‘Killing Bites’: análisis episodio 6

Análisis del episodio 6 de Killing Bites, licenciado en España por Amazon Prime Video

0

Killing Bites episodio 6: «¿A quién le importa?»

4 días después de la emisión del episodio 6 de Killing Bites, me he resignado a escribir de una vez el análisis. Con muchas ganas e intriga por saber lo que pasará en próximas entregas, procedo a empezar con el análisis de este episodio 6.

Análisis del capítulo

Tensión

Volvamos al final del episodio anterior. Nos situamos en una zona desierta de cámaras, donde una lucha a dos es inminente. Por un lado tenemos a Hitomi, tras salvar a su amiga del abrazo mortal de la cobra Den. Por el otro está Eruza, la cual se prepara para luchar contra geco.

La cobra, tuerta y llena de ira, comienza a luchar contra Hitomi; parece una batalla bastante igualada. A su vez, el geco y el guepardo combaten a muerte. Eruza, cuyo brazo derecho está dislocado, adquiere una gran velocidad —repentina— al oír la mención del reptil acerca de su hermano. Ambas luchas estámen equilibrio y sin un claro vencedor.

La presa se convierte en su salvador

Regresemos ahora donde se encuentra el hermano de Eruza, Taiga. Anteriormente, cayó en la trampa de 2 de los zaibatsus, los cuales buscan la cabeza del favorito al título. Ichinosuke, transformado en hipopótamo, fue antes cazado por el tigre. El cocodrilo, haciendo creer que fue derrotado, cazó por la espalda a Taiga, inmovilizándole e impidiendo así que pudiera cumplir la orden recibida.

Faltan pocos minutos para que el artefacto explote, llevándose la vida tanto del tigre cómo de la bestia que le está reteniendo. A pocos segundos de que la cuenta llegara a cero, Ichinosuke embiste al cocodrilo, liberando de sus fauces a Taiga, el cual sale disparado al cuadrante asignado. Ryuji, histérico por haber perdido a su presa, y con ello la posibilidad de victoria, arremete contra Ichinosuke, declarándole la guerra.

Odisea dolorosa

Retomamos la sangrienta batalla que ha comenzado en el cuadrante de nuestra protagonista, y vamos a comenzar por ella. Hitomi contra Den. Ratel contra cobra. Una batalla cuyo ganador aparenta ser el ratel… ¿O no? En un ataque de la albina contra Den, pierde su transformación, cayendo al suelo sin conocimiento. Esto se debe a las neurotoxinas paralizantes que libera la cobra por su piel, las cuales hacen efecto en Hitomi. Su vida corre peligro en manos del despiadado y pervertido ser escamoso.

Ahora estamos con Eruza, la cual se enfrenta contra Kaede. Su peligrosa oponente se transforma completamente en geco, un animal famoso por desafiar las leyes de la gravedad y poder fijarse a cualquier superficie con sus microvellosidades externas. La guepardo no tiene manera de ganar, y caerá rendida a los pies del reptil derrotada y casi muerta.

Las apariencias engañan

Hitomi, todavía inconsciente, va a ser torturada por la habilidad especial de Den, denominada Cañones Cobra. Al limite, el ratel consigue despertar, cortando los cañones a la cobra. Intentando acabar con la vida de su contrincante, se lanza a la desesperada. Pero Den es partido en dos por un zarpazo contundente, y cae al suelo. Por su parte, el geco ve cómo Eruza vuelve a la normalidad sin apenas rasguño aparente, debido a estar acostumbrada a correr a grandes velocidades. Kaede se ve entonces en un duelo desequilibrado.

Opinión del capítulo

Pocas palabras pueden definir con totalidad la emoción que he sentido al ver este capítulo. La emoción de las batallas, la intriga de si los protagonistas perecerían o sobrevivirían, el no saber con seguridad que pasaría a continuación son elementos que echaba de menos en la serie. Me ha parecido muy buen capítulo, aunque siempre se puede mejorar. En resumen, tengo muchas ganas de ver cómo continua la serie, y qué sorpresas nos deparan.

Como siempre, os dejo la lista de análisis que he ido realizando. Un placer poder compartir con vosotros este análisis. ¡Hasta la próxima!

[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here