‘Boku dake ga Inai Machi’: el anime de la temporada

0

En un principio resultó ser una grata sorpresa, pero después de 4 capítulos emitidos, y teniendo en cuenta el nivel del resto de series emitidas actualmente, podemos afirmar sin miedo que Boku dake ga Inai Machi es el anime del temporada.

En este artículo vamos a intentar comentar y analizar en detalle algunos de los motivos por los que consideramos a este anime todo un éxito dentro del entorno en el que se mueve: el mundo del anime. Lo cierto es que muchos fans de este medio coinciden en que la mayor parte de estrenos son mediocres y se conciben únicamente con el objetivo de sacar beneficios —muchos de los animes estrenados esta temporada hacen uso gratuitamente del fanservice en personajes femeninos— y no con el de contar una verdadera historia.

Dentro de este cosmos donde conviven series sobre chicas pechugonas sin personalidad, protagonistas masculinos incomprendidos y rodeados de chicas guapas, mechas, muchos colores, magia y universos sin sentido, emerge un pequeño milagro como es Boku dake ga Inai Machi. La historia no es especialmente compleja: un chico sin meta ni pasión tiene un extraño poder: puede retroceder en el tiempo para evitar catástrofes, hasta que un día le ocurre una desgracia y sucede algo inesperado.

Evidentemente, aquí no encontraréis ningún spoiler —lo anteriormente descrito forma parte de la sinopsis de la serie—, primero, porque aún no ha terminado la serie, y segundo, porque sería poco respetuoso destripar una trama que podéis disfrutar vosotros mismos en carne propia. La trama no es indescifrable, pero es lo suficientemente compleja para mantenernos en tensión y querer conocer más sobre este universo que plantea algunas preguntas como: ¿Por qué el protagonista tiene ese poder? ¿Qué es lo que tiene que detener?

Sus personajes están bien construidos y funcionan porque no actúan para contentar al público, sino que simplemente son. Respiran, tienen conciencia y actúan en base a sus ambiciones e ideales: tenemos a un prota soso y sin especial carisma, a su compañera de trabajo siempre alegre, a su madre orgullosa y contestona y a una amiga de la infancia misteriosa, entre otros. Todos ellos tienen una importancia y una función que desempeñan bien y que aporta a la historia toques de humor, seriedad y drama necesarios para hacer una serie de calidad.

 

Su animación es muy buena e imaginativa: resulta curioso el formato empleado para narrar el «pasado» y el «presente», dando una sensación de flash-back muy cinematográfica con recursos bastante poco empleados en el mundo del anime. Los movimientos y las imágenes fluyen y ciertas escenas oníricas acompañan perfectamente al tono y halo de misterio que envuelven a este historia sobre rehacer el pasado. Ah, y tiene una banda sonora bastante buena, con un opening genial de ASIAN KUNG-FU GENERATION (Naruto) que no incluimos en el top openings de este temporada a la ligera —ocupa el segundo puesto nada más y nada menos—.

Quizás no tiene mucho sentido recomendar una serie cuando aún no ha finalizado su emisión, pero en base a lo ya visto, Boku dake ga Inai Machi es uno de las mejores apuestas de este temporada con una historia interesante, una animación excelsa y unos personajes bien construidos. En MyAnimelist —una de las mayores bases de datos de anime y manga— es la segunda serie en emisión mejor valorada —solo por detrás de Gintama— y se encuentra en el puesto número 13 de los animes más populares del mundo.

La popularidad de Boku dake ga Inai Machi viene acrecentada, además, por el manga homónimos en el que está basado del mangaka Kei Sanbe que lleva publicando la serie desde 2012 y que ha ganado una gran aceptación de público y crítica durante los últimos años. En España es Norma Editorial la encargada de publicar este manga bajo el título de DESAPARECIDO que además se encuentra entre los mangas más vendidos en tiendas españolas —supones que por el auge de su anime—.

Si os gusta el anime y, en general, las buenas historias, Boku dake ga Inai Machi es, sin duda, una inteligente elección. El tiempo dirá si detrás de toda su parafernalia existe de verdad una serie buena y verdadera, pero de momento solo os podemos animar a que le echéis un vistazo, porque no tiene ningún desperdicio.

Un aspirante a mangaka no consigue encontrar su sitio. Le falta pasión, empatía con sus semejantes, y no consigue crear historias que conecten con el público. Lo que nadie sabe es que posee una especie de «poder especial» que le permite ayudar a sus semejantes, pero un día, intentando evitar una desgracia, algo sale horriblemente mal…

[Total: 1   Promedio: 2/5]