del cómic. ¿El problema? Que una vez cae «derrotado», no vuelve a aparecer en todo el volumen.

El impacto de los dos primeros arcos, siendo los que más atención generan, se diluyen poco a poco hasta perder gran parte de esa intensidad inicial. No creo que Higgins sea el único culpable de este problema. Considero que quien se equivocó fue DC, pues decidió que cada arco (más o menos) tuviese a un artista diferente. No considero que el cambio de estilo le siente bien entre arcos. Entiendo que es una decisión relacionada con su carácter mensual que pretendía establecer un antes y un después entre arco y arco, pero…

El cómic pierde parte de su cohesión. Los hay mejores y los hay peores, y ahí ya no entro, pero no me parece una buena decisión. Ahora bien, no todo es negativo. Si bien es cierto que perdemos en cohesión narrativa, ganamos en preciosismo. O lo que es lo mismo, que disfrutar de una variedad tan amplia de artistas a lo largo de más de 700 páginas es una verdadera locura. En el buen sentido, claro. Es muy entretenido analizar, o simplemente disfrutar, del estilo de los muy numerosos dibujantes, coloristas y entintadores que aparecen en Nightwing: Hijo Pródigo.

Reseña de Nightwing: Hijo Pródigo. Conclusiones

Reseña de Nightwing: Hijo pródigo (Nuevo Universo)

A grandes rasgos, Nightwing: Hijo Pródigo es un buen tebeo tanto en el concepto del reinicio New 52 como por su valor individual. Carece de la originalidad de otras grandes obras del universo DC, siendo un cómic más bien tradicionalista que apenas arriesga, pero construye bastante bien los orígenes del héroe. Tiene sus más y sus menos. Sorprenderá, sobre todo, a quienes no sepan tanto de Grayson.

Se la recomendamos, especialmente, a quienes quieran reiniciarse en el mundo de Nightwing y/o estén interesados en ampliar su colección a través del reinicio New 52, siendo este su principal atractivo y papel dentro de la escenografía tanto del personaje como de DC.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here