Juego de Tronos: review del 8×06, ‘The Iron Throne’

0
Compartir

Juego de Tronos ha puesto punto y final con su último capítulo, The Iron Throne. En esta entrada os contamos todo lo que ha sucedido y cómo se ha despedido la serie en este episodio dirigido por David Benioff y D.B. Weiss.

Vida más allá de los escombros

El capítulo arranca con Tyrion paseando entre los escombros de Desembarco del Rey. Miles de personas masacradas por el fuego y las casas que aún quedan en pie, calcinadas por el dragón de la Targaryen. Mientras tanto, Jon presencia como los hombres de Gusano Gris masacran los últimos soldados de las tropas de Cersei, atónito, sin la posibilidad de hacer nada frente a lo que considera una injusticia.

En la siguiente escena, vemos a Tyrion adentrarse en el interior de la fortaleza. Entre los escombros descubre la mano del matarreyes; tras apartar unas cuantas rocas, da con los cuerpos de sus hermanos difuntos, Jaime y Cersei. Al presenciar semejante escena, el enano rompe a llorar desconsolado por la dirección que ha tomado su reina.

Fuera del castillo, Daenerys ofrece un discurso de victoria a sus hombres. Les agradece su esfuerzo y les emplaza a seguir batallando contra sus enemigos más allá de Desembarco del Rey. En ese momento aparece Tyrion que, con actitud tácita y completamente abatido, se dirige a la reina consciente de que las traiciones cometidas le van a pasar factura. En un acto de valentía, se arranca la insignia que lo identifica como mano del rey y la madre de dragones ordena que se lo lleven preso ante la atenta mirada de Jon. De pronto, Arya aparece junto a él y le advierte sobre la amenaza que supone para la Targaryen.

Poco después se produce uno de los momentos clave del capítulo: Jon baja a los calabozos y entabla conversación con Tyrion. El Lannister intenta hacer entrar en razón al antaño bastardo, le trata de explicar que Daenerys no se detendrá ante nada ni ante nadie, que su mandato es cruel e injusto.

Tras mucho meditarlo, Jon se dirige a la sala del Trono donde se encuentra Daenerys, no sin previamente ser analizado por Drogon a las puertas del castillo. Snow se muestra decepcionado con la Khalessi, le implora el perdón de Tyrion y le intenta hacer ver todos los errores que ha cometido. Sin embargo, ‘Dany’ sigue mostrando una actitud de tirana, prometiendo acabar con aquellos que no entienden el concepto de bondad como ella lo ve. Sabedor de que el reino jamás descansará con la Targaryen al frente, Jon acaba con la vida de la reina apuñalándola en el corazón. Drogon, como sintiendo la pérdida de su madre, aparece en la sala y con varias llamaradas acaba destruyendo el Trono de Hierro.

Juego de Tronos

El futuro de Poniente

La segunda parte del capítulo trata de esclarecer cuál será el futuro de cada uno de los personajes que han quedado con vida. Vemos a Tyrion encerrado en su reja, llevado por Gusano Gris al exterior donde le espera ‘el conclave’, una reunión de los grandes señores que aún quedan vivos: Sansa, Arya, Brienne, Gendry, etc. Hablan acerca de la libertad (o no) de Jon, al cual los inmaculados tienen encerrado tras asesinar a Daenerys. Aunque esa decisión compete al rey, un monarca que aún no ha sido designado. A petición de Tyrion y con el consenso de todos, Bran Stark es nombrado rey de los siete reinos; en realidad seis, pues el norte quiere seguir siendo independiente de la mano de Sansa. Así mismo, Bran nombra a Tyrion mano del rey.

Tras los nuevos nombramientos, se toma la decisión de enviar a Jon a la guardia de la noche; un acuerdo que pretende contentar tanto a inmaculados como a señores del reino. En un emotivo encuentro, Bran, Sansa y Arya se despiden de Jon que parte hacia el norte. Los inmaculados hacen lo propio hacia la isla de Naath. Mientras tanto, vemos a Brienne leyendo las páginas de un libro -que más tarde veremos que es ‘canción de hielo y fuego’- y escribiendo unas últimas palabras para Jaime Lannister.

Finalmente, vemos a Tyrion ejerciendo como mano del rey recibiendo una visita inesperada: sir Bronn de aguas negras, Sam, Brienne y Davos. Junto a ellos aparece Bran y les propone que empiecen a formar la estructura política y social que regirá el reino. En el norte vemos a Jon reencontrarse con Fantasma y unirse a Tormund y los salvajes en su éxodo más allá del muro. A su vez, vemos a Sansa coronada como reina en el norte y a Arya emprender su viaje hacia el Oeste de Poniente.

Juego de Tronos

Y esto es todo lo que ha dado de sí la última temporada de Juego de Tronos. En unos días tendréis un artículo en la web con nuestra valoración final de esta octava tanda de capítulos pero, mientras tanto, ¿qué os ha parecido a vosotros? ¿Ha estado la serie a la altura de las circunstancias? Podéis dejarnos vuestra opinión en los comentarios.

[Total:3    Promedio:3.7/5]

Deja un comentario