Impresiones de ‘Assassins Creed Valhalla: el asedio de Paris’

Os traemos nuestras impresiones de Assassin's Creed Valhalla: el asedio de Paris, el segundo y último DLC de la experiencia vikinga.

0

¡La invasión vikinga todavía no ha llegado a su fin! Eivor y el clan del Cuervo siguen sedientos de gloria, mas Inglaterra ya ha dado todo lo que podía ofrecer de sí misma. Tras hacer de las nuestras en las islas británicas y disfrutar de las peculiaridades de la Ira de los Druidas es momento de expandir fronteras… ¿Y qué mejor manera de hacerlo que en las inmediaciones de París, en Francia? Es hora de retomar echar nuestro drakkar al agua, tomar los remos y enfrentarnos a un nuevo desafío. En efecto, es hora de adentrarnos en los dominios de Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris.

Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris

Impresiones Assassin's Creed Valhalla: el asedio de Paris
Impresiones Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris

Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris es el segundo y último DLC de Assassin’s Creed Vallhalla, el más reciente título de la celebérrima franquicia Ubisoft. Entendemos, pues, que en lo jugable nos encontramos ante una expansión de contenido sin grandes cambios que mantiene lo visto con anterioridad. Es decir, no debéis esperar una franca mejora —ni descenso— de calidad; el gameplay, es, a grandes rasgos, el mismo de siempre. Es más, la introducción del reino franco sigue la dinámica de siempre: una breve introducción en Ravensthorne, nuestro centro de mando, y una secuencia de misiones principales y secundarias.

En consecuencia, no hay mucho de lo que hablar. Sin embargo, sí que hay una serie de… agregados. Hablamos, en lo que podría ser una suerte de homenaje —en realidad no lo es, pero es más bonito pensar que sí— a A Plague Tale: Innocence. Siendo realistas, lo único que los une es la realidad histórica del momento: Europa, azotada por la peste negra, sufría las consecuencias de una de las enfermedades más mortales de la historia… y las ratas. Ubisoft, queriendo aprovechar esta particularidad, ha desarrollado una especie de minijuego de ahuyentar ratas.

¿Cómo? Liberando nuestra furia y obligándolas a esconderse en rendijas y alcantarillas. Para evitar que salgan de nuevo tendremos que tapar esos huecos… y poco más. Si bien es cierto que puede parecer un cambio nimio, no debemos olvidar que El asedio de Paris es una expansión de contenido, así que tampoco está mal. ¿Habría estado bien alguna variante extra en el gameplay? Sí, pero tampoco nos vamos a quejar, porque de contenido va muy bien.

Los vikingos llegan a Francia

Impresiones Assassin's Creed Valhalla: el asedio de Paris
Impresiones Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris

Es más, el sistema de asesinato ha cambiado ligeramente. Como viene siendo habitual, Evitor tendrá ciertos objetivos con los que debe acabar. Mayormente, serán figuras emblemáticas afincadas en grandes fortificaciones a las cuales solo podremos acceder consiguiendo la llave de turno, encontrando un camino alternativo… O convenciendo a alguien para que nos deje pasar. No es un cambio demasiado llamativo, pero ofrece un contrapunto ligeramente distinto al del juego original. Sea como fuere, es eso: un cambio pequeño. Interesante, pero menor.

Lo que más nos ha gustado, como no podría ser de otra forma teniendo en cuenta el sistema de trabajo de Ubisoft, en la gran fidelidad histórica del título. Tomándose las ya muy habituales licencias artísticas necesarias para el progreso de la historia, han sabido recrear muy bien las peculiaridades de tan convulso período. De la misma forma, si nos remitimos a los libros y documentos históricos, han emulado lo que parece ser el carácter de los reyes y condes de turno. Al menos así lo he creído ver desde mi —obviamente— limitado conocimiento del tema.

En cualquier caso, he disfrutado de las casi 8 horas que me ha llevado completar la historia principal del DLC. Dura un poquito más si nos dedicamos a explorar el mapa, completar objetivos secundarios, etc Vamos, lo de siempre. En total, aunque ya depende de cada uno, se puede extender hasta las… ¿quince o veinte horas? Ya depende de lo que busquéis, hagáis y prefiráis. Por cierto, por si quedaba alguna duda: el DLC se inspira en, efectivamente, el asalto vikingo a París. No es ninguna sorpresa, ¿verdad?

Impresiones de Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris | Conclusiones

Impresiones Assassin's Creed Valhalla: el asedio de Paris
Impresiones Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris

Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris es un bonito cierre no para la franquicia nuestros queridos vikingos. Como contenido adicional, si dispones del pase de temporada, merece mucho la pena, pues sigue profundizando en un pueblo que, con sus más y sus menos, siempre ha sido muy interesante ya sea en el folclore popular o la mitología nórdica. Nos encantan los vikingos… aunque ya hemos tenido suficiente de ellos. Toca cambiar de fronteras, pero el viaje ha sido más que digno. No quiero alargarme demasiado, así que seré breve: Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris es un buen DLC que gustará a los fanes de la franquicia y del videojuego.

Impresiones de Assassin’s Creed Valhalla: el asedio de Paris. Clave de prensa para PS4 cedida por Ubisoft.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here