‘Dumbo’: review sin spoilers

0
Compartir

El pasado 29 de marzo llegó a nuestras pantallas el último trabajo de Tim Burton, Dumbo. En esta entrada os contamos más detalles acerca de la cinta.

Sinopsis

Dumbo es un pequeño elefante nacido en el circo de Max Medici (Danny DeVito). Sus enormes orejas le convierten rápidamente en el hazmerreír de todos, excepto de dos jóvenes niños, Joe (Finley Hobbins) y Milly (Nico Parker), los hijos de Holt Farrier (Colin Farrell), una ex estrella de circo que acaba de regresar de la guerra y que debe hacer frente a los cambios de su vida mientras se ocupa de este pequeño animal. Pero la vida de este tierno paquidermo cambiará cuando descubra que precisamente gracias a sus grandes orejas puede volar. En ese momento, el emprendedor V.A Vandevere (Michael Keaton) y la acróbata aérea Colette Marchant (Eva Green) intentarán convertirlo en toda una estrella.

Tim Burton pasaba por allí

A veces una pesadilla me desvela en medio de la noche. Vislumbro un sistema en que el individuo es lo que vale. Que no existe la igualdad social; sólo los extremos tienen cabida, o ricos o pobres. Que el capital es una enorme bestia que controla a los bancos, tácitos, sin la menor intención de ayudar al ciudadano de a pie. Que su voracidad lo arrolla todo. Luego me doy cuenta de que nunca llegue a estar soñando, que lo que me sobresalta es la realidad y su feroz vertiente capitalista.

Tim Burton siempre ha sido un bicho raro. Un cineasta demasiado singular, demasiado excéntrico para los ojos poco imaginativos que se posaban en él; un marginado. Quizá por ello, era la persona indicada para adaptar el relato de un elefante inadaptado que es objeto de mofa por la sociedad que lo envuelve.

Y aunque las adaptaciones de clásicos Disney cada vez son más innecesarias, yo albergaba ciertas esperanzas por el trabajo de Burton. Algo que me permitiera aferrarme a la magia de ese director que tanto estilo había destilado a lo largo de los años. Sin embargo, cuando uno se enfrenta a Dumbo (Tim Burton, 2019) como fan del cineasta, puede acabar con una sensación un tanto agridulce. Satisfecho por la adaptación realizada, pero apenado porque su personalidad podría ser la de cualquier autor de la industria.

Dumbo

Dumbo, una correcta adaptación Disney

Dumbo no es en absoluto el completo desastre que algunos vaticinaban, pero sí es un film con luces y sombras. La mayor de ellas, en opinión de quien suscribe estas líneas, es esa casi nula esencia Burtoniana. Es verdad que hay una paleta de colores ligeramente apagada y unos payasos algo siniestros, pero nada que haga pensar que estamos ante la mente de la que salieron fantasías adaptadas como Charlie y la fábrica de chocolate (Tim Burton, 2005) o Sweeney Todd (Tim Burton, 2007).

Por otro lado, aunque la atmósfera no le haga justicia, sí nos topamos frente a un relato muy efectivo y con un ritmo muy ajustado. Las licencias que se han tomado con respecto a la original han permitido que la cinta ahonde aún más en el mensaje que quiere transmitir: una fábula sobre el capitalismo y la agresividad de los hombres malos que acabarán destruyéndolo todo.

Del lado interpretativo deciros que contamos con muchos de los actores que han trabajado con Burton a lo largo de su carrera: Michael Keaton, Danny DeVito y Eva Green entre ellos. Keaton es el que más juego da, pero el resto también realiza una gran labpr. También contamos con la aparición de Colin Farrell -que, para alegría de todos, no está en su peor día- y una joven pareja de niños, Nico Parker y Finley Hobbins, que hará que el público infantil se implique más en la historia.

Veredicto

Dumbo es una cinta que, si bien no sorprende, sí que cumple con su condición de cuento Disney. Sin embargo, es un film que funciona mejor por cuestiones nostálgicas que por la propia personalidad del cineasta que la firma.

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario