Reseña de ‘Batman: Juegos de Guerra’

En nuestra reseña de Batman: Juegos de Guerra os contamos que nos ha parecido la colección en forma de crossover de la franquicia «bat»

0

Cada vez que llega a la redacción un cómic de Batman es como saludar a un viejo amigo. Protagonista de algunas de las mejores historietas de DC, se ha consagrado como uno de los antihéroes más destacados de la presente generación. Siempre bajo el pseudónimo de Bruce Wayne, su otra identidad, dice ser el paraguas de una sociedad maltratada por cientos de villanos. Por desgracia, las cosas no siempre salen como uno quiere; el murciélago, como cualquier otro, puede equivocarse. De eso va Batman: Juegos de Guerra, pero os hablaré de ello un poco más adelante.

Batman: Juegos de Guerra

Reseña Batman: Juegos de Guerra
Reseña de Batman: Juegos de Guerra

Por el momento me centraré en ECC Ediciones, empresa responsable de casi todos los lanzamientos editoriales relacionados no solo con El caballero de la noche, sino con la propia DC. Comencemos, pues, hablando de la impresión. En un volumen único de 648 páginas a todo color, ECC vuelve a destacar por la gran calidad de sus productos. En formato integral de tapa dura, ofrece buenos materiales de impresión, maqueado cuasi perfecto, y contenido adicional llamativo. Viene siendo habitual, todo sea dicho.

Con un precio de 51,50 € podría parecer caro, pero no lo es. No por nada, recoge la serie entrega en un único tomo. Para que os hagáis una idea, se compone de:

  • The 12-Cent Adventure núm. 1 USA
  • Detective Comics núms. 797-800 USA
  • Batman: Legends of the Dark Knight núms. 182-184 USA
  • Nightwing núms. 96-98 USA, Batman: Gotham Knight núms. 56-58 USA
  • Robin núms. 129-131 USA, Batgirl núms. 55-57 USA
  • Catwoman núms. 34-36 USA
  • Batman núms. 631-634 USA

Casi nada, ¿verdad? Bueno, superado este primer punto… ¿De qué va la cosa?

Sinopsis

Stephanie Brown, también conocida como Spoiler, ha dejado de ser Robin contra su voluntad y piensa demostrarle a Batman que se equivocó al destituirla. Por eso pone en marcha un plan del propio Hombre Murciélago que podría destrozar los bajos fondos de Gotham, pero aparte mucho más. Cuando el caos se desate y los conflictos broten por la ciudad entera, el Caballero Oscuro necesitará la ayuda de todos los aliados posibles… ¡aunque parece seguro que alguien de la batfamilia va a morir!

Batman: Juegos de guerra es una ambiciosa historia sobre los límites del heroísmo que abarcó los principales títulos relacionados con el personaje y mantuvo a sus lectores en vilo hasta la trágica conclusión.

Un error, una guerra

Reseña de Batman: Juegos de Guerra

Bien es sabido que, desde su mismo origen, Gotham es fuente de perversión y locura. Siendo el hogar de algunos de los criminales más peligrosos del mundo, no resulta extraño que se haya convertido en una suerte de meca del crimen. Desde políticos corruptos hasta policías que hacen la vista gorda pasando por abogados que se venden al mejor postor, no hay control. Es, sin lugar a dudas, el mejor escenario para que algunas de las más grandes familias mafiosas hagan de las suyas. Batman, junto a otros tantos héroes, llevan años luchando contra ellos, pero no todo sale siempre como nos habría gustado.

Sin incurrir en detalles —sería, de hecho, excepcionalmente complicado destacar algún momento concreto a tenor de la extensión del tebeo—, digamos que Batman se equivoca. A causa de su error, se desata una especie de guerra abierta en donde algunas de las familias mafiosas más importantes de la ciudad buscan recoger su cota de poder. En una contienda cuasi sin precedentes, Gotham se convierte en terreno de guerra. Casi sin quererlo, la población se ve envuelta en una nueva lucha que no tiene otro origen más que la avaricia y la arrogancia. Es en ese punto cuando Batman, superado por la situación, debe aparcar su orgullo y solicitar ayuda a algunos compañeros de procesión.

En lo que podría ser una de las colaboraciones más importantes de la ciudad, unen fuerzas Batman, Oráculo, Catwoman, Nightwing, Orfeo, Batfirl, Spoiler y Tim Drake. Con sus más y sus menos —algunos no parecen funcionar como aliados al uso— logran ponerse de acuerdo. Bueno, más o menos. Diferencias de por medio, y con puntos de vista y criterios distintos, se enfrentan al mal. Destaca, para bien, la presencia de los primeros, siendo Catwoman y Nightwing dos de los más importantes en la premisa inicial.

Fuerzas especiales, héroes y una crisis pública

Reseña Batman: Juegos de Guerra
Reseña de Batman: Juegos de Guerra

Sin perder ni un ápice de esas breves muestras de crítica socialBatman: Juegos de Guerra hace justicia a su nombre. Empezando por todo lo alto, desvela un enfrentamiento de proporciones épicas que se irá desarrollando a gran velocidad. Entremezclando las dudas y luchas personales de varios de sus personajes, observaremos —casi— un duelo a gran escala entre las fuerzas del bien y el mal. Con alguna que otra  diatriba moral de por medio, comienza la acción. Todo a través de una narrativa bastante directa que presenta un problema central bastante claro: aúna historietas diferentes en una sola.

Me explico: más allá de una construcción centrada en una única línea narrativa, Batman: Juegos de Guerra mezcla números sueltos de varios héroes diferentes. Aunque el esfuerzo por cohesionar la historia es real, falla por momentos. Por consiguiente, el argumento se vuelve errático y confuso por momentos. Aparte, lejos de un clímax unificado, cada pequeña subsaga (el cómic se divide, en cierto modo, en tres actos) tiene sus propios momentos de elevación. Esto provoca que el ritmo no sea el más adecuado y que, en más de una ocasión, seamos incapaces de disfrutar del guion de forma estable.

Podríamos decir que el hilo general se pierde al mezclar a tantos autores y dibujantes. No podemos olvidar que no es un evento singular e independiente, ya que se vieron involucrados muchos aspectos del universo Batman. Aun con todo, no se puede afirmar que sea una mala historia, ya que la lectura es mayormente satisfactoria. Con grandes momentos de tensión y suspense, regala grandes secuencias de pura épica y emoción. Podría decirse que, dentro del espectro comiquero del hombre murciélago, no es uno de sus mejores tebeos, pero tiene un buen pase. Sobre todo el primer arco, el mejor de todos.

Batman: Juegos de Guerra empieza genial, desfallece un poco en la parte media y se viene algo más abajo en el final. En su conjunto, está bien, aunque no es estable.

Un crossover demasiado ambicioso

Reseña de Batman: Juegos de Guerra

Podríamos definir Juegos de Guerra como un crossover dentro del universo «bat». Uno, sin embargo, demasiado ambicioso. Va ligado a todo lo que he dicho con anterioridad, así que no me repetiré. Diré, simple y llanamente, que sus autores no consiguen trabajar de forma suficientemente cohesionada. Dejando eso a un lado, he disfrutado muchísimo de la introspección personal de todos y cada uno de sus protagonistas. Y es que otra cosa no, pero aprovecha muy bien sus características para desarrollar notablemente a los personajes. Repleto de conflictos internos, el desarrollo es una delicia.

La relación de Bruce Wayne con varios de los colaboradores que prestan su mano en la justicia es, como poco, delicioso. Batman: Juegos de Guerra logra respetar la autonomía de su elenco sin la necesidad de supeditar su existencia a la del hombre murciélago. Buen ejemplo de ello son Catwoman, Oracle o el propio Nightwind, que tendrán grandes momentos a lo largo de todo el tebeo. Todo sea dicho, no son los únicos, pero prefiero guardarme los nombres en el tintero para que sea una verdadera sorpresa.

Y hablando de tinta, no podemos marcharnos sin hablar del dibujo ¿verdad? Bueno, aquí tenemos un poco de todo. Resulta complicado hacer un análisis pormenorizado de todos los artistas (ya sean dibujantes, coloristas, etc.) que han participado, así que no lo haré. Lo que si os diré es que Batman: Juegos de Guerra goza de una calidad de dibujo bastante notable en la mayoría de sus pasajes. Si bien es cierto que hay momentos que no me han gustado tanto, queda referida al gusto personal; a gustos, colores. Hay un poco de todo, aunque la mayoría perfilan el lado más oscurantista de Gotham a la hora de esbozar sus ideas.

Conclusiones

Reseña de Batman: Juegos de Guerra
Reseña Batman: Juegos de Guerra

Como se suele decir, tenemos una de cal y una de arena. Mi primera conclusión es que Batman: Juegos de Guerra no es el mejor crossover de la franquicia «bat», pero tiene puntos muy disfrutables. Con un arranque muy fuerte, dispone de una trama bastante interesante. Repleta de grandes detalles y momentos de acción, maneja el suspense de manera acertada. Empero, es errática y confusa, producto de mezclar el arte y genio de diversos guionistas y dibujantes. Destaca, para bien, el desarrollo de varios personajes importantes. Por el lado contrario, no consigue mantener su gran comienzo. Respecto al dibujo, va a gustos, pues intervienen muchos artistas, pero en líneas generales el trabajo es bueno.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here