Ennio Morricone fallece a los 91 años. Repasamos sus mejores BSO

0

Hoy, lunes 6 de julio, nos ha dejado uno de los compositores más icónicos y reconocidos de la historia de la música de cine: Ennio Morricone.

El compositor ha fallecido a los 91 años en Roma, con más de 500 obras a sus espaldas y el inmenso cariño del público.

Ennio Morricone alcanzó el reconocimiento en el cine de la mano de Sergio Corleone y el cine western. Sin embargo, no solo se dedicó a la composición para bandas sonoras, sino que también trabajó para otros artistas y en su Gruppo di Improvvisazione Nuova Consonanza. 

Ennio Morricone

En 2016 se alzó, tras varias décadas de espera, con el Óscar gracias a su trabajo en Los odiosos ocho, de Quentin Tarantino y este mismo 2020 recibió el Premio Princesa de Asturias de las Artes otorgado por España, compartido con su compañero de oficio John Williams. A continuación, te dejo con una selección de algunas de sus obras más representativas:

El bueno, el feo y el malo (1966)

No podíamos empezar de otro modo. Se trata, probablemente, de la BSO más reconocible de las compuestas por el maestro italiano. Estamos ante un tema recurrente a lo largo de toda la película de Sergio Leone, utilizado para los tres protagonistas del filme, pero interpretado con un instrumento característicos de cada uno.

Una curiosidad de esta banda sonora es que no solo fue un éxito en el mundo del cine, sino que logró alcanzar el cuarto puesto en la lista de álbumes pop americana.

Érase una vez en América (1984)

Otro western de Sergio Leone. Le he querido incluir en esta lista debido a que fue el último en el que el tándem Morricone-Leone trabajó unido. Para muchos se trata de la mejor banda sonora de las que creó el compositor.

La Misión (1986)

Esta cinta dirigida por Roland Joffé e interpretada por Robert De Niro, Jeremy Irons, Ray McAnally y Aidan Quinn en los papeles principales, habla del poder de la Iglesia, concretamente se centra en la Compañía de Jesús y su influencia en los ámbitos económico y cultural. Y esto es, precisamente, lo que Ennio Morricone quiso representar en su obra, apoyado por corales litúrgicas, tambores nativos y guitarras españolas, a veces en la misma pieza, en un intento de captar la variedad de culturas que aparecen en la película.

Los Intocbles de Eliot Ness (1987)

Una vez más, el compositor logra captar la esencia de la película en sus piezas. En esta ocasión, la intensidad del filme es representado en forma de canciones no muy largas pero plagadas de ritmos fuertes y tan emocionantes como algunas de las escenas de la película, en contraposición con otras mucho más tranquilas a la par que emotivas.

Cinema Paradiso (1988)

La nostalgia y el toque melancólico de esta obra que tan bien acompaña a la historia narrada en la cinta, hace que a cualquiera se le erice el vello de emoción. No por nada esta creación se convirtió en uno de los himnos compuestos por el romano.

Los odiosos ocho (2015)

Cerramos esta resumida lista con la banda sonora que le hizo ganar el Óscar. Con Tarantino, Ennio Morricone volvió de alguna manera a esos años de gloria del cine western que tantas alegrías le dio de la mano de su amigo Sergio Leone. Un cierre de ciclo perfecto, pero eso sí, modernizado.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here