‘Drifting Dragons’, reseña anime

Reseña sobre el anime de Netflix 'Drifting Dragons'

0

El día de hoy me gustaría hablaros en esta reseña de la última novedad anime de la plataforma Netflix, Drifting Dragons. Una serie anime de fantasía, que adapta el manga homónimo de Taku Kuwabara, licenciado recientemente por la editorial Milky Way Ediciones. Aviso, esta serie no es apta para vegetarianos.

Sinopsis

Llevan aproximadamente medio siglo recorriendo los cielos de todas las naciones en busca de alguno de los escasos dragones. El buque volador Quin Zaza es uno de los pocos barcos dragoneros que siguen en activo. ¡Aunque el principal objetivo es cazar dragones, lo que realmente entusiasma a Mika es degustar su deliciosa carne! ¡Empieza un emocionante viaje por los cielos lleno de aventuras y sueños por descubrir!

Shokugeki no Dragones

Drifting Dragons anime imagen destacada
Reseña anime Drifting Dragons

Drifting Dragons nos muestra un mundo de fantasía en el que un grupo de trabajadores de una nave dragonera cruza los cielos para cazar dragones. Posteriormente, los despiezan y los venden o cocinan, ya que son un alimento muy valioso en ese mundo. Te muestran cómo los cazan y en ocasiones recetas y cómo tratan el producto. Pero lo más interesante es que se trata de una fantasía a medias, debido a que las técnicas utilizadas y las herramientas, tanto para cazar como para el posterior despiece, son las utilizadas en la caza de ballenas en Japón. Simplemente, han cogido la profesión que existe hoy en día y la han llevado a los cielos.

Los dragones que aparecen en esta serie nada tienen que ver con los conocidos en la cultural popular. Son seres que parecen una mezcla entre medusa y babosa aladas con poderes. Son grandes pero de hostilidad dudosa, ya que en la serie aparecen momentos donde atacan al barco, el Quin Zaza, y momentos en los que ayudan a la tripulación. Y es en la hostilidad de estas criaturas donde encuentro mi mayor desagrado con la serie. Durante los primeros capítulos, muestran dragones atacando a la tripulación, y ya se te da a conocer la primera consigna de la serie: «matar o ser matado». Frase que cae en los siguientes capítulos, donde se muestra a dragones que, o bien atacan en defensa propia al encontrarse en situaciones terribles, o bien ayudan a la tripulación e incluso les ignoran.

No dudo de lo deliciosos que son o de su demanda en el mercado de ese mundo, pero la especie de mensaje que quiere dejar la serie no es de mi agrado. Justifican sus acciones con frases épicas, pero al final del día tan solo los cazan porque es su trabajo. No hay ninguna clase de razón ancestral ni lucha, tan solo capitalismo. Y por no hablar del clímax de la serie, del cual no voy a dar más detalles para no caer en spoiler, pero definitivamente se resume en la famosa campaña Pezqueñines no, gracias.

Reseña anime Drifting Dragons
Reseña anime Drifting Dragons

La tripulación

Los tripulantes del Quin Zaza son los protagonistas de las aventuras. Hay bastantes y cada uno cumple una misión en la nave, dejándonos ver cómo es el día a día en la misma. Sus funciones son variadas y sirven para acercarnos al mundo en el que viven. Dentro del grupo considero que destacan dos personajes: Takita y Mika.

Takita es una joven que se ha unido a la tripulación recientemente, y es desde su condición de nueva integrante que descubriremos cómo viven. Le explican la manera en la que se trabaja y se le explica información sobre los dragones en general. Es una buena persona, muy trabajadora y activa y es con quién pensé que encontraríamos alguna clase de crecimiento personal que la llevase a encontrar un entendimiento con los dragones. Pero nada más lejos de la realidad. Este punto es culpa mía, puesto que supuse que la historia se desarrollaría en cierta dirección, para finalmente no desarrollarse en ninguna más allá de: los dragoneros cazan dragones.

Mika, es el tripulante que más interactúa con Takita en la serie. Es impulsivo, glotón y un gran cazador. Gracias a él conocemos el lado gourmet de la serie y es el mentor de Takita. Ama su trabajo porque ama comer dragón, y en cuanto ve una presa no duda en arriesgar su vida para probar su carne. En alguna ocasión muestra cómo hacer recetas con la carne y se pasa la mayoría de las escenas comiendo o intentando hacerlo. Es la persona que impulsa al equipo y el primero en reaccionar en todas las situaciones, y quien le enseña a Takita cómo debe pensar un dragonero. Mika no ama a los dragones como se dice en la serie, Mika ama comer carne de dragón.

Y es en esta especie de zona moralmente gris disfrazada de optimismo, donde el espíritu de la serie chirría y se convierte en un panfleto procaza ballenera. En líneas generales, se puede decir que sí, que les conocemos mejor al final de la serie que al principio, pero no por ello podemos hablar de una evolución de personajes. Comienzan cazando por dinero y finalizan cazando para lo mismo.

Conclusiones

La serie tiene puntos muy buenos, como son que es divertida y dinámica. Te muestra un mundo bien construido, con unos personajes agradables la mayoría del tiempo aunque con interacciones bastante superficiales. En líneas generales, la animación 3D es buena, pudiendo lograr bastante expresividad en los rostros y su uso en los dragones da buenos momentos.

Drifting Dragons reseña anime concluciones
Reseña anime Drifting Dragons

Por otro lado, la serie es una especie de panfleto que defiende un estilo de vida real, y no de la fantasía. Oculta sus verdaderas intenciones con el argumento de mostrarnos dragones y aventuras, pero realmente se enfoca en defender una industria tradicional japonesa. Si eso es positivo o negativo os lo dejo a vosotros, ya que es una opinión muy personal, pero sin duda a la serie le hace falta alguna clase de reflexión o crítica en vez de quedarse en cazar porque algo está bueno, y menos cuando se molestan en mostrar a los dragones como seres inteligentes.

[Total: 7   Promedio: 4.9/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here