Análisis de ‘Ruiner’

0

¡Buenas tardes queridos y queridas! Espero que hayáis tenido un verano lo más tranquilo posible y ante todo seguro. Recordad seguid tomando agua, caminad en la sombra y llevad siempre la mascarilla. Que ante todo os queremos sanotes. Hoy os traigo la review de uno de los juegos más interesantes a nivel conceptual que he tenido la oportunidad de jugar: Ruiner. Antes de nada, eso sí, quiero agradecer a Reikon Games y a Cosmocover por la oportunidad de poder jugar a esta entrega.

Ruiner: ¿La trama es la esencia?

Análisis de Ruiner
Análisis de Ruiner

Como os comentaba al comienzo, Ruiner es el nuevo juego de acción —pura y dura— de Reikon Games; ha sido distribuido por Devolver Digital. Ahora sí que sí, el juego. Nos encontramos en un mundo futurista donde la violencia es el único lenguaje que se habla. Nada más empezar, despiertas como un hombre cuyo atributo más característico es el casco que lleva. Conforme vas avanzando en lo que parece ser un laboratorio descubres que tienes una única misión: KILL THE BOSS.

Te encuentras en un lugar conocido como CIELO, y tú debes matar a su jefe. ¿Por qué? No lo sabes, pero por algún motivo estás dispuesto a llevarlo acabo. Y entonces, en el mismo momento en el que te encuentras cara a cara con el enemigo, justo en ese instante, una mujer conocida como ELLA consigue hackear tu cerebro- Lo hace a través del casco que llevas para así impedir «una tragedia con terribles consecuencias». Tras esto, ELLA te transporta al peor barrio de la ciudad y te cuenta que tu cerebro ha sido hackeado por un usuario llamado MAGO y que han secuestrado a tu hermano.

A medida que avanzaba, me di cuenta de que la trama pasaba a un segundo plano, pero… ¿Por qué? ¿Cómo la trama de un videojuego podría pasar a un plano menos relevante? La respuesta es sencilla: la belleza y la esencia de Ruiner se encuentra en su diseño y concepción de personajes, escenarios y campos de batalla.

Diseño de los escenarios: el perfecto mundo distópico

Análisis de Ruiner

En 1982, llegó a los cines una película de Ridley Scott basada en un libro publicado veinte años antes. Su nombre era ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?. Por su parte, la llegada de Blade Runner supuso ver en pantalla un mundo distópico futurista donde los robots o avances tecnológicos dominaban por completo el escenario. Además, Ghost in the Shell se coronó en 1995 como una de las mejores películas de ciencia ficción; a día de hoy es considerada como una obra de culto que ha servido de inspiración para otras obras cinematográficas.

Ahora bien, ¿por qué tales ejemplos? Muy sencillo. En todas aquellas obras existía un detalle en especial que se convertiría por excelencia en el elemento más característico de estos mundos y que se aprecia en Ruiner: las luces de neón. Por algún extraño motivo, los neones se han convertido en un elemento clave. Entre otras cosa, sirven para poder encajar dicho mundo en el imaginario colectivo con lo que se entiende como “mundo distópico”.

Ruiner, así, consigue crear unos escenarios perfectos plagados de neones, tecnología punta y destrucción.

Personajes

Análisis de Ruiner
Análisis de Ruiner

A la hora de hablar de los personajes, cabe destacar a tres de ellos (el último se refiere a un grupo en particular):

En primer lugar, ELLA. ELLA es la perfecta representación de un personaje femenino en esta clase de mundos. Recuerda —especialmente— a Motoko Kusanagui de Ghost in the Shell: pelo corto y flequillo recto abundante. Es una joven de mirada sombría, lleva unos cascos coronados con un “BAD” y una tirita en su mejilla derecha. ELLA te ayuda a partir del nivel 2 y cataloga cada enfrentamiento que tienes desde D- a S+. Siempre está dispuesta a ayudarte y desprende un aura cálida en el fondo. Inclusive, te llama «cachorro» de forma cariñosa. Sin embargo, en este mundo, y a tenor de las circunstancias, puede que no sea un mote muy agradable.

Seguimos con MAGO, cuyo diseño es uno de mis referido con su chaqueta ancha, su pelo engominado y sus gafas de sol increíblemente grandes; estas últimas recuerdan a un dispositivo de VR. Algo que me gusta de la presentación de personajes es que antes de enfrentarte a él te da tres características o cualidades del personaje. En el caso de MAGO te presentan las siguientes:

  • Hacker chapucero
  • Cobarde ambicioso
  • Te controló y de dejó moribundo

Y por último, pero no menos importante, los mejores personajes del juego. Cada uno es maravilloso y transmite un mensaje duro y letal: Los FRIKIS. Efectivamente, como lo oís. ELLA nos describe a los FRIKIS, y cito literalmente, como “gilipollas, pero letales”. Vamos, que me ha descrito a mí; no sé como lo veis. Los FRIKIS viven en las profundidades del barrio donde te encuentras. Es decir, que si el barrio donde te encontrabas era lo peor de lo peor, imagínate donde has tenido que meterte para poder encontrar al MAGO.

El escenario de los FRIKIS es como la cúpula del trueno de Mad Max, pero en modo garaje y con más armas y fuego. Y sin ir más lejos, tanto el diseño de los FRIKIS como el escenario es como viajar entre Ghost in the Shell Mad Max. O como a mi me gusta llamarlo: una fantasía.

Ruiner: la experiencia y el juego en sí

Análisis de Ruiner

Una vez analizado el propio juego en sí con su historia y diseños, toca hablar de la jugabilidad y la presentación de este. Algo que adoré de Hellblade: Senua’s Sacrifice era la posibilidad de modificar el brillo de la pantalla para poder así disfrutar al 100% de los escenarios y de la propia paranoia de la protagonista. Ruiner opta por esta posibilidad al comienzo del juego. Es más, consigue reducir todo a una oscuridad palpable en la que solamente los neones se aprecian con nitidez; es recomendable jugar con la mayor oscuridad posible.

Y no solo eso. La oscuridad representa el mundo en el que te mueves: vacío, donde estás solamente tú, puede que tengas ayuda, pero siempre estarás solo. Otro detalle increíble —apreciable sobre todo en el primer nivel— es que, si te quedas quieto, el mando vibra y aparece en la pantalla las palabras KILL THE BOSS junto con un audio modificado para que suene profundo y mecánico. No tienes escapatoria. No puedes descansar a pensar. Y no tienes control sobre tus actos, porque siempre te recuerdan que tú solamente estás ahí para matar al jefe.

Ruiner habla sobre como el control de las personas es tan sencillo gracias a la tecnología que da incluso hasta miedo. Una sensación parecida tuve en su momento al leer 1984 de George Orwell, el cual (básicamente) habla sobre como te observan para que vean que cumples con el orden establecido. Ruiner habla de lo mismo sumado a la tecnología más desarrollada.

Pero más allá de los mensajes o el subtexto de la obra, Ruiner es un juego de no parar: dispara, golpea cabezas, cambia de armas por otras con munición y consigue karma para poder canjear otras habilidades como escudos de fuerza o sprints para poder aniquilar con más rapidez a los grupos de enemigos.

Conclusiones

He disfrutado con Ruiner. Mucho más allá de la historia, lo increíble es el diseño, la mezcla de las inspiraciones de obras cinematográficas anteriores para poder crear un perfecto mundo distópico con toques de cyberpunk. Ruiner tendrá una duración de unas seis horas en la que todo es un no parar, y a pesar de que tienes que estar constantemente alerta, consigues disfrutar de este mundo gracias al poder realizar misiones secundarias o poder interactuar con las personas del barrio.

De nuevo, muchísimas gracias por darme la oportunidad de poder dar mi opinión y analizar este juegazo. Se despide, Nami.

Sobre todo para los amantes del cyberpunk

Análisis de Ruiner. Clave de juego para Nintendo Switch cedida por Devolver Digital.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here