Reseña cómic: ‘El Batman que ríe’

¡Os contamos, en nuestra reseña de El Batman que ríe, que nos ha parecido el caos del que dice ser el lado oscuro de Batman!

0

¡Comienza nuestra reseña de El Batman que ríe! Tiempo atrás, ser héroe era más sencillo. Más allá de las vicisitudes de enfrentar a un mal superior cada vez más poderoso, la rutina era siempre la misma: lucha, vence y descansa. Es más, el fracaso formaba parte de su diccionario sin grandes contratiempos, pues la idea de exterminar a poblaciones y amigos no se asentó de buenas a primeras. Sea como fuere, las personalidades más destacadas del polivalente multiverso de DC hicieron del papel su dogma y se convirtieron en leyendas. Son muchos los ejemplos, mas en esta ocasión nos centraremos —una vez más— en la figura del caballero de la noche.

Carcomido por la desdicha, Batman siempre se ha caracterizado por ser una suerte de antihéroe. Seducido por la noche, su ambivalencia le valió el papel de valedor de una editorial naciente junto a otras grandes figuras del momento. En cualquier caso, los lectores están acostumbrados a las caídas en desgracias del murciélago. No por nada, nunca ha sido el más recto de los justicieros, aunque si uno de los más rectos. Eso ha cambiado en infinidad de ocasiones, pero El Batman que ríe es diferente a todos ellos… Y de eso he venido a hablaros hoy.

Creado por Scott Snyder y Greg Capullo, El Batman que ríe es la continuación al nacimiento del —considerado por muchos— uno de los mejores antagonistas de la franquicia. Por suerte, no es necesario haber leído su origen para disfrutar de la nueva licencia de ECC, pues funciona por si sola sin grandes contratiempos. Y lo hace, como no podía ser de otra forma, en una edición sobresaliente en donde la calidad del papel, el contenido adicional o la portada en formato cartoné harán las delicias de lectores y coleccionistas. Válgase la redundancia, es lo mismo de siempre: un producto de gran calidad de impresión y edición.

El Batman que ríe

Reseña de El Batman que ríe

A grandes rasgos, en El Batman que ríe reviviremos una aventura multiversal en donde confluirán hasta tres Batman distintos. En primer lugar, El Batman que ríe, un Bruce Wayne procedente de la Tierra-22 del Multiverso Oscuro. A continuación, The Grim Knight, una versión alternativa de Batman que usa armas de fuego y cuya base de operaciones se sitúa en la Tierra 0. En último lugar, mas no por ello menos importante, el Bruce Wayne de toda la vida.

Así pues, ya os podemos decir que el principal atractivo del cómic es el contraste entre tres arquetipos muy diferentes de caballero oscuro. Es más, el Batman “original” tendrá que enfrentarse a los otros dos, pues —sin pudor alguno— amenazarán la salud pública y el bienestar de los ciudadanos de Gotham City. En efecto, El Batman que ríe es una carrera de fondo donde Batman se convierte en héroe y villano al mismo tiempo. Sin duda, una elección interesante y entretenida.

Que sirva como introducción, mas no podemos comenzar sin destacar Noches Oscuras: Metal, ya que supone el origen de la presente historia. Si tenéis curiosidad, podéis leerlo en el orden que queráis. Eso sí, Noches Oscuras es anterior y nos permite profundizar mucho más en la trama. Dicho esto, comencemos:

Sinopsis

Desencadenó el Multiverso Oscuro en la épica colección Noches oscuras: Metal. Ahora la superestrella Scott Snyder vuelve a unirse al aclamado dibujante Jock (Batman: Espejo oscuro) para dejar libre en Gotham City al más letal morador de esa realidad alternativa… ¡y el Caballero Oscuro original nunca volverá a ser el mismo! Mitad Batman. Mitad Joker. Combinando todo lo que hace del Cruzado de la Capa un héroe y del Príncipe Payaso un asesino, el Batman que ríe es el genio criminal más peligroso del Multiverso Oscuro. Y ha llegado a Gotham a fin de transformar el hogar de Bruce Wayne en un generador del mal.

Y no viene solo. Desde otra de las realidades que integran en miríada el Multiverso Oscuro, surge el Caballero Sombrío. Ese cruel justiciero recurrirá a cualquier arma a su disposición para garantizar que sus objetivos se queden bien muertos. Una guerra que no se parece en nada a ninguna, una guerra de Hombres Murciélago, ha dado comienzo. A medida que los más cercanos amigos de Batman, sus más mortíferos enemigos y sus dobles malignos del Multiverso se vean en medio del fuego cruzado, una sola pregunta prevalece: ¿Quién reirá el último?

¡Descubrid la respuesta en El Batman que ríe, la terrorífica reinvención de uno de los mejores héroes del cómic… y también de uno de sus mejores villanos, gracias al principal guionista de Batman de nuestros tiempos! Este volumen recopila la miniserie de siete episodios al completo y el especial dedicado al Caballero Sombrío.

La risa es sinónimo de oscuridad

Reseña de El Batman que ríe

El Batman que ríe ha sido un tebeo que, sin más, he disfrutado muchísimo. Su lectura ha sido, como poco, muy entretenida, y no creo que exista mejor manera de sintetizar mis impresiones. No obstante, sería quedarme muy corto, así que empezaré profundizando en su guion. Podemos empezar por el origen del caos que gobernará en todas y cada una de las viñetas de la historia. O lo que es lo mismo, ¿cómo surgió esta variante? Sencillo: la muerte del Joker secretó una toxina al aire. Batman, al respirarla, terminó contagiado, lo que hizo que se volviese loco. Poco a poco, y sin remedio alguno, se convirtió en una criatura sedienta de destrucción.

Es más, el Batman original no sabe de su existencia, y no comienza a sospechar hasta que, en una de tantas redadas, descubre un cadáver de Bruce Wayne… En efecto, encuentra el cuerpo sin vida de su alter-ego, pero no tiene ni idea del porqué. Habrá más, pero será este quien habrá la veda. Por desgracia, Snyder se olvida de dar trasfondo a los Bruce Wayne muertos; son carne de cañón que tienen por objeto poner de manifiesto la sempiterna y cruenta locura de El Batman que ríe. Sin más. Es una pena, la verdad, pues desaprovecha un filón tremendo que —sin lugar a dudas— habría aportado mucho a un tebeo que, ya de por sí, es bueno.

Y es que otra cosa no, pero al autor nunca (o eso parece) no se le dan demasiado los nudos argumentales. La historia empieza con un ritmo genial y unas ideas estupendas que se desinflan poco a poco. ¿La razón? Todo el peso narrativo recae en el principio y el final. Por suerte, sí que podremos disfrutar de la transformación del Batman original en el Batman que ríe —está infectado— al tiempo en que controla su demencia y se enfrenta a sus nuevos enemigos. La diatriba entre el bien y el mal, el dejarse llevar o no, marcará la historia de principio a fin.

Una sonrisa desdibujada

Reseña El Batman que ríe
Reseña de El Batman que ríe

Podríamos definir a El Batman que ríe como una historia atópica con tintes apocalípticos (sin llegar a serlo) de escenografía explícita en donde la muerte es un enemigo más. Así pues, olvidad el típico cómic donde el villano nos cuenta su plan desde el principio para luego ser derrotado. Aquí hay confusión, miedo y sangre. The Grim Knight y El Batman que ríe son dos psicópatas que creen tener la razón y harán lo que sea necesario para alcanzar sus objetivos. Es más, influenciarán en nuestro Batman original, pues de otra forma no podría derrotarles.

Concluyo —sobre el guion— con una nota general: atractivo y divertido, pero no exento de errores y puntos flacos. Como anécdota, Snyder y Greg recuperan a personajes como James Gordon, el hijo del inspector de policía, lo cual nos encanta. Su inclusión es impoluta y aporta destellos de genialidad junto al que dice ser su padre. Por concluir, ya que no quiero extenderme demasiado, os hablaré sobre el dibujo y el contenido adicional. El primero es excepcional. Tiene un estilo muy único y funesto, pero es lo que (precisamente) necesitaba la historia. Carece de definición, pero representa muy bien el lado más oscuro del ser humano.

En la paleta de colores abundan los colores fríos, pero siempre en contraste con la sangre. Cabe destacar la fuente, que en algunos casos pierde legibilidad al usar tonos rojos en algunos puntos. Eso sí, es de forma puntual. En resumidas cuentas, un buen dibujo. Sobre el material adicional, ECC ha incluido las portadas de los tebeos originales junto a bocetos preliminares, dibujos exclusivos, etc. ¡Y hasta aquí nuestra reseña de El Batman que ríe!

[Total: 2   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here