‘Jujutsu Kaisen’, reseña anime

Comentamos uno de los animes más sonados del año para encontrar la respuesta a su enorme popularidad

0

Hoy os traemos un artículo que no podía faltar por estos lares: la reseña del anime de Jujutsu Kaisen. Hablamos de la adaptación de uno de los mangas más punteros de la Shōnen Jump en la actualidad. Pero más allá de la popularidad de la obra original, el anime ha conseguido ganarse el favor de los aficionados por méritos propios. No solo ha propiciado que las ventas del manga se hayan disparado. También se ha convertido, como poco, en una de las series más seguidas y mejor valoradas del año.

¿Por qué ha gustado tanto este anime? ¿Cuál es la clave de su éxito? Intentaremos responder a estas preguntas en este artículo.

Pero antes de empezar os recordamos que tenéis la serie disponible en Crunchyroll. La plataforma la describe así:

Dificultades, arrepentimiento, vergüenza… Los sentimientos negativos de los humanos se convierten en Maldiciones que nos acechan en nuestra vida diaria. Las Maldiciones campan a sus anchas por todo el mundo, y pueden llevar a las personas a sufrir terribles desgracias e incluso dirigirlas a su muerte. Y lo que es peor: solo una Maldición puede exorcizar otra Maldición.

Si funciona, ¿por qué cambiar?

Jujutsu Kaisen reseña anime
Jujutsu Kaisen, reseña anime

Lo primero que hay que saber es que Jujutsu Kaisen es un enorme cúmulo de clichés. Lo presagiábamos en nuestras primeras impresiones y al final se ha cumplido. La serie utiliza esquemas tan típicos y manidos en el ámbito del manga/anime que uno no puede evitar tener una permanente sensación de déjà vu. Sin embargo, nos guste o no, lo cierto es que estas fórmulas tan trilladas funcionan y suelen gustar a gran parte del público.

Tenemos por ejemplo al típico trío de personajes principales con personalidades dispares, ideales para crear contraste. Otro habitual es el ente malvado del interior del protagonista, que permite introducir conflictos morales. También tenemos al grupo de villanos misteriosos, siempre tan útiles a la hora de generar interés. Tampoco podía faltar el evento académico frustrado, que sirve para presentar nuevos personajes y hacer congeniar a los diferentes colectivos. Además, la serie está repleta de elementos truculentos y turbios de esos que tienden a causar furor entre los aficionados.

Podríamos seguir con un preocupantemente largo etcétera, pero queda claro que a Jujutsu le falta un poco de frescura y peca de ideas viciadas. No obstante, en su favor diremos que ejecuta estas ideas de forma muy correcta.

El derroche de carisma de los personajes

Los personajes de Jujutsu no consiguen escaparse de esa atracción gravitatoria hacia lo cliché, pero tienen sus particularidades. Una de ellas es cierto punto de locura que casi parece un prerrequisito para convertirse en hechicero. Afrontan la vida aferrándose a sus convicciones con una testarudez y fidelidad que roza lo surrealista. Esta actitud podría confundirse con arrogancia, con cierto deje de chulería juvenil. En algunos casos es probable que sea realmente así —Gojō, guapo, hablamos de ti—. En otros, tal vez no sea más que el resultado de la alienación que provoca la vida anormal que llevan y el tipo de situaciones truculentas a las que se tienen que enfrentar.

Jujutsu Kaisen reseña anime
Jujutsu Kaisen, reseña anime

Esta mentalidad tan decidida y honesta hacia sí mismos es una de las características que hace que los personajes sean tan tremendamente carismáticos. No obstante, a veces también pecan de ser un poco planos. Es cierto que solo hemos visto adaptada una parte de la obra y por eso todavía no hemos podido conocer a fondo el trasfondo de los personajes. Pero la cuestión es que por ahora, para nuestra decepción, solo podemos vislumbrar la capa superficial de sus personalidades. De las capas más profundas, si las tienen, poco podemos decir por ahora.

El derroche de espectacularidad de MAPPA

Jujutsu Kaisen, reseña anime

De lo que sí podemos decir mucho es de la impresionante puesta en escena de este anime. Jujutsu Kaisen cuenta con el altísimo nivel de producción que le ha dedicado el estudio MAPPA, que se traduce en una calidad de dibujo considerablemente sólida y en una animación magnífica. Los diseños de personajes también son uno de los puntos fuertes de la serie. Reflejan muy bien el toque chulesco, a veces arrogante, malhumorado o incluso despreocupado del personaje en cuestión. Pero, sobre todo, son tremendamente atractivos. También impresiona su cuidado apartado artístico, que guarda muchísima belleza.

Sin embargo, lo que ha tenido la serie en boca de todos estos últimos meses ha sido su animación. La serie sabe muy bien cómo lucirse y aprovecha con maestría a todas las escenas de acción. Su director, Seong-Hu Park, empieza a ser conocido por la fluidez que imprime a las peleas. Uno de sus recursos habituales es representar coreografías realistas muy detalladas y en este anime hemos visto unas cuantas. Dado que varios personajes combaten básicamente a puñetazos y patadas, o con armas convencionales, —independientemente de que estén reforzados con energía maldita—, la elección parece acertada.

Jujutsu Kaisen, reseña anime

Sin embargo, otras veces la serie opta por centrarse en la espectacularidad pura. La animación vertiginosa toma el mando en estos casos, apoyada por efectos visuales vibrantes y cámaras dinámicas que giran por todo el escenario. El resultado final es el de escenas emocionantes y con un tremendo impacto en pantalla. Además, a la emoción de la animación se suma una banda sonora potente, cañera, muy acorde con el estilo badass de los propios personajes de la serie.

El resultado de un trabajo bien hecho

Volvemos a las preguntas iniciales que dan sentido a toda la reseña: ¿Por qué ha gustado este anime? ¿Cuál es la clave de su éxito? En resumidas cuentas, lo que ha ocurrido es que MAPPA le ha echado el guante a uno de los shōnen más populares y sólidos del momento y le ha dado todo el cariño del mundo. Cariño traducido en un nivel de producción excelente para el formato televisivo. Además, han cogido todas esas escenas de acción y, sin dejar de respetar la obra original, les han sacado todo el jugo posible con coreografías muy trabajadas y una animación magnífica.

En realidad, hay una forma mucho más sencilla de responder a la cuestión del triunfo de Jujutsu Kaisen: les ha salido bien porque han hecho las cosas bien. Quién iba a pensar que hacer un buen trabajo podría ser la clave del éxito, ¿eh? La obra original ya contaba de partida con todos esos ingredientes necesarios para atrapar al gran público. Solo había que aprovecharlos sin meter la pata ni hacer derivaciones raras con la historia, algo que hemos visto en otros títulos populares en demasiadas ocasiones —con desastrosos resultados—.

Jujutsu Kaisen reseña anime
Jujutsu Kaisen, reseña anime

Jujutsu Kaisen ha resultado ser una magnífica serie que seguir semana a semana. ¿Llega a la categoría de obra maestra? Mi respuesta es clara: no. Entre otras cosas porque su historia no tiene el suficiente calado y en términos generales es más bien simplona. ¿Es una buena serie? Pues pese a las críticas que le he hecho a lo largo de la reseña, aquí tengo que claudicar. La trama es lo suficientemente sólida y el gran trabajo de producción merece que lo recompensemos con tal calificación. Además, la jodía se disfruta un montón.

[Total: 3   Promedio: 5/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here