‘Casi imposible’: review sin spoilers

0
Compartir

El pasado 17 de mayo se estrenó Casi imposible, una comedia protagonizada por Charlize Theron y Seth Rogen. En FreakeliteX ya la hemos visto y en esta entrada te contamos qué nos ha parecido.

Sinopsis

Charlotte Field (Charlize Theron) es una de las mujeres más influyentes del mundo. Inteligente, sofisticada y muy preparada, es una poderosa diplomática con talento para casi todo. Por su parte, Fred Flarsky (Seth Rogen) es un periodista desenfadado, con facilidad para meterse en líos. No tienen nada en común, excepto que ella fue su niñera y su primer amor. Cuando se reencuentran inesperadamente, conectan de inmediato. Charlotte, que se está preparando para presentarse a la Presidencia, contrata a Fred como redactor de discursos, para consternación de sus asesores de confianza. La química irrefrenable entre Charlotte y Fred les conducirá a un romance alrededor del mundo y una serie de inesperados incidentes.

Casi imposible: más convencional que gamberra

Otra de las perlas que nos ha dejado la sociedad contemporánea es la manía del estereotipo. Todo lo que nos rodea está siendo constantemente analizado, sometido al escrutinio público y siendo comparado con unos cánones dictados por unos pocos. La ciudadanía, convencida de lo contrario, siempre ha creído tener una opinión formada, aislada de las tendencias marcadas por el mercado. Pero la realidad es bien distinta, el rechazo es más que latente cuando nos topamos con cosas que no se adaptan a la imagen que la sociedad nos ha dado de ellas.

Tratándose de una película protagonizada por Charlize Theron y Seth Rogen, lo primero que se me pasaba por la cabeza al enfrentarme a Casi imposible (Jonathan Levine, 2019) era saber hacia dónde se decantaría la propuesta. Pensaba en si la incursión de Theron sería una especie de catalizador o si, por el contrario, la presencia de Rogen haría que el film se decantara por el humor gamberro más exacerbado del canadiense. Finalmente, me he encontrado con una cinta que no apuesta de manera directa por ninguna de las dos vertientes, aunque sí siente cierta predilección por la primera.

Y es que Casi imposible es una comedia entretenida pero que no trata de sobresalir en ninguno de sus apartados. Es una película que no busca la carcajada fácil y que prefiere apostar sus esfuerzos a una trama que abraza de manera desenfadad la crítica social y el debate moral.

Casi imposible

Charlize Theron, la vis cómica del activismo

Precisamente, es en la parcela narrativa donde Casi imposible lanza algunas perlas al espectador que se perciben de manera estimulante. Se habla de activismo, de política social justa y, como habitualmente, del rol de la mujer en el panorama actual. Una decisión totalmente acertada que convierte a Rogen en un periodista que quiere hacer justicia con sus escritos y a una Theron con moral e ideales que lucha contra la fortaleza de un sistema que no parece dispuesto a escuchar su voz.

Y esa combinación entre Rogen y Theron fuerza a que ambos deban sacar lo mejor de su repertorio al alejarse de su zona de confort; él tratando de lucir estilo y elegancia -aunque sin demasiado esfuerzo, pues su personaje tampoco lo acaba requiriendo- y ella explotando una vis cómica que pocas veces se ha promulgado en la sudafricana. Un planteamiento que permite disfrutar de una Theron realmente divertida que protagoniza algunas de las mejores escenas de la cinta -ese momento éxtasis es lo más-.

Por tanto, lo que la cinta no explota en su parcela cómica -aunque sí hay ciertas situaciones bastante graciosas-, lo gana en profundidad argumental. Sin llegar a destacar, la combinación de factores hace que la cinta sea, si más no, entretenida y agradable para el espectador.

Veredicto

Sin caer en la comedia fácil de trabajos anteriores como Memorias de un zombie adolescente (2013) o Descontroladas (2017), Jonathan Levine crea con Casi imposible una cinta muy disfrutable que coquetea sin complejos con la crítica social más liviana. Una inesperada combinación que funciona de manera casi tan extraña como su dupla protagonista porque, queridos amigos, no se me ocurre una pareja más variopinta que Seth Rogen y Charlize Teron; ¡malditos estereotipos!

[Total:5    Promedio:5/5]

Deja un comentario