El Editorial: Oculus Rift y cómo morir antes de nacer

0

La noticia de esta última semana no ha sido otra que el anuncio de la cercana salida a la venta de las gafas de realidad virtual Oculus Rift, desarrolladas por Facebook, y su polémico juego. Desde FreakEliteX analizamos y opinamos sobre el fenómeno que ha supuesto en redes sociales y medios de comunicación esto.

 

Abril es el mes fijado para el lanzamiento de la gran apuesta en el mercado de Oculus Rift, el periférico de realidad virtual para ordenadores que ha sembrado la polémica más absoluta al mostrar su considerable precio: unos 599$ que, con gastos de envío, impuestos y aduanas, llegaría a España por la friolera cantidad de 699 euros al cambio.

Quizás es una cifra que, para prometer ser un dispositivo de gama alta, tampoco nos parezca del todo abusiva (aunque 700 euros es más de lo que se puede cobrar en muchos puestos de trabajo de nuestro país actualmente). Pero tengamos en cuenta que, para las prestaciones que, se supone, va a ofrecer, necesitaríamos un ordenador con grandes características para que alcancemos los requisitos mínimos que se exigen. Por tanto, la cifra subiría un poco más de lo que esperábamos. Solo el ordenador ya nos podría llegar a costar unos mil euros aproximadamente con los requisitos recomendados que dejamos aquí:

 

– Tarjeta gráfica: NVIDIA GTX 970 / AMD R9 290 equivalente o superior

– Procesador: Intel i5-4590 equivalente o superior

– Memoria: 8 GB de RAM

– Salida: salida de vídeo compatible HDMI 1.3

– Entrada: 3 x puertos USB 3.0, además de 1x puerto USB 2.0

– Sistema Operativo: Windows 7 SP1 de 64 bits u otro más reciente

 

Desde la propia página web de Oculus Rift puedes descargar una aplicación que analiza los componentes de tu PC y determina si está o no preparado para utilizar este dispositivo.

Kit de desarrollo de Oculus Rift DK2 / Foto: Oculus VR

 

La realidad es que, pese a la ilusión y ganas que parecen haber dedicado a estas gafas, su nacimiento se ve, en primer lugar, empañado de una campaña confusa en la parecían prometer un precio bastante inferior al que finalmente se le ha asignado y, en segundo, abocado a una muerte demasiado prematura por tan alto coste a pesar de que su propio creador Palmer Luckey nos haya regalado su famosa frase de: «Oculus Rift es obscenamente barato» porque alega, es un periférico de alta gama.

 

 

Nadie duda de su potencial, pero sí de su funcionamiento en el mercado porque ya no es únicamente lo que pueda llegar a ser su precio sino el del ordenador al que tiene que acompañar para que funcionen como un todo. Las esperanzas están puestas ahora en HTC Vive en colaboración con Valve y las PlayStation VR, aunque esta última parece haber desvelado hace muy poco un precio similar a las Oculus Rift mediante Amazon Canadá, que inmediatamente lo ha quitado, información extraída de Forbes y también ya anunciada aquí. Estaríamos hablando de unos 800 euros aproximadamente, incluso más caro que las de Facebook.

 

 

Si a su exagerado precio sumamos que no posee una intensa base de fans, que la polémica ha incrementado al conocerse su alto coste y que su catálogo es todavía pobre, podemos imaginar que su éxito ya no está tan garantizado. El recorrido de las gafas de realidad virtual parecía haber llegado pronto, tan pronto que parece que van a sucumbir a su propia novedad puesto que poca gente podrá permitirse un tipo de entretenimiento tan sumamente caro. El tiempo dirá qué tal irán sus ventas aunque se augura una muerte ya anunciada.

[Total:0    Promedio:0/5]